sábado. 13.04.2024
El tiempo

El enfermero Abrahán Hidalgo considera que la labor de los políticos en la Covid “es y ha sido catastrófica”

Esta semana se asoma a esta vuestra sección un testigo directo del ámbito sanitario. Entrevistamos a Abrahán Hidalgo Álvarez, diplomado en Enfermería por la Universidad de Huelva, máster de Gestión en Enfermería y experto en Enfermería, que actualmente ejerce su profesión en el quirófano de traumatología del Hospital Juan Ramón Jiménez de nuestra capital.
El enfermero Abrahán Hidalgo considera que la labor de los políticos en la Covid “es y ha sido catastrófica”

Durante esta crisis sanitaria todos los profesionales del sector están trabajando de manera intensa en la lucha contra la Covid-19. Para conocer con mucho más detalle toda la labor que están realizando, esta semana se asoma a esta vuestra sección un testigo directo del ámbito sanitario. Entrevistamos a Abrahán Hidalgo Álvarez, diplomado en Enfermería por la Universidad de Huelva, máster de Gestión en Enfermería y experto en Enfermería, que actualmente ejerce su profesión en el quirófano de traumatología del Hospital Juan Ramón Jiménez de nuestra capital.

A nuestro protagonista lo conozco desde la cuna, ya que es hijo de dos buenos amigos como son José María y mi paisana Guille. Desde pequeño ya pude percatarme que era un niño muy educado, responsable, afable y empático. Pero con el paso de los años he podido darme cuenta de que se ha convertido en un prestigioso profesional y un gran padre de familia, algo que ha sabido combinar a la perfección ya que en ambas facetas ha logrado triunfar.  Eso sí, no olvidemos el refrán que dice: “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer” y Bárbara Martín Pérez, es la culpable de que este dicho se cumpla en la vida de nuestro entrevistado....

Con él nos pusimos en contacto para repasar la actualidad sobre la Covid y para que ustedes mis queridos lectores lo conozcan un poco más. Y con esa sencillez y amabilidad que le caracteriza accedió de momento a la petición, así que vamos allá.

- Aunque en la primera ola casi todas las personas salíamos a las 8 de la tarde a los balcones para solidarizarnos con vuestro trabajo, no es menos cierto que también hubo algunos profesionales que se encontraron con vergonzosas notas de vecinos, pidiendo que se buscasen otro lugar para vivir hasta que pasase la pandemia. ¿Cómo viste esa contradicción de algunos insolidarios ciudadanos?

- Sinceramente los primeros días de los aplausos me emocionaba y pensaba que la gente de verdad está con nosotros, aprecia nuestro esfuerzo, nuestro trabajo, nuestro riesgo, pero con el paso del tiempo ves que empieza a sonar como rutina y aparecen mensajes o notas como los que mencionas que te hacen ver hasta dónde llega el ser humano, no todos gracias a Dios. Al final el valor que te dan es ínfimo e incluso muestran su cara más egoísta y te mandan el mensaje subliminal de: “Tú dedícate a salvarnos, pero lejos de nosotros, no sea que me vayas a contagiar”. Sinceramente sentí una profunda tristeza al ver mensajes como estos.

- ¿En la primera ola pasaste miedo por la falta de medios?

- En cuanto a la falta de medios sí pasé mucho miedo. Primero porque no los tenías ni lo esperabas. Yo trabajo en una unidad especializada, como es el quirófano, pero abierto a que te pudieran mandar a cualquier otra unidad del hospital por necesidades y en el quirófano siempre hemos contado con mascarillas, gel hidroalcohóli­co, batas,…. cualquier tipo de protección y ves que de un día para otro no tienes nada o limitado en número, mascarillas que tienes que reutilizar, protecciones que tienes que comprar tú de tu dinero, en definitiva, entre el desconocimiento y la falta de medios, pasas auténtico terror, tanto por lo que te supone personalmente o por lo que puedes llevar a casa a los tuyos.

