domingo. 29.01.2023
El tiempo

Un preso peligroso intenta agredir a un funcionario con un pincho en la cárcel de Huelva

Los hechos se han producido en el módulo 2, donde están los presos más conflictivos.
????????????????????????????????????
????????????????????????????????????
Un preso peligroso intenta agredir a un funcionario con un pincho en la cárcel de Huelva

El Centro Penitenciario de Huelva ha vivido otro incidente de alto riesgo.

Los hechos se produjeron al parecer durante el reparto de la cena cuando un interno retó a un funcionario tras arrojar la comida al suelo.

Según ha trascendido, en el módulo 2 del Centro Penitenciario de Huelva un interno tira la bandeja de comida y, amenazando al funcionario, le conminó a ir a “por el”. Fue en esos momentos cuando según han informado, el funcionario se le acerca, intentó cortarle con un pincho, siendo impedido por otro interno que intervino cogiéndole por detrás, controlando los funcionarios la situación a continuación.

Se da la circunstancia de que en módulo 2 se concentran los presos de alta conflictividad.

Según ha informado el sindicato de prisiones Acaip, "cuando la población reclusa del módulo dos estaba cenando, un interno, sin mediar palabra, lanzó varias bandejas metálicas a los funcionarios de servicio en dicho módulo. Estos consiguieron esquivar las bandejas e intentaron acercarse hasta donde estaba dicho interno, cuando éste sacó un pincho carcelario con la intención de agredir a estos. Tras un duro forcejeo, los trabajadores del centro, con la ayuda de otros que acudieron en su auxilio, consiguieron arrebatar el pincho, reducir al recluso y trasladarlo al módulo de aislamiento".

Gracias a la actuación de los trabajadores de servicio, ha explicado Acaip "no tenemos que lamentar una desgracia mayor".

Desde ACAIP Huelva exigen que dichos hechos sean puestos en conocimiento de la autoridad judicial por las responsabilidades penales que pudieren derivarse así como que "se traslade a dicho interno, de forma inmediata, a otro centro penitenciario dado la gravedad que estamos describiendo y por la larga lista de incidentes que este interno ha protagonizado en el centro penitenciario de Huelva a lo largo de su dilatada trayectoria penitenciaria".

También es fundamental, a juicio de Acaip, "la realización de las modificaciones legales oportunas para que los funcionarios de prisiones seamos considerados agentes de autoridad", para una mayor relevancia penal de estos hechos y ayude a la reducción de estos graves incidentes que muy a nuestra desgracia vienen siendo casi diarios en los diferentes centros penitenciarios de todo el territorio nacional.

"Queremos subrayar que en Instituciones Penitenciarias hay un  protocolo de actuación frente a la violencia en el trabajo en los centros penitenciarios que es ineficaz por no decir absurdo. Simplemente sirve para maquillar estadísticas, ya que poniendo como ejemplo  este grave incidente, no sería definido como agresión según este protocolo", añade Acaip en una nota.

Según Acaip, esto muestra la dejadez de los gestores de la administración penitenciaria, que llevan décadas en la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias gobierno tras gobierno. Unas carencias que, "no se reflejan, solamente en la falta de efectivos de trabajadores ( 50 en la provincia de Huelva)  que aportarían una mayor seguridad tanto a los trabajadores como población reclusa sino también la gestión nefasta del área de recursos humanos".

Acaip subraya que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "trata a sus trabajadores como si fueran ganado. Poniendo  como ejemplo el trato recibido por los funcionarios de nuevo ingreso en prácticas, que han sido trasladados a cuatro centros penitenciarios de diferentes puntos del territorio nacional".

Acaip hace un llamamiento a todas las fuerzas políticas y a sus representantes del Parlamento para que de una vez por todas traten la situación de los funcionarios de prisiones como un asunto de estado pues "las condiciones laborales que padecemos ya son casi más propias de estados fallidos, lo que lógicamente repercute en las condiciones de vida de los propios internos".

Un preso peligroso intenta agredir a un funcionario con un pincho en la cárcel de Huelva