Home Andévalo El Plan Infoca desvela que el incendio de Cabezas Rubias pudo ser devastador al formarse un pirocúmulo
El Plan Infoca desvela que el incendio de Cabezas Rubias pudo ser devastador al formarse un pirocúmulo

El Plan Infoca desvela que el incendio de Cabezas Rubias pudo ser devastador al formarse un pirocúmulo

0

El primer incendio forestal serio de la temporada ha arrasado el paraje de la finca Santa Catalina en el término municipal de Cabezas Rubias, en pleno Andévalo onubense. En total las llamas han afectado a 380 hectáreas.

El Plan Infoca acaba de informar que el incendio pudo convertirse en un pirocúmulo de consecuencias devastadoras. En la imagen que ofrece el Plan Infoca se observa el peligroso fenómeno desde las casas de Cabezas Rubias, una localidad de 731 habitantes enclavada en el Andévalo pero a caballo con la Sierra de Huelva.

La cercanía de las llamas con el vecino  Paraje Natural de Sierra Pelada y Rivera del Aserrador pudo haber convertido el incendio en un desastre medioambiental. A la enorme riqueza forestal de la zona se une la presencia de una de las colonias de buitre negro más importantes de Europa.

Un pirocúmulo es una nube con forma de cúmulo que se produce debido al fuego o a la actividad volcánica. El origen de esta palabra nace de la unión del término griego pyro (fuego), con la palabra cúmulo, un tipo de nube con una forma muy característica, con una parte inferior ancha y plana y una superior con forma de cúpula que puede elevarse a gran altura. El pirocúmulo es un tipo de cúmulo muy denso formado por el fuego.

Los incendios forestales, al igual que las explosiones de un volcán, generan poderosas corrientes de aire ascendentes. Estas corrientes portan el agua evaporada por el incendio y, además, gran cantidad de partículas, restos de la materia vegetal que ha ardido o de material volcánico generado por la erupción.

Estas partículas, según las web especializadas, funcionan como núcleos de condensación y sirven para crear, junto al vapor de agua, los cúmulos. Así pues, un pirocúmulo es una nube generada por una corriente de convección estimulada por el propio incendio y alimentada por el mismo.

Las personas que contemplan un pirocúmulo pueden creer que se trata del humo de la explosión o del fuego, pero en realidad es una nube que se forma justo encima de la zona en la que ha tenido lugar la explosión o que se encuentra ardiendo

La zona, con pastos altos, maleza y troncones de eucalipto arraigados al suelo es un combustible óptimo para las llamas.

El viento y las altas temperaturas en una de las zonas más calurosas de la provincia de Huelva está haciendo el resto.

El Plan Infoca ha desplazado hasta allí a  24 bomberos forestales, cinco técnicos de operaciones, un agente de medio ambiente, tres autobombas y ocho medios aéreos como son tres aviones de carga en tierra, cuatro helicópteros y el avión de coordinación ACOA-8.

Se calcula que han ardido ya varios cientos de hectáreas.

(Nota: aunque la fotografía principal carece de calidad, muestra la formación del peligroso fenómeno)