 - ¿Cómo estáis afrontando esta segunda ola, estáis mejor preparados?

- Sinceramente en la segunda ola hay miedo, aunque más respeto que miedo por lo que ves alrededor tuyo, compañeros y demás. Sí es cierto que estamos “más tranquilos” porque parece que la mascarilla y las protecciones que nos ponemos te evitan contagios, estás más alerta, conoces más las formas de contagiarte y tomas las medidas de forma más “rutinarias”, más mecánicas y sí hay más medios que en la primera ola. No obstante, el mayor conocimiento de algo desconocido te libera de ciertas tensiones y de ciertos miedos que pasan a ser menos duros, aunque el miedo siempre está ahí, porque ves compañeros, amigos, conocidos que en la gran mayoría lo pasan de manera asintomática o con poca sintomatología, pero también ves lo contrario que en gente joven la cosa se complica, no nos podemos descuidar.

 - ¿Qué opinas en cuanto al número de fallecidos?, ¿piensas que las cifras que nos da el Gobierno son las reales?

- Pienso rotundamente que en la primera ola todos los datos estaban o bien falseados o bien encubiertos. Las cifras no eran reales ni de contagios ni de fallecidos. A la vista están los resultados entre una ola y la otra, sigue habiendo fallecidos y muchos, pero son menores y la cifra de contagios que aparecen son mucho mayores. También es cierto que ahora se hacen muchas más pruebas y es normal que los datos de contagios sean mayores, y también es cierto que en la primera ola al estar confinados el riesgo de contagios era menor, pero los datos de fallecidos no eran los reales, y ahora quiero creer que sí.

- ¿Crees que la pandemia os puede estar afectando psicológicamente? 

- Al 100% sí. Algunos “parecen” llevarlo mejor porque dicen no tener miedo, lo cual no me lo creo porque entonces es que le das poco valor a la vida y otros lo llevan muy mal. Yo por ejemplo me considero que me encuentro en el término medio, no tengo pánico pero sí miedo o, al menos, bastante respeto, tanto es así que mi vida ahora es trabajo superprotegido, casa y nada de vida social salvo llevar a mis hijos a sus actividades deportivas, no hay más, siempre digo que si Dios nos da salud, tendremos tiempo de disfrutar y aprovechar este tiempo perdido, pero para eso hay que cuidarse hoy.

Y, es más, nuestro hospital (HJRJ) ha habilitado una consulta de psicología para los profesionales que necesiten de ella, desconozco los números pero a buen seguro que son muchos los compañeros que asisten a ella.

- ¿Cómo valoras la labor de los políticos en esta pandemia?

- Muchos no se quieren mojar en público sobre la labor de ellos, pero yo personalmente digo que ha sido y es catastrófica. En la primera ola a nosotros, los sanitarios, nos dejaron solos en la guerra a pecho descubierto, sin armas, y muchos cayeron en la batalla, entiendo que pudiera haber desconocimiento, pero para ello está ser consciente y tirar de los verdaderos expertos, no de ese comité inventado que nos hicieron tragar a todos, pero sí tirar de gente de otros países que si funcionaban bien en esta lucha y pedir consejos, ayuda, a muchos les cuesta pedir ayuda, pero el orgullo hay que dejarlo para tiempos mejores, aquí estamos hablando de vidas, y se podían haber evitado muchas muertes.

Hablo de mi terreno, porque si me meto en todos esto sería interminable, y ahora nosotros tenemos otra vara de medir si estamos en contacto con positivos… Tienes que seguir trabajando mientras otros no, deben confinarse… Pero bueno gracias a Dios los números de contagios entre profesionales sanitarios ha descendido y muchos son contagios en su vida externa a la profesión. En definitiva, esto daría para hablar mucho y mi opinión es que peor es imposible hacerlo.

