martes. 18.06.2024
El tiempo

28 años después, un onubense vuelve a pitar un partido profesional

Alejandro Quintero González saca siete tarjetas y señala un penalti durante el Oviedo-Lugo, en su debut en la Segunda División. El anterior encuentro dirigido por un árbitro de Huelva se remonta al 19 de junio de 1993.
28 años después, un onubense vuelve a pitar un partido profesional

Hoy es el día después de un momento histórico para nuestro deporte, especialmente para nuestro fútbol. Por primera vez en 28 años, un onubense ha vuelto a pitar un partido en el fútbol profesional. El héroe responde al nombre de Alejandro Quintero González, árbitro que dirigió el choque entre el Real Oviedo y el CD Lugo, correspondiente a la primera jornada de la Segunda División.

El trencilla onubense no tuvo un debut tranquilo en la categoría plata. Tuvo que sacar siete tarjetas amarillas -a los locales Joan Femenías, Lucas, Mossa y Jirka; y a los visitantes Gerard Valentín, Hugo Rama y Ros-, y provocó el enfado del Carlos Tartiere al señalar, tras la intervención del VAR, el penalti que valió el empate visitante (2-2). Quintero González toma el relevo del mítico Abilio Caetano Bueno, quien el 19 de junio de 1993 dirigió el pulso entre el Villarreal y el Lugo.

Meteórica carrera

Natural de Huelva, donde nació un 3 de mayo de 1993, Alejandro Quintero González fue futbolista antes que colegiado. Incluso llegó a formar parte de la cantera del Recreativo. Luego cambió el balón por el silbato e inició una meteórica carrera que le ha llevado a la Segunda División, tras pasar previamente por la Tercera y la Segunda B.