1. Home
  2. Entrevista
  3. Pepe ‘el Marismeño’: “De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala”
Pepe ‘el Marismeño’: “De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala”

Pepe ‘el Marismeño’: “De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala”

0
Tengo que reseñar para empezar la entrevista de hoy que entre los muchísimos artistas de Huelva a los que aprecio y quiero, tengo un hueco muy especial para Pepe Gómez “El Marismeño” quien ha estado presente en infinidad de momentos estelares de mi vida, que han marcado y consolidado nuestros lazos de amistad.
Pepito es una persona luchadora, empático, cordial, humanitario, emprendedor, solidario, con don de gentes, un líder natural, cordial, rociero por los cuatro costados y como no, del Nazareno. Valora la amistad de verdad, le molesta el falserío y ha pasado por una racha de desánimo que ha dejado de lado para tener nuevas ilusiones y retos, aunque también quiere dedicar más tiempo a  María José, su encantadora esposa y a su hijo Joseto.
Bien que me ha costado quedar con él para realizar esta entrevista, pues su trabajo se lo ha impedido, pero llegó el momento, nos vimos en la terraza del bar Suizo Chico y comenzamos.
Pepe 'el Marismeño': "De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala"
Pepe, junto a su mujer, María José, y su hijo José Tomás
¿Pepe, qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 
Que hay mucha mentira en todo esto. Estoy cabreado con el Covid-19, y como es verdad que existe, nos va a matar, pues ha habido una mala gestión política, vamos, brutal. Lo que están haciendo con la hostelería y el turismo no hay derecho. Si hay un problema sanitario, para eso están los especialistas, pero un problema sanitario no pueden tratarlo los políticos, pues no hay por donde cogerlos. Lo que están haciendo… no hay derecho.
¿Dónde pasaste el confinamiento en el estado de alarma? 
Estuve en mi casa de Punta Umbría, con María José, mi mujer y con mi hijo José Tomás. Pero como bien sabes me dedico también al tema sanitario, por los centros de drogodependencia en Málaga y Sevilla. Por tal motivo tuvimos que repartir trabajo, la doctora se fue a la capital costasoleña y yo a Sevilla. Dábamos terapia presencial tres días en semana de 4 en 4 pacientes para que estuvieran súper amplios y  desde luego, también estuve dándole muchas vueltas al coco.
Asimismo, he tenido mucho tiempo para estar con mi familia, pues yo iba y venía a Sevilla y de verdad te digo que hubiese estado confinado otros tres meses más. Creo que la mayoría hemos hecho con nuestros hijos y familia cosas que hacía tiempo que no realizábamos. Y una cosa voy a añadir, aunque parezca que no, la naturaleza a veces pone al ser humano en su sitio.
Pepe 'el Marismeño': "De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala"
José Gómez, con Argentina y José Luis Camacho Malo
Por curiosidad, cuando vistes al principio del confinamiento a tanta gente arrasando con  papel higiénico, ¿qué pensaste? 
Jajaja Que las cabezas no andan buenas. Como decía el Beni de Cádiz “Las Cabezas es un pueblo muy saborío“. Jajaja
Últimamente estás muy volcado en el mundo de la hostelería  ¿cuál es el motivo? 
La verdad es que el mundo de la hostelería siempre me ha gustado. He crecido en ese ambiente. Yo me llevé siete años con Manolo Camacho en el Pato Amarillo de Punta Umbría, y en el Tiburón, que también fue un proyecto suyo, luego me fui a la Peña Flamenca, hasta que me dediqué al cante, que tuve que dejarlo, pero siempre me gustó tener un buen restaurante, era mi ilusión.
Cuando comenzamos con el proyecto de montar establecimientos hosteleros, la gente pensaba que era una locura, pero no era así, todo estaba muy bien pensado. Era un proyecto muy bonito y hemos montado en los cuatro puntos cardinales de Punta Umbría, y en Huelva, concretamente en el hospital y en la Avenida Andalucía, llegando a tener hasta 120 personas trabajando. Creo que era importante para Huelva. Mira, en el triángulo Huelva, Sevilla, Cádiz, es donde mejor se come de España, sin dejar de reconocer que en todos sitios hay muy buena cocina. Pero insisto, como en este triángulo en ningún sitio. Yo quise aportar mi granito de arena y puse una barca espetera, que es cosa de Málaga, aunque yo diría que es de todas las poblaciones marineras.