- ¿Cuál es tú opinión en cuanto a la forma de tratar la pandemia por parte de los medios de comunicación?

- Los medios de comunicación han tenido una tarea dura, porque transmitían datos que ellos seguro que pensaban igual que el 95% de los españoles, que no eran reales, pero eran los que les aportaban. Sinceramente todos hemos estado expectantes a esos datos a diario para saber cómo íbamos o cuánto nos quedaba de batalla.

- Ya se están poniendo las primeras vacunas, ¿los sanitarios os la tenéis que poner obligatoriamente y que opinión tienes?

- Nosotros, en principio, no hemos recibido ninguna información al respecto, ni de cuándo ni cómo ni si son obligatorias para nosotros.

Mi opinión es clara, las vacunas son necesarias y esta no va a ser menos. Es más, la evidencia nos dice que hay que ponérsela, distinto es que ¿cuánto de desarrollada o de eficaz es o será? A día de hoy lo desconocemos, pienso que es pronto para desarrollar una vacuna “eficaz” para un mal tan grande que ha provocado en el mundo, y cuando digo el mundo son países desarrollados con multitud de medios y países subdesarrollados, pero sí creo que será la principal arma para acabar con esta pesadilla, además de la conciencia humana.

Yo, en su debido momento, me la pondré igual que me pongo la de la gripe todos los años, esto también entra dentro de la conciencia humana.

- ¿Qué te parece las medidas que ha tomado la Junta en cuanto a la apertura de la movilidad en navidades?

- Otra respuesta a pesar que me duela por amigos y familiares, que tienen gente fuera, no soy partidario de la apertura de la movilidad, pienso que unas navidades “distintas” pueden hacer darle la oportunidad de vivir muchas navidades “iguales” o festivas como hasta ahora, con esto me refiero a que es mejor vivir unas navidades sin contactos externos, sin vida social activa y quizás el año que viene o si hay que esperar dos años podrás encadenar muchas más disfrutándola a tope sin restricciones y gozando de salud con todos los tuyos.

-  ¿Que le dirías a tanta gente insolidarias que no cumplen con el protocolo y están poniendo en riesgo a los demás? 

- Bueno, esto merece un capítulo importante en lo que actualmente vivimos, hay muchas formas de ser irresponsables, y va desde el que está de fiesta sin medidas en un grupo amplio como al que se le prohíbe desplazarse de una localidad a otra y se inventa una cita médica o una academia del hijo para desplazarse, ambas son gente insolidaria, con distinta vara de medir, pero ambos incumplen con las normas, y después pagan gente que necesitan de manera vital una consulta o una asistencia médica y se encuentra con un sistema sanitario colapsado,… es muy muy triste que en pleno siglo XXI ocurran cosas como esta de tanta insolidaridad e inconsciencia.

- Ahora que está finalizando 2020, ¿qué balance harías de un año en que la Covid-19 ha hecho tantos estragos?

- Pues el balance que se puede sacar es ciertamente negativo, con mayúsculas en todos los terrenos: el económico, el social, el afectivo… Ha hecho un daño espero que reparable a nivel mundial terrible, pero que creo que con esfuerzo de todos, los conscientes e inconscientes, saldremos adelante.

Sacar algo positivo de esto es difícil, pero bueno en mi campo profesional podemos sacar que aunque sea con algunos daños irreparables como las pérdidas humanas, hemos de decir que tenemos grandes profesionales que nos sacan a diario de situaciones muy graves de salud, que hemos unidos ciertos cuerpos profesionales como son los de la seguridad, la sanidad, el comercio… Y que también dentro de tanto insolidario se ha visto a mucha gente solidaria, además espero que esto nos haya servido para valorar más la vida y pensar que cualquier día precovid19 era un auténtico regalo de la vida, y que tenemos que luchar por volver a ese regalo diario, por muy monótono que nos pareciera.

