1. Home
  2. Cuenca
  3. Minera
  4. Casi 6.000 firmas claman contra la ampliación del vertedero de Nerva y piden su clausura
Casi 6.000 firmas claman contra la ampliación del vertedero de Nerva y piden su clausura

Casi 6.000 firmas claman contra la ampliación del vertedero de Nerva y piden su clausura

0

Con el objetivo de lograr el cierre del vertedero de Nerva, varias organizaciones y personas a título individual se han unido en la denominada Alianza por el cierre del vertedero de Nerva.

La campaña de recogida de firmas contra el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva ha conseguido ya casi 6.000 adhesiones.

Esta iniciativa ciudadana surge, según su voluntad fundacional, como un espacio común para acoger el trabajo entre los colectivos y personas unidas por encima de sus diferencias en su rechazo a la ampliación del vertedero, con el objetivo compartido de conseguir el cierre definitivo del vertedero siempre desde el respeto al pueblo de Nerva y evitando cualquier tipo de fractura social.

Con la presentación de un Manifiesto basado en el espíritu de búsqueda del consenso que mueve a la Alianza, se busca la conformación de un frente amplio abierto y participativo para lograr el objetivo que nos hemos marcado.

La propuesta para avanzar en la conformación de este gran frente que implique a toda la sociedad nervense y onubense es la adhesión al Manifiesto 2020 por el cierre del vertedero de Nerva que, de momento ha sido suscrito por Ecologistas en Acción, Izquierda Unida, EQUO Huelva, Partido Popular de Nerva, Asociación de Mujeres LUNA, y a título personal, los nervenses Elvira Alcázar y Fermín Capado.

En este marco de reunir apoyo, la Alianza por el cierre del vertedero de Nerva ha participado también en la campaña de recogida de firmas en la plataforma change.org/clausuravertederonerva que ya lleva más de 5.000 adhesiones.

El manifiesto pide a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la junta de Andalucía que deniegue la aprobación de una nueva Autorización Ambiental Integrada a Ditecsa (DSM), con la que esta empresa pretende ampliar las actividades del vertedero con los residuos peligrosos, además de incrementar la cantidad de basura que puede enterrar, pudiendo prolongar su negocio al menos hasta el año 2034. Esta propuesta eclipsa un posible horizonte más sostenible para Nerva y la comarca minera basado en otras actividades económicas y la creación de empleo que se pueda mantener durante largo tiempo sin agotar recursos o deteriorar el medio ambiente.

Al gobierno municipal, desde el Manifiesto se le pide que revoque el “interés social” concedido en 1996 a este vertedero, por incumplimiento de todos los condicionados que fundamentaron su aprobación, y que inicie los trámites para solicitar a la Junta de Andalucía la clausura definitiva y sin demora de este vertedero de residuos peligrosos y no peligrosos.

La Alianza por el cierre del vertedero de Nerva señala que las instalaciones de Dictesa se han convertido en un foco de atracción de residuos, sobrepasando en un 300% la cantidad máxima para la que fue concebido inicialmente, recibiendo residuos procedentes de otros países de la Unión Europea como Portugal, Italia y Francia.

Según la Alianza, es sabido que “Dictesa ha gestionado con negligencia el vertedero, incluso depositando amianto, material altamente peligroso y cancerígeno, en una celda dentro del vaso de no peligrosos”, por lo que a día de hoy, la delimitación de vasos es incierta y tiene pocas garantías de seguridad. Además, esta empresa que solicita autorización nueva para ampliar el vertedero viene realizando una supuesta inertización, que denomina “estabilización”, que en el fondo, a juiicio de la Alianza,  “no es más que una práctica engañosa para eludir el impuesto por vertido de residuos peligrosos, al poder desviarlos al vertedero de residuos no peligrosos, donde pagan tasas inferiores”.

Por todo ello, la Alianza por el cierre del vertedero de Nerva también exige que se ejecute la Proposición no de Ley aprobada por el Parlamento de Andalucía por unanimidad el 3 de diciembre de 2014, relativa a la interrupción de la admisión de residuos peligrosos y no peligrosos en el vertedero de Nerva, que se anulen todas las modificaciones realizadas en la AAI para incluir nuevas clasificaciones de residuos a recepcionar, tramitadas todas ellas como modificaciones “no sustanciales” sin ser sometidas a trámite de información pública, y que se apoye a Nerva y su Ayuntamiento durante el procedimiento de clausura.

El cumplimiento de toda esta exigencia, además, pasa por “promover la creación de empleo mediante el diseño de un tejido industrial basado en energía y tecnologías limpias, minimizando los residuos en el marco de la economía circular y el objetivo del paradigma residuo cero, apoyando la producción local y la sostenibilidad social, ecológica y económica”.

“Ditecsa no sólo pretende seguir acumulando residuos en este vertedero, sino que su nuevo proyecto de ampliación prevé encauzar una parte de las aguas pluviales contaminadas a la futura depuradora de aguas residuales urbanas de Nerva, Riotinto y Zalamea, una EDAR adjudicada en 2017 que no está construida, lo cual anticipa que no será apta para limpiar ese tipo de aguas contaminadas”, advierte la Alianza antivertedero.

El colectivo prevé que otra parte de esas aguas sea vertida directamente sin tratar al Río Tinto, que desemboca en Huelva, poniendo en peligro la conservación de los tres espacios del río declarados Zona Especial de Conservación de la Red Natura 2000, y amenazando con enormes daños ambientales y para la población a lo largo de la cuenca del río Tinto.

Por su parte, la parlamentaria onubense de Adelante Andalucía, María Gracia González, ha criticado este viernes la “situación lamentable” del vertedero de residuos tóxicos de Nerva y la ampliación del mismo (publicada en el BOJA del 2 de abril).

González ha subrayado que el lugar donde se sitúa la planta de residuos es un espacio que se encuentra a solo 500 metros de suelo urbano consolidado y a otros 500 metros del Espacio Natural Protegido Río Tinto.

Pero, por si no fuera suficiente, también está dentro del BIC Zona Patrimonial Cuenca Minera de Riotinto-Nerva. El paisaje de esta zona “se encuentra explícitamente protegido por la Ley de Patrimonio de Andalucía y el decreto 504/2012, de 16 de octubre”, aunque a la vista de las circunstancias “no parece que se haya tenido en cuenta esta protección”, remarca la parlamentaria de Adelante, “pues se ha hecho todo lo contrario con la futura ampliación”, aparte de “desoír las voces del pueblo de Nerva y de toda la provincia, que cada vez son más, pidiendo el cierre del vertedero”.