1. Home
  2. Andévalo
  3. Puebla
  4. de
  5. Guzmán
  6. El Ayuntamiento de Puebla de Guzmán adquiere un valioso cuadro de Márquez de Velasco
El Ayuntamiento de Puebla de Guzmán adquiere un valioso cuadro de Márquez de Velasco

El Ayuntamiento de Puebla de Guzmán adquiere un valioso cuadro de Márquez de Velasco

0

La localidad de Puebla de Guzmán atesora un pasado artístico de gran calidad. Uno de sus autores más destacados fue Esteban Márquez de Velasco, pintor cuyo estilo ha sido muy vinculado con el de Murillo, hasta tal punto, que los franceses expoliaron durante la Guerra de la Independencia varios de sus cuadros creyéndolos realizados por el genio sevillano. Un cuadro de Márquez ha sido adquirido por el Ayuntamiento puebleño, con la idea de aportar fondos para un futuro Centro de Interpretación de Pintores Puebleños. El cuadro en concreto lleva como nombre ‘Cristo Salvador’, es un óleo sobre lienzo de 125 X 100 cms, y fue adquirido recientemente en una subasta a la que el Ayuntamiento fue alentado a participar por colectivos como la Asociación Herrerías.

Nacido en Puebla de Guzmán en 1652, y fallecido en Sevilla en 1696, la vida y obra de Márquez de Velasco han sido estudiadas por el catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, Enrique Valdivieso. Gracias a estas investigaciones, podemos conocer que realizó su aprendizaje en la capital hispalense, al lado de su tío el pintor Fernando Márquez, junto al que permaneció hasta 1672. A partir de entonces, y con el título de maestro pintor, regresó a su pueblo por poco tiempo, abriendo posteriormente en Sevilla un obrador que regentó durante toda su vida.

Su actividad pictórica fue intensa, desde el último cuarto del siglo XVII, y contó con numerosos colaboradores. En toda su obra está presente el estilo de Murillo, aunque conservó apuntes propios que identifican sus obras, aunque no estén firmadas.

Su obra datada más precoz es ‘La aparición de la Virgen a Santo Domingo’, firmada en 1693, seis años antes de su fallecimiento, mismo año que se fecha una pintura de gran formato procedente del colegio de San Telmo, que se conserva en el Paraninfo del Rectorado de la Universidad de Sevilla, en la que se representa a Cristo y la Virgen como protectores de la infancia.

El resto de su producción no está firmada, aunque se pueden atribuir a este pintor puebleño series de calidad, como la del Convento de la Trinidad o la del Convento de San Agustín, ambos sevillanos.

Sus pinturas se atesoran en numerosas instituciones y museos de la provincia de Sevilla, así como en lugares foráneos, como Valencia, Cádiz y colecciones particulares, no descartando la presencia de cuadros en la entonces América hispana. Incluso hay obras de Márquez en pinacotecas extranjeras, como ‘La Santa Cena’, conservada en la Baylor University en Waco (Texas), o ‘La Virgen con el Niño y San Agustín’, que puede contemplarse en el Museo de Odessa, aunque de nuevo atribuida erróneamente a Murillo.

El cuadro adquirido puede admirarse por unos días en el Consistorio puebleño, ya que posteriormente tendrá que ser sometido a una restauración, con la vista puesta en su exposición permanente en el futuro Centro de Interpretación de Pintores Puebleños, para el cual, el Ayuntamiento acaba de comprar otras dos obras, pertenecientes en este caso a Sebastián García Vázquez.