1. Home
  2. Cuenca
  3. Minera
  4. El incendio, fuera de control, se planta a las puertas de Zalamea y a tiro de piedra de El Campillo y Minas de Riotinto

El incendio, fuera de control, se planta a las puertas de Zalamea y a tiro de piedra de El Campillo y Minas de Riotinto

0

El incendio de Olivargas (Almonaster) estaba la noche del viernes y esta madrugada del sábado fuera de control y con varios focos activos desde el entorno de Aguas Teñidas hasta los términos de Zalamea y El Campillo, a las puertas mismas de Zalamea y de la mina de Riotinto, junto a la presa de residuos de Aguzadera que corona el Tintillo. De hecho algunas barriadas zalameñas comenzaron a prepararse para una evacuación de seguridad y numerosas personas se han marchado del pueblo a casa de familiares y amigos.

Ha llegado a tener hasta cinco focos a lo largo de este viernes y ha recorrido en 36 horas una distancia que por carretera se marca en 40 kilómetros de recorrido. El fuego vuela literalmente.

El incendio, fuera de control, se planta a las puertas de Zalamea y a tiro de piedra de El Campillo y Minas de Riotinto
El incendio de Olivargas, visto desde Zalamea

Lo que se sabe es que ha arrasado ya varios miles de hectáreas, ha obligado a desalojar las aldeas de Cueva de la Mora, Monte Blanco, El Villar, Traslasierra y Mina Concepción. Varios cientos de personas han sido desalojadas de sus casas y acogidas en localidades vecinas como Zalamea, Valverde o El Patrás. Por no hablar de carreteras cortadas y animales de granja y especies cinegéticas, ciervos, jabalíes… que han sucumbido a las llamas y a la humareda, asfixiados en mitad de la tierra abrasada.

El paisaje es dantesco y las decenas de bomberos del Plan Infoca que combaten las llamas lo hacen literalmente cuerpo a cuerpo. En territorio hostil.

El único reducto que los mantiene separados de las llamaradas, intensas, a bocanadas, alimentadas por el viento y rescoldos de eucaliptos que vuelan ardiendo extendiendo el infierno a su paso, es la Nacional-435, cortada desde esta tarde.

El incendio asedió la noche del jueves al viernes 28 de agosto la explotación minera de Aguas Teñidas y Mina Magdalena. Y esta madrugada va camino de otra mina, la de Riotinto. Desde allí se puede ver la tremenda velocidad de las llamas.

Los trabajadores de la mina de Aguas Teñidas (Matsa) no pueden ni llegar a la explotación. Se han retrasado turnos y horarios de entrada hasta que se vea la situación este sábado a la mañana.

Lo que no se sabe aún es dónde y cómo comenzaron las llamaradas. Cuál fue el punto de ignición.

Dos autoridades políticas han especulado con la posibilidad de que el punto de ignición del voraz incendio que consume el corazón de la Cuenca Minera se encuentre en las llamas provocadas por un coche accidentado. Así lo ha insinuado la delegada del Gobierno en Huelva, Bella Verano. Una versión luego amplificada por el alcalde de Almonaster.

Luego el fuego ha sido alimentado por el viento, las altas temperaturas y por una ingente masa forestal de monte bajo, jaras, cientos de hectáreas de eucaliptos y pinares de repoblación que han servido de infernal combustible a las llamas.

El incendio, fuera de control, se planta a las puertas de Zalamea y a tiro de piedra de El Campillo y Minas de Riotinto
Puesto de mando incendio Almonaster-Olivargas en la zona de Aguas Teñidas.

La consejera Carmen Crespo fue clara en sus apreciaciones: Huelva tiene mucho material forestal y esta es una zona “especialmente forestal en la que siempre tenemos dificultades con los incendios”.

La segunda noche del incendio se presenta larga. Esta zona de la provincia de Huelva está bajo el Nivel 2.

El incendio, fuera de control, se planta a las puertas de Zalamea y a tiro de piedra de El Campillo y Minas de Riotinto
El incendio, desde la mina, ayer noche.

Una nomenclatura que se usa  para referirse a a aquellos incendios para cuya extinción es necesario que, a solicitud de la Dirección del Plan, sean incorporados medios extraordinarios estatales, o puedan comportar situaciones de emergencia que deriven hacia el interés nacional. Y aquí, el interés nacional, al margen de las personas y el valor medioambiental, se encuentra en la producción estratégica de dos de las minas más importantes de España: Aguas Teñidas, Magdalena y Riotinto.

Por eso se ha movilizado a la Unión Militar de Emergencias. Y para prevenir que las llamas alcancen pueblos tan poblados como Zalamea, El Campillo o Minas de Riotinto. Y hay mucho temor.

Esta noche, unos 200 profesionales se mantienen desplegados sobre la zona del incendio, donde el viento continúa siendo el gran problema y se oye su ulular, tanto que atemoriza. Entre los que quedan allí, 70 bomberos forestales y 18 efectivos de nueve camiones autobomba, así como diez técnicos de operaciones, cuatro agentes de medio ambiente y las dotaciones de seis máquinas pesadas, entre otros profesionales del Plan Infoca, Unidad Militar de Emergencias, Guardia Civil, Protección Civil y servicios sanitarios alertados en previsión de incidentes.

Las llamas y el frente kilométrico del incendio se han plantado ya a tiro de piedra de Zalamea y cerca de la mina de Riotinto.

Medios de toda Andalucía se están desplazando a Huelva para combatir las llamas.