miércoles. 24.04.2024
El tiempo
Sequía

Crespo recibe a la cónsul de Portugal mientras Alqueva desembalsa 45 hm3 de agua para caudales ecológicos

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, se reúne con la cónsul de Portugal en la ciudad de Sevilla, Cláudia Boesch. Analizan la situación de sequía en ambas regiones fronterizas.
Carmen Crespo y la cónsul de Portugal en Sevilla Cláudia Boesch
Carmen Crespo y la cónsul de Portugal en Sevilla Cláudia Boesch
Crespo recibe a la cónsul de Portugal mientras Alqueva desembalsa 45 hm3 de agua para caudales ecológicos

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha mantenido una reunión institucional en la sede de la Consejería con la cónsul de Portugal en la ciudad de Sevilla, Cláudia Boesch, con la que ha abordado diferentes temas de interés para dos territorios transfronterizos que, como ha explicado Crespo, “comparten muchos retos y problemas”. La consejera ha puesto en valor los “lazos de hermandad que unen a ambos territorios”, lo que, a su juicio, “es favorable para el desarrollo futuro de sinergias conjuntas”.

La consejera Carmen Crespo y la cónsul de Portugal Cláudia Boesch han hablado, de manera muy especial, de los efectos que está teniendo la sequía en la comunidad autónoma de Andalucía y que también se está manifestando ya al otro lado de la frontera, concretamente en las regiones del sur del país luso.

La cónsul de Portugal en Sevilla se ha interesado por las medidas y acciones que está llevando a cabo el Gobierno de Andalucía para paliar los efectos de una sequía que entra ya en su sexto año. Al respecto, la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural andaluza le ha detallado a la diplomática portuguesa los cuatro decretos de sequía aprobados y en marcha, con una inversión de casi 518 millones de euros, así como otras actuaciones que se están llevando a cabo para dotar a Andalucía de infraestructuras hidráulicas que le permitan, a la mayor brevedad posible, alcanzar el necesario equilibrio hídrico.

Esta reunión de trabajo se enmarca en el diálogo habitual existente entre diferentes miembros del Gobierno de la Junta de Andalucía y autoridades políticas, también, como este caso, con sus diplomáticos en territorio andaluz.

La presa portuguesa de Alqueva, la más grande de Europa Occidental, embalsó este febrero 3.635,19 hm3 de agua, llegando a la cota de 150 metros, a tan solo dos de su máximo nivel de profundidad

El encuentro coincide en el tiempo con la decisión lusa de propiciar que la presa de Alqueva libera 45 hm3 de agua de la presa de Pedrógão, en una simulación de inundaciones, garantizando el cumplimiento del régimen natural de ese curso de agua, medida esencial para la limpieza y mantenimiento de los ecosistemas fluviales en el lecho del río Guadiana hasta la desembocadura.

La operación comenzó el 27 de febrero, alcanzando su pico el 28 y 29 de febrero, con un promedio de 300 m3 de agua liberada por segundo.

El tiempo de tránsito de las corrientes descargadas por la presa de Pedrógão es de unas 18 horas hasta el Salto del Lobo, lo que significa que el tiempo hasta un aumento en el caudal en Mértola podría ser de más de 18 horas, y después hasta Alcoutim y el resto de los Consejos Bajos del Guadiana en su frontera española.

Este es el segundo año consecutivo que Alqueva libera agua, en el marco del régimen de flujos ecológicos definido para los abetos de Alqueva y Pedrógão, en consonancia con el contrato de concesión firmado entre el Estado portugués y la EDIA, donde se prevé una simulación de una corriente de agua lleno, aguas abajo de la presa Pedrógão, en caso de que las entradas naturales, en un año no seco, no alcancen valores iguales o superiores a 300m3/s desde principios de noviembre en el tramo Pulo do Lobo.

EDIA informó a las autoridades responsables, incluidos los servicios de protección civil de los Consejos Integrales y de la Asociación Profesional de Pescadores, de la realización de esta operación y solicitó su colaboración para garantizar la seguridad de las personas y los bienes, ante el alza del río Guadiana, aguas abajo del Presa Pedrógão, durante el período mencionado.

Comentarios