Siendo honesto he de decirte que esta actividad quema mucho. Huelva quema mucho, la envidia es muy mala. A mi me han dicho que soy un traficante, que le muevo el dinero a no sé quién y mil burradas más. Esta mañana a las 8, cuando estaba desayunando en mi casa pensaba: el que me critica por qué no se viene ahora a dar una vuelta por los bancos, a pagar a Hacienda, a pagar impuestos a pagar al personal… Pero bueno, al final he hecho una apuesta importante por la hostelería de mi tierra, donde tenemos la materia prima en pescados, mariscos, carnes y frutos, sin olvidar los vinos del Condado. Pero me da pena que a veces estemos más pendientes del de enfrente que de uno mismo.
Pepe 'el Marismeño': "De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala"
Pepe, en una foto de primer plano
Un año más vuelves a televisión, ahora a Castilla/La Mancha. ¿Estarás contento? 
La verdad es que siempre andamos liados con una o con otra televisión. En Castilla/La Mancha hay una productora que fue la que inventó “La Copla” y “Yo soy del Sur”, con la cual llevo muchos años trabajando. Ellos confían en mi y fueron los que me  han creado  ese personaje de jurado y ha salido bien. Tenemos una buena simbiosis y bueno, hemos empezado una nueva temporada de “A tu vera”, siendo el cuarto año y yo encantado.
¿Te han ofrecido ir al programa ‘Supervivientes’ ? 
Jajaja, me lo ofrecieron hace unos años y es una idea que me gusta. Ahora han vuelto a ofrecérmelo y estoy dándole vueltas al asunto. Así que si voy, no sé te ocurra pedir el voto para salvarme cuando esté nominado, pues lo bueno es que te echen rápido, jajaja. Si voy tienes que venir a defenderme en plató.
Pepe 'el Marismeño': "De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala"
Junto a su hijo Joseto
¿Qué proyectos tienes de cara al futuro? 
En principio sacar un nuevo disco de mis 30 años de carrera musical, aunque llevo más, pero lo he acortado. Es un proyecto muy bonito que ya tengo adelantado con Fidel Cordero, que empezó con Los Marismeños cuando era muy jovencito. Recuerdo que Juanini y yo nos metíamos en su cuarto y nos comíamos los filetes empanados que les mandaba la madre. Ya me ha producido otro disco y quiero que este lo haga también, pues es una persona que me conoce muy bien. Vamos a hacer un disco con versiones  de toda la vida de los artistas con los que he tenido más roce, como Paquiro, Chiquetete, Cantores, Romeros, Sal Marina y Marismeños lógicamente. Voy a hacer un recorrido por mi vida, y quiero meter también a la Peña Flamenca de Huelva pues no debemos perder nuestros orígenes. Al fin y al cabo yo salí de las peñas de Huelva y Punta Umbría. Igualmente quiero que estén presentes en este trabajo, gente de mi época y hacer un recorrido por toda mi carrera musical.
En relación a la Clínica Galeno, que somos un referente en adicciones en España, queremos crecer e irnos a Extremadura y ampliar horizontes en otras provincias andaluzas.
En el tema de hostelería, quiero buscarme socios que lleven los negocios. Yo ya he hecho lo que tenía que hacer, he aportado lo que tenía en mi mente y he demostrado cómo se crea empleo. Ahora que sean otros los que sigan, pues ya voy cumpliendo mis añitos, aunque como todo el mundo me dice Pepito, pues me siento muy joven, pero ya estamos en los 47 y voy pensando en relajarme y estar más con mi mujer.
¿Cuáles han sido tus mejores momentos en tu vida como artista?
Los mejores momentos son siempre. Ser artista tiene un plus especial. Lógicamente han existido épocas muy buenas y otras no tanto. Con Los Marismeños tuvimos una racha pletórica, con muchísimo trabajo. En solitario tres cuartos de lo mismo. Te voy a decir una cosa y no quiero que te enfades, pues sé que tienes muchos amigos dentro de la música, pero la música está en manos de cuatro mangantes. La industria de la música es maleante y eso te quita las ganas.
