1. Home
  2. Condado
  3. Seis pueblos están en situación de cierre perimetral y otros cinco rondan ya el riesgo extremo
Seis pueblos están en situación de cierre perimetral y otros cinco rondan ya el riesgo extremo

Seis pueblos están en situación de cierre perimetral y otros cinco rondan ya el riesgo extremo

0

El Distrito Sanitario de Condado Campiña de Huelva es la quinta zona de salud andaluza más afectada por la incidencia del Covid. Alcanza una tasa de 429,5, muy por encima de la tasa considerada de alto riesgo y acumula 317 casos diagnosticados en la última semana.  La tasa provincial a 14/PDIA por 100.000 habitantes es de 266,6 (alto riesgo); 218,3 la capital, donde se han dado 145 casos en 7 días; 201,0 la del distrito Huelva-Costa, con 265 casos en 7 días y Sierra-Andévalo con una tasa de 135,0 y 47 casos en la última semana.

Como se puede apreciar la incidencia del Covid en los pueblos sigue al alza y de cara a la ampliación o cierre perimetral de municipios cuya tasa supera los 500/PDIA cabe resaltar la situación de Almonte, con una tasa de 946,7 y 127 casos en 7 días; Rociana, 995,1 y 36 casos en 7 días; Cartaya, 836,5 y 78 casos en 7 días; San Bartolomé, 744,5 y 9 casos en 7 días; Lucena, 705,3 de tasa y 6 casos en 7 días y Almonaster, con una tasa de 503,4 y 7 casos diagnosticados en 7 días.

Estos seis municipios cumplen los requisitos que marca salud para mantener o imponer su cierre perimetral.

Aracena, con una tasa de 387,6 y 7 casos en 7 días; El Campillo, 395,3 y 7 casos en 7 días; Bonares, 412,5 de tasa y 6 casos en una semana; Moguer, tasa de 466,5 y 43 casos en la última semana; y Palos, 485,4 de tasa PDIA y 30 casos en 7 días rondan a día de hoy la zona considerada de riesgo extremo.

Cartaya intensificará la vigilancia en los tres núcleos para el cumplimiento de las medidas Covid

La Guardia Civil de Cartaya y El Rompido, la Policía Local, los responsables del Centro de Salud de Cartaya, y las áreas municipales implicadas en la gestión de la pandemia, han analizado la situación actual en detalle, y han realizado una evaluación de las medidas implementadas en la localidad, principalmente en materia de seguridad.

Así, la Policía Local ha realizado en las últimas tres semanas medio centenar de controles aleatorios en los tres núcleos de población, en los que ha interpuesto 206 actas de denuncias por incumplimientos de la normativa COVD: la mayoría (65), por incumplir el toque de queda, y por no respetar el cierre perimetral de la provincia (50 actas), a las que se unen 34 por no llevar mascarilla, 13 por permanencia y concentración de personas consumiendo bebidas en la vía pública y 5 por el incumplimiento de los límites de aforo y los horarios en establecimientos.

Seis pueblos están en situación de cierre perimetral y otros cinco rondan ya el riesgo extremo

Las autoridades sanitarias locales han vacunado ya a más de 1.600 personas, a las que se unen los cartayeros y cartayeras que han sido citados fuera del municipio, y desde las distintas áreas municipales se ha dado cuenta de la colaboración municipal de cara a la vacunación y la realización de cribados, las labores de desinfección diaria en los tres núcleos y el dispositivo de limpieza y desinfección permanente en los centros escolares, donde se mantienen plenamente operativos estrictos protocolos, así como de las campañas comunicativas e informativas de concienciación social.

Por lo demás, el Comité ha acordado coordinar y poner en marcha nuevas actuaciones: las fuerzas y cuerpos de seguridad van a intensificar la vigilancia y los controles, haciendo especial hincapié en el refuerzo de la presencia policial en las plazas y espacios públicos; y el Consistorio va a reforzar la comunicación para trasladar las medidas en distintos idiomas a la población con que cuenta actualmente la localidad.

Finalmente, la alcaldesa, Pepa González Bayo, ha realizado un llamamiento unánime a la responsabilidad individual de los cartayeros, “porque su colaboración e implicación es fundamental para frenar la propagación del virus en nuestro pueblo y para que den fruto las medidas que se están adoptando”. Así lo ha destacado la alcaldesa, que ha pedido “un último esfuerzo, porque el ritmo de vacunación sitúa mucho más cerca la meta, que es frenar el virus y recuperar la normalidad”.