viernes. 01.03.2024
El tiempo

Empleados municipales de Ayamonte reclaman el “rescate” de la Diputación Provincial

Empleados municipales de Ayamonte reclaman el “rescate” de la Diputación Provincial

CSIF denuncia que el Ayuntamiento adeuda a la plantilla "cuatro nóminas y media".

Los trabajadores del Ayuntamiento de Ayamonte han trasladado hasta la Diputación Provincial de Huelva las protestas por el impago de sus salarios con una deuda pendiente de casi cinco nóminas a día de hoy. Vestidos con camisetas negras y acompañados por familiares y representantes de CSIF -sindicato convocante de las movilizaciones-, la plantilla asistió a la sesión ordinaria del pleno de la Diputación donde le entregaron tanto a su presidente, Ignacio Caraballo, como al resto de los diputados, un manifiesto reivindicativo y explicativo de su situación y la del propio Ayuntamiento que, tras la gestión municipal de los últimos ocho años, "lidera el ranking de municipios de la provincia de Huelva en deuda por habitante (más de 2.100 euros) con un déficit de 43 millones de euros".

Durante el desarrollo del pleno y de la concentración posterior a las puertas de la institución supramunicipal, los trabajadores exhibieron carteles en los que podía leerse 'SOS trabajadores Ayuntamiento de Ayamonte', solicitando la intervención y la ayuda de la Diputación para el pago de la totalidad de las nóminas que se adeudan a la plantilla municipal. En este sentido, los representantes de CSIF apuntaron durante la concentración que después de las movilizaciones llevadas a cabo por los trabajadores la semana pasada, el viernes se ingresó en las cuentas de los empleados públicos un 40% de una de las cinco mensualidades que se les adeudan con dinero “que al parecer procedería de la Diputación Provincial”. No obstante, desde la Central Sindical han calificado “del todo insuficientes” estas cantidades pues ni siquiera cubren el gasto corriente del mes para la mayoría de las familias de los trabajadores.

Aseguraron por ello que el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, “es perfecto conocedor de la difícil situación por la que atraviesan los empleados municipales de Ayamonte”. Recordaron, en este sentido, que los representantes sindicales en el consistorio le informaron al respecto verbalmente y por escrito a mediados del pasado mes de octubre durante una visita a la localidad. “Por ello, esperábamos una solución al problema más satisfactoria para los trabajadores que el 40% de una de las cinco mensualidades que se adeudan, dejando una sensación de limosna salarial que en absoluto soluciona el gravísimo problema que tienen las familias de los trabajadores, algunas de las cuales ya han recibido apercibimiento de embargo de sus viviendas”.

Además, para dar mayor visibilidad al problema de los impagos en Ayamonte y aprovechando la presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en la capital una representación de la plantilla acudió a protestar a su llegada a la Casa Colón, donde asistió a unas jornadas sobre los retos de la minería andaluza.

Las obligaciones del Plan de Pago a Proveedores que el Ayuntamiento suscribió para liquidar la deuda generada "imposibilitan desde hace meses el pago de las nóminas, de manera que la financiación de esa deuda se hace a costa de nuestro trabajo, de nuestro salarios y de que nuestras familias se encuentren pasando por unas situaciones de ahogo económico lamentables e intolerables”, lamentaban desde CSIF durante la protesta.

“Los trabajadores municipales no somos ni entidades financieras ni responsables de esta situación, generada por la gestión económica de Rodríguez Castillo”. En este sentido, recordaron que han sido varios los ejercicios económicos (2008, 2010, 2011 y 2012) en los que el alcalde "ni siquiera elevó Presupuestos municipales para su aprobación", y que "son indispensables como hoja de ruta para el control del gasto y la consecución de la correcta nivelación de gastos e ingresos”.

Por todo ello, desde CSIF se ha exigido el pago inmediato de los salarios pendientes para que los trabajadores puedan saldar las deudas que acumulan como consecuencia de los impagos del Ayuntamiento, así como medidas que garanticen la estabilidad salarial de la plantilla.

Comentarios