En la feria de Bonares de hace tres años me subí al escenario y pregunté la hora tres veces y a mi eso no me había pasado nunca. Cuando me bajé dije “señores me retiro”, no vuelvo hasta que no me llegue de nuevo la ilusión. Todo vino a través del espectáculo “la luz del flamenco” que era muy bonito. Me acompañaban Joaquín Brito, Paco Casado… Era un recorrido de los cantes de Huelva y por envidia o no de qué hubo artistas que fueron a criticarme y acabaron quitándome las ganas y decidí retirarme momentáneamente.
Ahora ha llegado el momento de volver pues estoy con ganas y renovadas ilusiones. Pero insisto, la música está viviendo unos momentos muy malos. Primero porque la industria es nefasta, y después por la política, que no apoya como debiera la cultura. Se están suspendiendo conciertos a punta pala porque no pueden celebrarse si no se guardan ciertas distancias y sin embargo el AVE va lleno. No tiene lógica lo que se está haciendo. Todo esto es momentáneo, pero ya llevamos 8 meses y tiene pinta  de pegarse un año o año y medio más.
Pepe 'el Marismeño': "De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala"
Imagen retrospectiva del mítico grupo Los Marismeños
¿Cuál ha sido tu tema preferido para cantarlo?
He cantado muchos temas muy bonitos, sobre todo con Los Marismeños, a la virgen del Rocío. Pero sin duda  el tema que me compuso Fran Cortés, el hijo de Chiquetete, sobre mi hijo José Tomás, es el más especial (al contar esto se emociona y me emociona).
Después de este momento, le recuerdo la cantidad de veces que hemos compartido vivencias…., en el Rocío, con el Nazareno, con mi Virgen del Robledo, en carnavales, jugando al fútbol, en actuaciones por distintos lugares… 
En ese momento me corta y me dice:
“Eres el único que me hace llorar, hemos conectado muy bien desde siempre, y me identifico mucho contigo en el afán de trabajo, somos personas luchadoras, en saber pasar página en la vida que no es nada fácil… y en tantas cosas que no vamos a reseñar”.
Cuando te seguían los medios de comunicación de toda España por cualquier sitio que ibas, qué pensabas
Yo les decía “a mi no me sigáis, que no soy nadie”
Te seguían por Carmina Ordoñez ¿qué significó para ti? 
Carmina fue una etapa de mi vida, muy bonita, pues yo no estuve con ella por dinero, ni mucho menos. Fue una época de mi vida, donde había mucha droga, mucha juventud, muchas ganas de comerme el mundo. Nos cruzamos nuestros caminos y al final lo que nos unió fue la droga. Cuando descubrí a Carmina tal y como era encontré a una excelente persona, con un corazón brutal, una madre luchadora y ejemplar, pero le gustaba vivir en ese límite de la vida y a mi también me gustaba vivirlo de esa manera y nos juntamos. Fue bonito mientras duró y en aquella época viví a mil por mil.
¿Qué es lo que más detesta en esta vida? 
La falsedad de la gente. Siempre me he sentido muy querido en Huelva, pero pasé un año muy mal cuando empecé a montar empresas y ver como había gente que hablaban mal de mi, cuando lo que estaba haciendo es trabajar como un ca…. Con lo fácil que era si querían enterarse de algo, coger el teléfono, llamarme y preguntarme, que soy de los que le doy abrazos hasta a una farola y tú lo sabes. Esto ha hecho de mí, que intente estar menos con alguna gente. En definitiva, detesto a las personas falsas, no puedo con ellas.
Pepe 'el Marismeño': "De mí han dicho hasta que soy un traficante, la envidia es muy mala"
En fin Pepito, que estamos llegando al final de esta entretenida e interesante entrevista. Si quieres añadir algo más, hazlo 
Decir a todo el mundo que le pongamos más corazón a las cosas, que el ser humano está evolucionando muy malamente. Vivimos en una tierra maravillosa, tenemos la alegría en el cuerpo, hay que vivir y dejar vivir y disfrutar de la vida. Sería muy bonito
Pepe, piensa en positivo y ya sabes… echa cuenta a este estribillo de unas sevillanas:
“que no merece la pena, acordarse de lo malo, habiendo cositas tan buenas” 
Un abrazo grande amigo, se te quiere