viernes. 01.03.2024
El tiempo

Colofón inolvidable para el Año Platero en la gran gala celebrada en Moguer

Colofón inolvidable para el Año Platero en la gran gala celebrada en Moguer

En el acto se nombró Embajadora de Honor a Carmen Hernández-Pinzón, sobrina-nieta de Juan Ramón, y la actriz onubense Lola Botello recitó pasajes de la obra.

El pasado 12 de diciembre se cumplían exactamente 100 años desde la publicación de la primera edición de ‘Platero y yo’, y para conmemorar esta singular efeméride se celebró en Moguer una gran Gala de Aniversario en la que se nombró Embajadora de Honor del Año Platero a Carmen Hernández-Pinzón.

El acto que puso brillante colofón a un centenario verdaderamente inolvidable, cuya repercusión ha superado con creces las mejores expectativas del Ayuntamiento de Moguer y la Fundación Zenobia Juan Ramón Jiménez, se inició con la bienvenida a los asistentes por parte del alcalde Gustavo Cuéllar, que se mostró "verdaderamente encantado por la proyección universal que está teniendo Platero en esta conmemoración, una tarea en la que se han involucrado no sólo entidades y organismos relacionados con la cultura o la literatura, sino prácticamente toda la sociedad civil hispanohablante, que ha hecho suya esta obra llena de emociones, sentimientos y reivindicaciones sociales, cuyo mensaje sigue tan vigente como cuando fue escrita por nuestro gran poeta hace 100 años".

La actriz onubense Lola Botello fue la encargada de mantener el hilo conductor de la velada con la lectura dramatizada de algunos capítulos de ‘Platero y yo’, en el marco de un espectáculo titulado como ‘La arrulladora’, que sirvió para conectar los distintos contenidos de una gala que contó con la masiva respuesta del público, ha informado el Ayuntamiento.

A continuación se realizó la proyección del corto cinematográfico ‘Mariposas Blancas’ original del joven cineasta moguereño Bartolomé Fernández, quien explicó las claves de un trabajo en el que destaca la gran labor de los actores Miguel Rellán y Javier Mora. La asociación Visiona ha producido este proyecto que recupera las últimas horas de vida de Juan Ramón Jiménez, en las que éste recrea vivencias de su infancia y juventud en los propios escenarios de su pueblo natal descritos por el Nobel.

Uno de los momentos más importantes de esta gala de aniversario fue sin duda el nombramiento de Carmen Hernández-Pinzón Moreno, sobrina nieta y representante de la comunidad de herederos de Juan Ramón, como Embajadora de Honor del Año Platero, un galardón concedido por el Ayuntamiento de Moguer para reconocer su decisiva aportación y su generosa implicación en la conmemoración de este inolvidable centenario.

La concejala de Cultura, Lourdes Garrido, argumentó el nombramiento de Hernández-Pinzón destacando "no solo la cesión de derechos para la edición especial conmemorativa del centenario de Platero y yo, o la aportación de distintos materiales relacionados con nuestro Premio Nobel y con su obra, sino que hablamos también de una implicación y participación constantes en cuantos proyectos e iniciativas le hemos propuesto, bien desde el Ayuntamiento, desde la Fundación Municipal de Cultura, desde la Fundación Zenobia Juan Ramón Jiménez, o desde distintos organismos e instituciones culturales, que han encontrado siempre en Carmen una ilusionada colaborada, cuya aportación’, insistía la edil moguereña ‘ha resultado decisiva para el éxito y la repercusión internacional del Año Platero".

El alcalde moguereño, Gustavo Cuéllar, cerró la velada destacando ‘la extraordinaria repercusión internacional que está teniendo este centenario y el modo en el que toda la sociedad hispanoablante, asociaciones ciudadanas, fundaciones y ateneos, grupos culturales, y miles de lectores y lectoras a título individual, están conmemorando desde la admiración y el cariño el centenario de Platero’.

El primer mandatario local insistió también en la idea de que "este solemne acto no es en modo alguno un punto final, sino todo lo contrario, ya que se trata más bien, y así lo entendemos desde el Ayuntamiento y el pueblo de Moguer, de un nuevo punto de partida para seguir reivindicando y proyectando a los cuatro vientos, la figura y la obra del más ilustre de los moguereños".

