domingo. 03.03.2024
El tiempo

Daniel Valera: "En un tema como la pederastia, tolerancia cero"

Daniel Valera Hidalgo, uno de los sacerdotes más carismáticos de Huelva, aborda en la entrevista de Rincón Choquero los grandes temas que afronta la Iglesia de hoy. Analiza la crisis de fe que vive la sociedad, la carencia de vocaciones y habla del papel de la mujer en la Iglesia y también de la pederastia.
Daniel Valera: "En un tema como la pederastia, tolerancia cero"

Es un lujo y un orgullo tener esta semana en este Rincón Choquero a Daniel Valera Hidalgo, un sacerdote que nació en Cortegana en el seno de una familia cristiana de clase media, compuesta por sus padres y seis hermanos. En 1973 fue ordenado por lo que el próximo año 2023 cumplirá sus Bodas de Oro sacerdotales. Actualmente sirve a la Iglesia de Huelva en la Parroquia de Ntra. Sra. Estrella del Mar  (La Milagrosa) donde dice sentirse tan feliz como en sus primeros años de sacerdote.

Es un testigo predilecto del desarrollo de Huelva y del camino de la Iglesia a la que ha servido en puestos de alta responsabilidad. Le correspondió, como Vicario Episcopal de Pastoral, preparar las Bodas de Oro de la Diócesis en el año 2004 y gozó de la confianza de los diferentes obispos que han servido a nuestra Iglesia. Según él, lo importante no es el puesto, más o menos relevante, lo verdaderamente importante es dedicar la vida para que la gente conozca, ame y siga a Jesucristo.

Lo conocí personalmente hace bastantes años en una Tertulia Recreativista. No en vano jugó como portero en el equipo de su pueblo. Y desde aquel momento pude percatarme de que se trataba de una persona afable, empática y servicial, además de futbolera. Y al instante nació una buena amistad que obviamente con el paso de los años se ha incrementado.

Para descubrir un poco más a nuestro protagonista nos pusimos en contacto con él para hacerle una entrevista. Y con la afabilidad y cortesía que le caracteriza accedió a la primera. Así que vamos a ello.

En tu dilatada carrera sacerdotal ¿qué ministerios has desempeñado?

Durante cuarenta y nueve años de vida sacerdotal han sido muchos los servicios encomendados en la Iglesia de Huelva. De todos ellos, los más significativos han sido: los de formar a los futuros sacerdotes en tres etapas diferentes, recién estrenado el sacerdocio y en edad madura como Formador y profesor, y ya en los últimos siete años como formador. Otros servicios han sido la juventud y la familia, diferentes parroquias en pueblos y en la ciudad.  Parroquias de Santiago Apóstol y la Catedral, profesor en la Universidad durante doce años y las Vicarías Episcopales de Pastoral y de Transmisión de la Fe. Actualmente al servicio de la Parroquia Estrella del Mar en la ciudad. En todos los servicios con una gran ilusión, responsabilidad y deseos de hacer el bien.

Por cierto de niño todos soñamos con ser algo de mayor ¿Cuál era tu sueño?

Mi sueño desde joven era ser futbolista y dedicarme al servicio de los demás como futuro médico y/o profesor.

 

¿Cómo surge tu inquietud por el sacerdocio?

Ya siendo joven, a partir de una convivencia juvenil en la que se habló de la llamada de Jesús a los primeros discípulos; y me pregunté: Y yo ¿por qué no? Y, sobre todo, la relación cercana a los jóvenes de mi pueblo y su búsqueda de sentido a la vida.

¿Cómo recuerdas el día de tu ordenación sacerdotal?

Fue un día muy emotivo. Un día de acción de gracias a Dios que me llamó y de compromiso formal para servir a mis hermanos. Fue curioso, en esos días mis feligreses de Cartaya me regalaron la ropa de portero de fútbol y el equipo en el que jugaba, el C.A. Cortegana, el cáliz y la patena.

 

Tú que has sido rector del Seminario.  ¿Por qué dirías que cada vez hay menos sacerdotes? Piensas que en pocos años habrá problemas para cubrir todas las parroquias

Son muchas las causas. Pero, a bote pronto, señalaría la descristianización de la sociedad, la revalorización de la vocación cristiana a partir del Concilio Vaticano II y, finalmente, hay crisis de “llamados” porque hay crisis de “llamadores”. Es decir de hermanos sacerdotes que tratemos de ser testigos de la belleza del sacerdocio con palabras y obras.

¿Puede pasar la solución por incorporar a la mujer al sacerdocio?

Sobre este tema la Teología tendrá que seguir profundizando para ver claro si la llamada por parte de Jesús era con “intencionalidad expresa” o es que él se adaptó a la cultura de su tiempo. Sin embargo, en una Iglesia Sinodal “en la que todos tenemos protagonismo” no sería algo relevante eclesialmente, aunque sí mediáticamente, pues en definitiva, todos por el bautismo somos “discípulos-misioneros”.

A tus 74 años, ¿ de qué manera  llena el tiempo un cura jubilado, máxime cuando has sido un sacerdote muy activo. O los curas nunca se jubilan?

Actualmente estoy jubilado por lo civil, pero “siempre sacerdote”. Los “curas” nunca se jubilan, pero a partir de los setenta y cinco años podemos colaborar en modos diferentes.

Crees que con el Covid y ahora con la guerra de Ucrania hay  crisis de fe

Tanto el Covid como la situación en Ucrania provocan actitudes diferentes. A unos les ayudarán a plantearse la fe, expresada en múltiples signos de solidaridad, a otros les supondrá una dificultad.

Hablando de la maldita pandemia ¿has llegado a tener miedo en algún momento?

Miedo nunca, pero sí preocupación. No obstante, Dios no manda el Covid pero sí nos habla a través de dicho acontecimiento como a través de muchos otros.

Hay un tema muy polémico que ha puesto en jaque a la Iglesia como institución en los últimos tiempos y no es otro que la pederastia ¿qué opina al respecto?

Como ha señalado el Papa Francisco, se trata de una tragedia. Sobre todo por las víctimas inocentes a las que hay que ayudar, acompañar y resarcir. En un tema como este, tolerancia cero. Aprender la lección. No justificar nunca, ni siquiera si sólo se tratara de un caso.

Cambiemos radicalmente de tema. Sé que eres futbolero, de hecho dicen que eras un buen guardameta, aunque las malas lenguas dicen que encajabas pocos goles porque jugabas con sotana…jejeje ¿qué hay de cierto?

Según los entendidos estaba bien dotado para ser un buen futbolista –como portero-. Su práctica como seminarista y sacerdote me ayudó a estar y acompañar a los jóvenes y desde la libertad proponerles un sentido cristiano de la vida. El fútbol es una gran escuela de valores.

Por cierto, también se dice que al igual que yo tienes el corazón compartido entre el Sevilla y el Recre ¿Qué te parece la temporada que están llevando a cabo, tanto uno como otro?

¡Buena temporada! El Sevilla para optar al título de campeón de liga debería ser más agresivo, aunque es verdad que las lesiones lo han mermado. El Recre, bien, pero hay que seguir hasta llegar, al menos, a la segunda división.

Estamos llegando al final de esta entrevista mi querido Don Daniel, persona siempre comprometida con las cosas de Huelva. Muchas gracias por prestar tu tiempo a los lectores de esta sección. Y no sé si te gustaría añadir alguna cosa más que no te haya interpelado durante nuestra conversación

Gracias por la entrevista. Decirles a los jóvenes que la lean que “ser sacerdote merece la pena y es una misión apasionante”. Si volviera a nacer, lo sería, si Dios me llamara.