Home Salud La alarma destapa la vulnerabilidad de los ‘sin techo’, ocupas y asentamientos de inmigrantes
La alarma destapa la vulnerabilidad de los ‘sin techo’, ocupas y asentamientos de inmigrantes

La alarma destapa la vulnerabilidad de los ‘sin techo’, ocupas y asentamientos de inmigrantes

0

La declaración del estado de alarma ha vaciado las calles, plazas y todo tipo de lugares de ocio y reunión. La primera jornada dominical de este ciclo histórico en todos los sentidos provocado por la pandemia de coronavirus no tuvo muchos contratiempos aunque es este lunes, con los primeros movimientos laborales, cuando se podrá hacer un verdadero test de su funcionamiento.

Sin embargo, este domingo 15 de marzo, este primer día del estado de alarma ha servido para destapar uno de los graves problemas sociales a los que las autoridades deben buscar una solución. Nada más que en Huelva capital hay 300 residentes sin techo, 80 de ellos mujeres, a los que se añaden un importante número de ‘ocupas’ que no están ni siquiera censados o controlados y no tienen acceso a medidas de higiene habituales, agua o aseo.

La alarma destapa la vulnerabilidad de los ‘sin techo’, ocupas y asentamientos de inmigrantes

Los vecinos de algunos de estos edificios ocupados ya han dado la voz de alerta. Quieren que se controlen estos lugares para evitar problemas sanitarios y descontrol en estos tiempos de coronavirus.

A los ‘sin techo’ hay que sumar los más de 3.500 inmigrantes que malviven junto a los campos de fresa  de Huelva, según las ONG, y no tienen acceso a lo más esencial para poder aplicar siquiera las medidas higiene y salubridad que recomiendan las autoridades.

De hecho, alcaldes de pueblos freseros están desde hoy abordando este asunto con la Subdelegación del Gobierno en Huelva para abordar este problema que inquieta, y mucho, a los vecinos de sus pueblos.

La gravedad del problema la ha detectado el Gobierno que a última hora de la noche del domingo anunció que la UME y el Ejército de Tierra realizarán tareas de ayuda a las personas sin hogar para garantizar que disponen de comida o medios de abastecimiento. Entre otras medidas, se constituirán unidades que diariamente les entregarán un kit de higiene y alimentación, se reforzarán los centros y se habilitarán espacios amplios para alojar a estas personas.

Ante el desbordamiento más que previsible de los Servicios Sociales, los profesionales de protección civil, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado participarán en el seguimiento diario de las personas sin hogar, el refuerzo de los centros sociales, el reparto de alimentación, la dotación de los comedores sociales y la habilitación de los espacios necesarios.

Algunos ayuntamientos como el de Ayamonte ya se han adelantado y ha habilitado, adoptando todas las medidas de precaución, los servicios públicos del recinto ferial de la localidad, para aquellas personas sin hogar que necesiten hacer uso de ellos. Se trata de unas instalaciones que disponen de ducha.

Ayer mismo ya comenzaron a circular vídeos por las redes, que podían haberse grabado hace días, en los que se veían reuniones numerosas de inmigrantes a pesar del estado de alarma. Por eso se reclaman hasta medidas informativas en este sector de la población.

Cáritas Diocesanas hace tiempo que puso el foco en este problema social de los ‘sin techo’ para buscar una solución que ahora es más necesaria que nunca. Porque si no tienen un hogar donde guardar el confinamiento dónde se van a meter estas personas.

Hasta ahora la medida más efectiva para mitigar esta carencia en Huelva capital ha partido de la Diócesis, que desde el pasado dos de enero de 2020 puso en marcha el Refugio de San Sebastián. Un lugar que da apoyo a estas personas vulnerables para que pasen las frías noches de invierno.

Sin embargo, este alojamiento, respaldado por el Obispado onubense, coordinado por Cáritas y financiado por el Ayuntamiento al 75% y la Hermandad del Rocío de Huelva al 25%, está previsto que funcione hasta el próximo 21 de marzo por lo que a partir de esa jornada irán a la calle si no se renueva el concierto que les facilita cama, cena y desayuno. Con todo, este hogar funciona para 20 plazas.

Este domingo, el sindicato CGT activó una campaña de concienciación sobre este problema que presentan las personas sin hogar en tiempos de coronavirus. Su portavoz en Huelva, Diego Rodríguez Toribio, recuerda que “en este periodo de crisis por el Coronavirus, se están tomando decisiones administrativas, entre las que se incluyen el confinamiento de zonas amplias. Igualmente se están dando instrucciones para que las personas se queden en casa para no contagiar ni ser contagiados. A nivel económico se están previendo despidos, ERTEs y cualquier medida que se necesite, con el objetivo de que los y las trabajadoras no salgan a la calle y procuren no contagiarse ni contagiar. Es necesario establecer, y se entiende, protocolos que nos permitan frenar el avance de los contagios”.