- ¿Cuál es tú opinión en la ‘guerra abierta’ entre enfermeros y las farmacias en cuanto a que se puedan hacer los test de antígenos del coronavirus en los citados establecimientos?

- Creo que como todo es algo que le corresponde a quien le corresponde, y esos test deben estar siempre bajo un control sanitario porque muchos pueden lucrarse de estos.

- ¿En qué situación están las tasas de ocupación de camas por pacientes Covid?, ¿podríamos tener en Huelva saturación?

- En Huelva en ambas olas hemos estado al límite, y hablo en pasado porque la primera ya pasó con datos muy ajustados y ahora parece que la segunda va de ‘paso’ y estamos disminuyendo el número de ingresos, número de contagios y número de pacientes ingresados en UCI, y hemos temido por el colapso o saturación, pero también es cierto que hemos salido “indemnes” en cuanto a decir, “no tenemos una cama más para un paciente que lo necesite”, así que en ese aspecto hemos pasado dos momentos críticos sin tener que lamentar o tener que hablar de saturación, aunque hemos estado cerca. Esperemos que en la tercera ola, porque la habrá, nos coja aún mejor preparados y con menor incidencia y no llegar al “casi” saturados.

- Cambiando de tercio, como sé que eres un fiel seguidor del Recre, ¿cómo estás viendo al equipo?

- Jejeje, como me conoces, pues bien, escucho el mismo discurso de siempre, “el tenemos mejor equipo que el año pasado”, y si fuera así respecto a hace 4 años tendríamos ya un equipo ‘champions’, y no es así, hay que ser realistas y tenemos jugadores muy buenos, jugadores buenos, jugadores normales y jugadores no tan buenos. Me gusta eso del ‘choquerizar’ (de choquero) la plantilla, y mejor aún podía ser con gente de Huelva que no está aquí, pero tenemos ciertas zonas descompensadas y está claro que a domicilio el equipo no funciona, y actualmente, el campo no debería afectar porque la presión ambiental no existe y no es normal venir de ganar un 6-0 ante un rival que lo consideres como quieras y después vayas fuera y no seas capaz de sacar un punto ni por equivocación.

- Por cierto, me dicen que tu hijo Álvaro va para pelotero caro. Cuéntame, pues me comenta que es un mago con el balón

-Jajaja, para pelotero caro seguro que no, eso es muy difícil. El mundo del fútbol ahora que me he adentrado un poco en él gracias a mi hijo es muy difícil y además hay que tener suerte y estar el día “D” a la hora “H” con la persona indicada.

Él es cierto que ha tenido una progresión muy grande, sobre todo en los dos últimos años, aunque siempre se ha sabido defender, y se caracteriza por las ganas de aprender que tiene a diario, y el trabajo. Verlo entrenar o jugar es digno de ver porque parece que se juega la vida en cada uno de ellos. A luchador y trabajador creo que pocos lo superan, después está el resto… Él juega de medio centro en el CD.1889 y bueno como tú dices hay entrenadores que le dicen eso de mago del balón y esas cosas pero él es de los que tiene los pies en el suelo y piensa que cada día es una oportunidad para seguir creciendo.

Ahora también ando empezando en el mundo del baloncesto porque mi hijo, el pequeño, Hugo, le gusta y ha empezado este año y ahí andamos, son unos cracks. Me encanta que hagan deporte.

-Muchas gracias por prestarme tu tiempo. ¿Te gustaría decir algo más que durante la entrevista que no te haya preguntado?

Nada más. La verdad que estas cosas me gustan, me gusta abrirme al público y dar mi opinión sobre las cosas y tú me has brindado la oportunidad de hacerlo, así que estoy encantado y dispuesto a colaborar cuando haga falta contigo. Me has abordado en temas que soy un apasionado de ellas como son mi trabajo, el fútbol y, sobre todo, mis hijos.

Así que si algún día hay que debatir del Recre, debatimos, del futbol base debatimos o de lo que sea debatimos, cuenta conmigo.