Home Condado Almonte Almonte denuncia desplazamientos diarios a segundas residencias de El Rocío y Matalascañas
Almonte denuncia desplazamientos diarios a segundas residencias de El Rocío y Matalascañas

Almonte denuncia desplazamientos diarios a segundas residencias de El Rocío y Matalascañas

0

La alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano Domínguez, ha manifestado hoy en su comparecencia diaria en la televisión municipal la seria preocupación del Ayuntamiento ante los desplazamientos de personas, tanto del exterior como de Almonte, a sus segundas residencias en la aldea de El Rocío y en Matalascañas, un hecho que la entidad municipal viene denunciando públicamente desde el pasado 28 de marzo, hace 11 días, llegando incluso a cortar diversos accesos de caminos de titularidad municipal, una iniciativa a la que se vio obligado a dar marcha atrás tras recibir notificación de la subdelegación del Gobierno de que las competencias para poder adoptar esas medidas están en estos momentos en manos del Gobierno de la Nación.

Solicitamos el cierre de los caminos que acceden a El Rocío, por donde sigue entrando gente todos los días”

Según palabras de Castellano Domínguez, “todos los días está entrando gente en Matalascañas y en El Rocío, nos lo hacen llegar tanto la concejala de El Rocío como los vecinos, que cumplen con el confinamiento y viven con preocupación esta realidad”

La reiterada petición del Ayuntamiento se fundamenta en que “los desplazamientos están expresamente prohibidos por el Decreto del Estado de Alarma, y especialmente en la responsabilidad que nos incumbe como ayuntamiento de velar por la salud de nuestros ciudadanos”.

En este sentido añade la alcaldesa que “hemos enviado una carta a la subdelegación del Gobierno en Huelva en la que le exponemos nuestra gran preocupación y le solicitamos con carácter urgente el cierre de los caminos que acceden a El Rocío, y el refuerzo del control de las carreteras de acceso a Matalascañas que viene realizando la Guardia Civil”

Ante el próximo puente festivo a partir del Jueves Santo, el Ayuntamiento de Almonte es consciente de que va a seguir entrando gente en ambos núcleos urbanos, así como del hecho que desde la Policía local es imposible hacerse cargo de la vigilancia de todos los caminos.