1. Home
  2. Área
  3. Metropolitana
  4. Huelva
  5. Capital
  6. Los 22 agentes de Policía movilizados para capturar el mulo desbocado no llevaban medios, solo una soga

Los 22 agentes de Policía movilizados para capturar el mulo desbocado no llevaban medios, solo una soga

0

La operación de captura del mulo que ayer revolucionó Huelva capital ha dejado al descubierto una grave situación de carencia de medios que padecen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la capital onubense.

 

Los 22 agentes de Policía movilizados para capturar el mulo desbocado no llevaban medios, solo una soga

 

La intervención necesitó de todo ‘un ejército’ de efectivos policiales porque los funcionarios no disponían de una pistola o fusil adaptado para el uso de munición ‘adormidera’ para frenar al animal y evitar el peligro que generó, según ha desvelado y denunciado el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Hasta 4 vehículos (8 agentes) de la Policía Nacional y 7 (14 agentes de la Policía Local) participaron en la persecución del animal, a los que se unen una decena de personas y varios operarios del Ayuntamiento de Huelva, que llegaron a la zona solamente provistos con una soga. Ningún otro medio de intercepción y aseguramiento del animal, como pudiera ser una pistola o arma con anestesia. Unos medios de los que sí disponen en otras ciudades, máxime capitales de provincia, recuerda el SUP.

El mulo se escapó desde el cabezo del Conquero y recorrió gran parte de la ciudad hasta llegar a los mismos bordes de la H-31, una autovía de circunvalación con un intenso tráfico, poniendo en peligro a conductores y peatones. Dos horas de angustia y al final fue capturado por el cansancio del équido, cuando después de recorrer al trote medio Huelva paro cansado. Y ahí pudo ser ensogado.

Así que el mulo galopando por las calles de Huelva puso en jaque el tráfico que circulaba por la zona, lo que generó durante toda la mañana, hasta bien entrado el mediodía, importantes atascos. El animal puso en vilo a todos los conductores que se cruzaban con él, sorprendidos de su presencia sobre el asfalto y sin jinete.

El ejemplar equino fue visto por primera vez en la Avenida Manuel Siurot, junto al Santuario de la Cinta. Y ahí empezó la persecución, en la que, desesperado, se llegó a barajar incluso pegarle un topetazo cuano el acceso a la autovía era inminente.

Según informó el Servicio de Emergencias 112 de Andalucía la Policía Local pudo localizar al dueño del animal, que pudo reconducirlo tras reencontrarse con él al cabo de dos horas.

Por suerte, no se llegaron a producir víctimas, ya que los efectivos policiales, operarios municipales y varios particulares, unido a la pericia y la cautela de los conductores ha permitido evitar una colisión cuando el ejemplar galopaba sin un destino definido.

El paseo del animal ha quedado en una anécdota a pesar de la peligrosidad que entraña un caballo, en este caso un mulo, suelto por las calles de una capital.

 

No es la primera vez que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se encuentran en Huelva con problemas que debían estar resueltos. Ya ha sido denunciada la desinformación existente ante un riesgo químico.