Home Área Metropolitana Huelva Capital Un anticuario lideraba desde Huelva una red ilegal de tráfico de marfil por toda España

Un anticuario lideraba desde Huelva una red ilegal de tráfico de marfil por toda España

0

La Guardia Civil ha desmantelado una red internacional de tráfico y venta ilegal de marfil que operaba desde Huelva por todo el país. El ‘comercial del marfil’ tenía su centro de ventas en un anticuario de Huelva y vendía y subastaba por internet todo tipo de piezas, lotes, tallas y colmillos de marfil de elefante africano. La distribución del material la hacía usando distintas empresas de paquetería.

Según acaba de informar Europol, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha liderado la investigación internacional y se ha incautado de 334 piezas de marfil de elefante valoradas en 120.000 euros.

Un anticuario lideraba desde Huelva una red ilegal de tráfico de marfil por toda España

Un anticuario lideraba desde Huelva una red ilegal de tráfico de marfil por toda España

La Operación Fildish, muy elaborada en su operativa, ha sido liderada por agentes de la Sección de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, y desarrollada entre los meses de junio de 2019 y enero de 2020. Se ha incautado en total 334 piezas de marfil de elefante, con una valoración estimada de 100.000 € en el mercado negro.

Debido a la complejidad que presentaba la investigación fue coordinada por Europol (la Policía europea) y se llevó a cabo en 10 provincias españolas y Portugal.

El cerebro de la operación se localizó en Huelva, desde donde vendía y comercializaba a través de internet todo tipo de piezas de marfil, colmillos de elefante africano. Se trata de la primera operación de este tipo llevada a cabo en Europa desde que el delito medioambiental se constituyó en prioridad del Ciclo de Política de Seguridad de la Unión Europea.

Un anticuario lideraba desde Huelva una red ilegal de tráfico de marfil por toda España

Según ha explicado la Guardia Civil, durante el desarrollo de las investigaciones los agentes pudieron comprobar que un anticuario de la provincia de Huelva investigado comercializaba, a través de anuncios en páginas de Internet numerosos lotes de objetos, figuras e incluso colmillos de marfil de elefante africano, los cuales distribuía mediante diferentes  empresas de paquetería.

La alarma saltó al detectar la Guardia Civil en el desarrollo de las investigaciones que se estaban realizando  multitud de actos de compra, oferta, venta y envío de una cantidad importante de partes y derivados de piezas marfil de elefante (Loxodonta africana),  de forma continuada en el tiempo, entre los años 2015 y 2019, especie catalogada en peligro de extinción e incluida en el convenio CITES con el máximo grado de protección.

Un anticuario lideraba desde Huelva una red ilegal de tráfico de marfil por toda España

Según informa la Guardia Civil, este tráfico ilícito de marfil se realizaba con absoluto incumplimiento de la normativa reguladora de la materia, detectándose transacciones comerciales hacia diez provincias de la geografía española (Mallorca, A Coruña, Valencia, Alicante, Málaga, Melilla, La  Rioja,…).

Colaboración de la Guardia Republicana de Portugal

Los agentes del Seprona constataron que el marfil intervenido procedía de Portugal,  por lo que se recurrió a la colaboración internacional a través de Europol y  de  la  Guardia Nacional Republicana de Portugal.

Gracias a esta colaboración, que incluyó el traslado de agentes del Seprona hasta Lisboa al objeto de coordinar las acciones operativas, en Portugal se aprehendieron de otras partidas de marfil en Lisboa y Oporto, en concreto 21 tallas de marfil incluyendo dos colmillos de elefante valoradas en unos 80.000 € en el mercado negro.

La Operación finalizó con la investigación  de ocho personas por supuesto delito continuado contra la fauna silvestre protegida y la incautándose un total de 344 piezas de marfil. Europol considera la operación abierta y no se descartan futuras acciones a corto plazo.

Para constatación de la especie y valoración de material intervenido se solicitó la colaboración de distintos Departamentos del SOIVRE (Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones). Por otra parte, con la finalidad de realizar una datación de la antigüedad del marfil, se realizaron pruebas de Carbono 14 por el Centro Nacional de Aceleradores de Sevilla.

Legislación y protección del elefante africano

Los especímenes de elefante africano (Loxodonta africana) y sus partes, así como los productos de esta especie se encuentran incluidos en el Anexo I de la Convención sobre el comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Washington 3 de marzo de 1973) y en el Anexo A del Reglamento (CE) nº 338/97, del Consejo, de 09 de diciembre de 1996, relativo a la protección de especies de fauna y flora silvestres mediante su comercio, encontrándose prohibida su comercialización, salvo que se cumplan  las excepciones reguladas en dicha normativa.

“El tráfico ilegal y el furtivismo de especies silvestres se ha convertido en una de las actividades ilícitas organizadas más lucrativas a nivel mundial. Su magnitud es difícil de cuantificar con exactitud, pero distintas fuentes  estiman que los beneficios procedentes de ese tráfico se sitúan, cada año, entre 8.000 y 20.000 millones EUR”, añade la Guardia Civil.

El tráfico ilegal y el furtivismo afecta a un amplio abanico de especies protegidas, como los elefantes y rinocerontes, los corales, los manidos, los tigres o los grandes simios.

Según los especialistas de la Guardia Civil, el tráfico ilegal y el furtivismo de especies silvestres tienen un efecto desastroso sobre la biodiversidad y suponen una amenaza para la supervivencia de algunas especies. Y, explican, “no solo constituyen un incentivo para prácticas corruptas sino que las propician, socavando así el Estado de Derecho”. Especialmente en algunas regiones de África, tienen un impacto muy negativo sobre el potencial de desarrollo económico.

El tráfico ilegal y el furtivismo de vida silvestre constituye una de las mayores amenazas para la biodiversidad a nivel mundial.

La Unión Europea aprobó el Plan de Acción en la CE para combatir el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de estas especies silvestres, en respuesta al llamamiento realizado por la ONU para combatir esta problemática. Esto ha supuesto un importante reto en el ámbito de la conservación de la naturaleza a nivel mundial, que pretende contribuir a acabar con este tipo de actividades ilegales. El delito medioambiental es una de las diez prioridades del Ciclo de Política de Seguridad de la UE 2018-2021, de la que la Guardia Civil es co-líder a través de la plataforma EMPACT.

El Gobierno de España como compromiso para  la aplicación del  citado Plan de Acción Europeo dictó Resolución de 4 de abril de 2018, de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 16 de febrero de 2018, por el que se aprueba el Plan de acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de especies silvestres (TIFIES).