Por último, el primer mandatario destacó que "Platero está presente ahora en todos los rincones de nuestro pueblo, y ahí va a continuar en el futuro, convertido en un símbolo de cultura, y en un atractivo turístico más de un Moguer que hoy se siente especialmente orgulloso y feliz de haber podido devolver a nuestro poeta, al menos una parte de todo lo que él nos dio, convirtiendo a su ciudad, sus paisajes y sus personajes en universales, a través de las páginas de un libro cuyo mensaje sigue tan vigente como hace 100 años".

El cierre del acto del centenario lo puso la productora local Videomax, que presentó un reportaje audiovisual con los momentos más significativas de un Año Platero que ha vuelto a colocar a Juan Ramón y a su pueblo en primera línea de la actualidad cultural en todo el mundo.

ESCULTURA

Por otro lado, en el objetivo de inmortalizar y tematizar las principales calles y plazas de Moguer con el museo al aire libre, desde el pasado viernes cuenta con una nueva pieza inspirada en el personaje de Aguedilla, la pobre loca de la calle del Sol a la que Juan Ramón Jiménez dedicó su obra más universal. Ha sido la creativa onubense Monika Rasco la encargada de dar vida a este singular personaje, utilizando como guía las pocas señales que el poeta nos ha trasmitido de ella en las páginas de la elegía andaluza.

alcalde escultora y patrocinador

Gustavo Cuéllar, la propia autora y el patrocinador de la escultura, el empresario onubense Francisco Guerra-Librero, acompañados por los concejales de Cultura Lourdes Garrido, de Urbanismo Rocío Domínguez y de Turismo José Antonio Rodríguez, fueron los encargados de develar la sexta pieza de este ambicioso proyecto museográfico promovido por la Fundación Municipal de Cultura con el mecenazgo de distintas empresas e instituciones colaboradoras.

El primer mandatario local insistió a la hora de resaltar que "la dedicatoria de Platero y yo a Aguedilla no es fruto de la casualidad, ya que nuestro poeta se sintió siempre especialmente cercano a los más frágiles, a los más desfavorecidos, y quiso dedicarles a ellos, representados por la pobre Aguedilla, este libro que habla de sentimientos, de naturaleza y de amor, y que encierra sin duda un claro mensaje de denuncia ante las injusticias de la sociedad de la época".

Este mensaje de apoyo a lo socialmente rechazado ha sido además decisivo para interconectar los trabajos de la artista Monika Rasco y del poeta, ya que para dar forma a sus obras esta creativa de profesión utiliza materiales reciclados, precisamente para rendir homenaje y convertir en arte aquello que ya no tiene vida útil para muchos pero que, como el personaje de Aguedilla, posee grandes valores y cualidades.

En este recién inaugurado trabajo, en el que la autora se ha implicado emocional y sentimentalmente de una forma muy especial, Rasco ha querido simbolizar en la figura de Aguedilla el abrazo agradecido de un pueblo a su poeta. Este complejo escultórico, levantado precisamente en la calle Rábida, conocida antiguamente como calle del Sol, se ve enriquecido con un sendero de plantas y flores típicas de la zona que circundan la figura central, y que como el mismo personaje, están realizadas en hierro reciclado.

Este nuevo impulso al museo al aire libre Platero EScultura ha sido posible gracias al patrocinio de Francisco Guerra-Librero, un empresario onubense que se declara profundo admirador de la obra juanramoniana y gran seguidor de la labor creativa de Monika Rasco, quien junto a su marido Rafael Mélida forman un tándem artístico de verdadero lujo.

Tras recibir de manos del alcalde Gustavo Cuellar el nombramiento como Embajador del Año Platero, Guerra-Librero comentó su "satisfacción por poder contribuir a este inolvidable centenario aportando mi granito de arena, ya que siempre he sido un gran amante de la literatura, y un admirador de Juan Ramón y de su entrañable personaje, y quería de alguna manera sumarme también a este gran Año Platero".

Comentarios