En su escrito de peticiones de firmas explica que “en definitiva se nos está exigiendo tener altura de miras y responsabilidad, para lo cual se establecen medidas de urgencia, pero qué pasa con aquellas personas que no tienen hogar ni medios. Qué ocurre con las personas que su medio de subsistencia es el que les proporcionan los comedores sociales ahora cerrados. En qué hogar se puede confinar al que no tiene. Qué protección se les va a dar a las personas que viven en los asentamientos de chabolas que ya de por sí son inhumanos. ¿Acaso no son personas que pueden contagiarse, seres humanos a los que hay que proteger”.

La alarma destapa la vulnerabilidad de los ‘sin techo’, ocupas y asentamientos de inmigrantes

Con esta petición se pretende que las Administraciones, cualesquiera que sea, establezcan en sus protocolos medidas de protección a las personas sin techo y que malviven en asentamientos chabolistas. “Deben tenerlos en cuenta y facilitarles lugares en los que poder protegerse, alimentarse y ser cuidados médicamente”, explica para reclamar la solidaridad de la sociedad porque “si muchas personas firmamos igual logramos que se den cuenta de que en todas las medidas se están olvidando de ellos. Somos seres humanos”.

El relator de la Organización de Naciones Unidas también advirtió hace apenas quince días en su visita a los campamentos onubenses sobre las condiciones de insalubridad que soportaban los residentes en los asentamientos freseros. Una situación que ahora se agrava por la pandemia del coronavirus.

Mientras, desde Asnuci también se ha puesto el foco en los asentamientos chabolistas. La Asociación Nuevos Ciudadanos por la Interculturalidad advierte sobre las precarias condiciones de vida que viven los inmigrantes en los asentamientos porque en estas condiciones es muy difícil cumplir con las recomendaciones de confinamiento. En una palabra, al margen de salir a buscar sustento, necesitan donde ir a por el agua y cubrir otras necesidades.

Por eso creen más necesario que nunca instalar en estos lugares, similares a campos de refugiados, módulos de aseo, puntos de agua potable y recogida de residuos para garantizar unas mínimas condiciones de salubridad para hacer frente al coronavirus.

En un comunicado Asnuci refleja “la tensa situación en la que nos encontramos debido a la nueva declaración de pandemia mundial” que “nos exige una actuación responsable y solidaria”.

Asnuci ha decidido no cerrar radicalmente su centro de estancia diurna. “Para muchas personas migrantes residentes en Lepe el centro es el único lugar dónde poder ducharse, hacer sus necesidades y lavar su ropa, así cómo tener acceso a la electricidad y conexión wifi, elementos esenciales para asegurar el derecho a la comunicación y la información. Un cierre completo no es actualmente justificable pues tendría consecuencias sobre la salud tanto física como mental de estas personas. Por lo expuesto, hemos establecido una situación de semicierre, con medidas de acceso restringido y elevando los estándares de higiene”.

Asnuci ve el coronavirus no sólo como un problema de salud sino también como un desafío político. “Las situaciones de crisis como la actual revelan las desigualdades sociales en las medidas políticas y administrativas. Las cuestiones de vulnerabilidad y de exclusión social se hacen evidentes”, dice

La Asociación que vela por los inmigrantes se pregunta ¿Cómo te quedas en casa cuando no tienes casa?

¿Cuando debes andar kilómetros para buscar agua? ¿Cuando tienes que comprar diariamente la comida del día porque no dispones de frigorífico dónde conservar los alimentos?

El Ayuntamiento de Almonte publica en cuatro idiomas instrucciones para trabajadores agrícolas

El Consistorio acaba de publicar un folleto, tipo preguntas y respuestas, con instrucciones para trabajadores agrícolas del municipio para la pandemia del coronavirus.

El objetivo es, según la alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, informar sobre medidas de protección contra el peligro de contagio del coronavirus a este amplio sector de la población, que en el municipio almonteño tiene además un elevado porcentaje, más del 30 por ciento, de personas migrantes.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, la información se ofrece mediante preguntas como “qué puedo hacer para protegerme; cómo desplazarse; cómo relacionarse y qué tengo que hacer si tengo síntomas. Son las preguntas que se plantean en el texto, cuyas respuestas orientan e instruyen sobre los comportamientos más adecuados en cada caso.

La alarma destapa la vulnerabilidad de los ‘sin techo’, ocupas y asentamientos de inmigrantes