miércoles. 05.10.2022
El tiempo

Ramón Vargas pone fin a 308 días de calvario

El futbolista de La Palma reaparece sobre una pista tras recuperarse de una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.
Ramón Vargas tras volver a jugar.
Ramón Vargas tras volver a jugar.
Ramón Vargas pone fin a 308 días de calvario

Elijan una actividad, la que más les guste, la que más les llena. Ahora, imaginen que no pueden practicarla durante 308 días. Y todo con una grave lesión de por medio. A este calvario ha estado sometido Ramón Vargas. Y a este calvario ha puesto fin Vargas, uno de los mejores jugadores de fútbol sala de Huelva.

"​Después de 308 días vuelvo a competir en un partido. Qué sensación más bonita y a la vez gratificante. Al final, todo esfuerzo tiene su recompensa, han sido muchos días y horas de trabajo en solitario para poder estar de nuevo disfrutando en una pista", señala el deportista onubense.

Ramón Vargas ejercitándose.
Ramón Vargas ejercitándose.

Natural de La Palma del Condado, donde nació un 20 de octubre de 1997, Ramón Vargas juega de ala y técnicamente destaca por su gran habilidad en el uno contra uno, capacidad de desborde y finalización. Hace dos temporadas jugó en la Primera División con el UMA Antequera, marcando seis goles.

Luego fichó por el CD El Ejido de la Segunda División, con el que sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Ahora milita en el Bisontes de Castellón, que también compite en la plata. Su currículo se completa con el Noia Portus Apostoli, Burela, Levante UD, Tenerife Iberia y El Pozo Murcia.

Ramón Vargas pone fin a 308 días de calvario