viernes. 23.02.2024
El tiempo

¿Qué son las mangueras de freno y para qué sirven?

Las mangueras del sistema de frenos son otra parte fundamental para la seguridad de los vehículos, siempre se tendrá en cuenta su correcto mantenimiento o sustitución cuando sea necesario.
¿Qué son las mangueras de freno y para qué sirven?

Las mangueras del sistema de frenos son otra parte fundamental para la seguridad de los vehículos, siempre se tendrá en cuenta su correcto mantenimiento o sustitución cuando sea necesario. La función principal del latiguillo de freno es la transmisión de energía con pérdidas mínimas.

La manguera de freno es un elemento de seguridad clave en todos los vehículos. Su funcionamiento está sujeto a una presión extrema cada vez que se aplican los frenos. Las mangueras deben revisarse periódicamente, ya que cualquier fallo provocaría una pérdida de líquido de frenos y, en consecuencia, una pérdida de presión, lo que podría provocar un fallo de los frenos con consecuencias graves e indeseables.

¿Qué son las líneas y los tubos de freno?

Las tuberías y mangueras son las encargadas de conducir el líquido de frenos, soportando la presión interna del líquido, además de resistir las agresiones ambientales y otros agentes nocivos en el medio ambiente.

Según la web de Autobild, es importante señalar que como todo líquido, el líquido de frenos también envejece y puede sufrir pérdidas de carga por fugas en el circuito o envejecimiento del propio líquido. En cualquier caso, las consecuencias pueden ser muy peligrosas. El líquido de frenos debe cambiarse por completo. Para hacer esto, debes:

  • Quite la tapa: para permitir que el aire entre por esta área, aplique presión y el líquido fluirá más fácilmente a través de la manguera.
  • Retire el extremo de la manguera que va a la rueda.
  • Vacíe el circuito.
  • Vierta líquido de frenos usado en un balde y luego llévelo a un lugar limpio.
  • Ensamble las mangueras.
  • Vierta líquido de frenos nuevo.
  • Inserte el enchufe.
  • Saque el aire del circuito con una pistola especial para esta tarea.
  • Pise el pedal hasta que recupere el contacto y el automóvil vuelva a frenar.

La principal característica de las mangueras de freno debe ser presentar una baja tasa de expansión volumétrica para proporcionar una mejor sensibilidad en la respuesta al pedal y, en consecuencia, una menor distancia de frenado.

Las líneas de freno son, por tanto, la última parte del sistema hidráulico. Están conectados a la pinza de freno y proporcionan presión de líquido de frenos, por lo que las mangueras de freno son flexibles debido a su ubicación. De esta forma, junto a la rueda, un tubo rígido de acero se adapta a los diferentes movimientos de la transmisión.

Los latiguillos de freno se fabrican en capas, cuyo revestimiento debe ser resistente al aceite mineral, y el exterior a las partículas duras y daños provocados por piedras, agua, sal y otros contaminantes que se puedan encontrar en la carretera.

Las líneas de freno suelen ser tubos de acero que a menudo están recubiertos de polímero para resistir la corrosión. Cada extremo del tubo tiene un carenado individual o doble para que coincida con el componente en el que se coloca, además de una tuerca de tubo macho o hembra que se ajusta según sea necesario.

¿Cómo saber si funcionan correctamente?

Todo lo que necesita saber sobre el cambio de mangueras de freno: vida útil de los componentes, fallas comunes y señales para identificarlos, consejos y otras recomendaciones

La vida útil de las mangueras del sistema de frenos es de 100.000 km o 5 años. Si el automóvil se usó en carreteras con superficies de mala calidad y el frenado de emergencia se realizó con frecuencia, es posible que sea necesario cambiar los componentes antes. En general, las mangueras de freno reforzadas duran más, mientras que las mangueras de freno no reforzadas se rompen antes y, por lo tanto, necesitan más atención.

También sería conveniente a la hora de cambiar los discos de freno, sustituir las pastillas y mangueras de freno, y hacerlo por eje, para asegurar una frenada equilibrada que garantice la estabilidad del vehículo.

¿Cuándo realizar el diagnóstico?

Para diagnosticarnos a nosotros mismos, tendremos que mirar los componentes. Es necesario inspeccionar minuciosamente las mangueras de los frenos delanteros y traseros y asegurarse de que no estén dañadas. Para un diagnóstico más detallado, diríjase a un taller, donde se verifican los elementos del sistema de frenado con la ayuda de un soporte especial.

El cambio de las mangueras delanteras o traseras se realiza levantando la carrocería del vehículo con la ayuda de un gato y quitando la rueda. Luego aflojamos la tuerca que asegura el extremo de la manguera al tubo del freno. Al hacer esto, deberá colocar un tapón especial en el tubo, esto evitará que el líquido de frenos gotee. Después de eso, es necesario quitar las mangueras quitando el segundo extremo, instalar uno nuevo y proceder con el montaje en orden inverso. Una vez finalizada la instalación, será necesario rellenar el líquido de frenos hasta el nivel requerido y purgar el sistema de frenos de aire.

Recuerde que, al igual que con otros elementos del sistema de frenos, las mangueras de freno deben cambiarse por parejas en un mismo eje.

información de latiguillo de freno extraída de www.repuestoscoches24.es

Información del líquido de frenos extraída dewww.autobild.es