domingo. 05.02.2023
El tiempo

La magia de Oriente inunda Huelva

La magia de Oriente inunda Huelva

Miles de onubenses han salido a la calle para disfrutar de la gran cabalgata de los Reyes Magos, con los más pequeños como protagonistas.

A ritmo de charanga, villancicos y con una constante lluvia de caramelos, confeti y serpentina ha arrancado la cabalgata de los Reyes Magos en la capital. Ya en La Orden y La Navidad las calles estaban repletas de personas para recibir a Sus Majestades, sobre todo de los protagonistas de este día, antesala de los regalos, los niños. Bolsa en mano, todos han querido participar en la tradición azucarada, y los pequeños han sido los más partícipes, aunque los mayores tampoco se han quedado atrás.

Los Reyes Magos Melchor, Gaspar y Baltasar, que este año guardan un increíble parecido con el presidente de la Hermandad del Rocío de Huelva, Juan Ferrer; el médico especialista en el aparato digestivo, Héctor Pallares; y el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Huelva, Antonio González, acompañados por su séquito de pajes y famosos personajes de la gran y la pequeña pantalla, han hecho las delicias de los presentes. La comitiva, encabezada por la Estrella de la Ilusión, encarnada por la monitora de ‘Cultura en los Barrios’ Verónica Campos ha estado repleta de personajes conocidos, al margen, por supuesto, de Sus Majestades de Oriente.

Así, en unas carrozas (de estreno) de diez metros de largo, han desfilado, acompañando o sobre ellas, innumerables personajes, tales como una banda formada por decenas de Mario (Bros), superhéroes como Spiderman (y Venom), Batman, el Capitán América o los personajes Woody y Buzz Lightyear de Toy Story. Sobre las carrozas, personajes como Tadeo Jones, las princesas de Disney, Alicia en el País de las Maravillas o la Abeja Maya, así como el también tradicional camión del Cuerpo Municipal de Bomberos.

Cabalgata06

La niebla presente desde la mañana y el frío no han impedido que miles y miles de personas hayan salido a la calle para contemplar la cabalgata.

La mayor animación se ha localizado a medida que la comitiva se iba internando en el centro, a través del Paseo de la Independencia, para enfilar hacia calle Puerto y la plaza Quintero Báez.

Los Reyes reparten en este día 14.500 kilos de caramelos sin gluten, 144.00 rollitos de serpentinas multicolor y 710 kilos de confeti.

En esta edición de las cabalgatas son pocos los paraguas del revés (un clásico) que se han visto en las calles y todos han jugado limpio, es decir, agachándose para recoger los caramelos. Sus Majestades y los pajes han estado muy activos constantemente para no dejar a nadie sin caramelos y confeti.

Los momentos de más animación han tenido lugar en la recta final del recorrido, cuando la comitiva ha recorrido las calles de Isla Chica y, posteriormente, la Alameda Sundheim, para enfilar hacia la Gran Vía y el Ayuntamiento de Huelva.

En la plaza de la Constitución es donde se ha producido la aglomeración más multitudinaria. Los Reyes Magos han llegado al final del trayecto muy puntuales, pasadas las 20.30 horas, tras una breve parada en la plaza del Punto. Los Reyes Magos, muy cercanos, se han acercado a todos los niños que han podido para escuchar sus deseos.

Alrededor de las 22.00 horas, tras un intenso trabajo que arrancó desde primera hora de la mañana visitando a niños hospitalizados o a mayores en los asilos y después recorriendo la ciudad de cabo a rabo, llegó el momento de que Sus Majestades se dirigieran a todos los onubenses. Fue el alcalde de Huelva, que recibió uno a uno a los Reyes Magos, el primero en dirigirse a los presentes, y aprovechando su presencia pidió tres deseos: "Trabajo para el que no lo tiene, salud para los enfermos, y cariño y amistad para todos". "Y que gane el Recreativo este domingo", apostilló.

Le tocaría después a Melchor. Tal vez por su enorme parecido con el presidente de la Hermandad del Rocío de Huelva, Juan Ferrer, pidió "que todo el mundo sea rociero, y que la Virgen del Rocío nos proteja a todos". Gaspar recordó a los niños las 'reglas' a seguir en tan especial noche: "Acostaros cuando os digan". Por último, Baltasar, o el Rey Negro, como lo llamó Pedro Rodríguez, aprovechó ese "momento único" para subrayar el valor de las hermandades: "En Huelva, todo el mundo tiene que ser cofrade, rociero y cristiano", dijo.

La magia de Oriente inunda Huelva
Comentarios