Home Área Metropolitana Palos de la Frontera El matrimonio onubense atrapado en Perú podrá volver a casa en junio
El matrimonio onubense atrapado en Perú podrá volver a casa en junio

El matrimonio onubense atrapado en Perú podrá volver a casa en junio

0

Antonio García y Esperanza Cruzado (de 82 y 71 años) por fin podrán regresar a España, si todo va bien, el próximo 2 de junio.

El matrimonio de Palos de la Frontera atrapado en Perú, desde hace casi tres meses, ha logrado reservar 2 plazas en un vuelo chárter privado (un tipo de vuelo que no se comercializa por los canales habituales de venta) organizado por un grupo de españoles que se encuentran también atrapados en Perú.

Tras la negativa constante de la embajada española de organizar un vuelo de repatriación durante la crisis del coronavirus, finalmente este grupo de españoles ha conseguido fletar un avión privado para principios del próximo mes. 

Sin embargo, cuenta Gema García, (la hija del matrimonio de Palos) hasta que el total de pasajeros –290-de ese vuelo no termine de realizar el pago, no podrán recibir la autorización de la embajada española y de las autoridades peruanas para efectuar el vuelo de regreso.

Queda una semana. Esperamos que dé tiempo a gestionar todos los trámites. A día de hoy todavía no tenemos confirmación ni autorización definitiva, ya que ayer todavía quedaban por pagar 50 viajeros”, explica Gema.

Una vez tengan la confirmación, tendrán que gestionar la manera en la que sus padres, de avanzada edad, puedan llegar hasta su hogar de Palos. “El vuelo llegaría a Madrid o Sevilla. En cualquier caso, tenemos que estudiar el modo en el que mis padres puedan regresar a Palos y buscar los documentos necesarios, ya que todavía no es posible el tránsito entre provincias por el confinamiento”, asegura la onubense.

Cada uno de los pasajeros ha tenido que pagar por este viaje 760 euros. Ahora solo les queda esperar la ansiada “luz verde” de la embajada para emprender el camino de regreso a sus hogares.

Esperanza necesita volver cuanto antes porque se está quedando sin medicinas

Lo que más le preocupa a Gema es la delicada salud de su madre. Esperanza sufre múltiples patologías, por lo que necesita disponer, en todo momento, de su medicación. Una medicación que comienza a agotarse (nunca hubieran esperado estar en el país durante más de dos meses) y que no encuentran en Perú.

“Mi madre no puede interrumpir su medicación para el lupus, la presión arterial o hacer uso de otro anticoagulante como el Sintrom de buenas a primeras. Son medicaciones muy serias con cantidad de contraindicaciones. Estamos muy preocupados por no disponer de estos medicamentos que prácticamente ya se nos han agotado“, explica Gema.

Por esta razón, hace una semana pedían ayuda desesperada a través de los medios, hasta que, finalmente, gracias a la iniciativa de dos chicas españolas (pertenecientes al grupo de más de 300 españoles atrapados en Perú por el confinamiento) han conseguido este vuelo privado que, esperan, los traigan de regreso a su hogar.