Home Costa Doble castigo europeo a Huelva: Retirada de banderas azules y multas por verter aguas residuales
Doble castigo europeo a Huelva: Retirada de banderas azules y multas por verter aguas residuales
0

Doble castigo europeo a Huelva: Retirada de banderas azules y multas por verter aguas residuales

0

La retirada de banderas azules a ocho populares playas de Huelva por parte de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) ha levantado este año una gran polvareda hasta el punto de que se habla de “mazazo al turismo”.

Los titulares han sido muy negativos tras conocerse que solo tres playas: Islantilla (Isla y Lepe), Parador (Mazagón) y San Miguel (Cartaya) se han colgado esta medalla azul tan publicitada por las autoridades otros veranos.

El caso es que este 2019 han perdido el galardón europeo Matalascañas, Torrelahiguera; las playas urbanas de Punta Umbría y El Portil, Central y Gaviota-Punta del Caimán en Isla Cristina y Punta del Moral e Isla Canela en Ayamonte. Huelva, con 8 playas, se encuentra entre las provincias españolas que más distinciones ha perdido este año.

Pero qué ha pasado. Hay algún acontecimiento extraordinario que haya llevado a la ADEAC a ‘castigar’ al litoral onubense. Parece que no. Es más, en 2018 las playas estaban peor debido a los fuertes temporales que se llevaron por delante arena, instalaciones, alcantarillas y emisarios submarinos. Y muchas zonas mantuvieron las banderas.

La organización Ecologistas en Acción contraprograma anualmente las Banderas Azules con sus irónicas Banderas Negras. En 2018 le dio las Banderas Negras a Isla Cristina, La Antilla y Mazagón además de a Isla Canela, El Portil, Ría de Huelva, Punta Umbría y Matalascañas.

Casualmente, los motivos esgrimidos por Ecologistas: vertidos contaminantes de aguas residuales e instalación de chiringuitos son los mismos que la Asociación Europea ha usado para retirar las banderas azules.

Lo que ocurre es que los vertidos de aguas residuales urbanas a las playas por la falta de estaciones depuradoras (EDAR) o su mal funcionamiento llevan décadas produciéndose. Por eso España ha sido sancionada por la UE y paga anualmente una multa semestral de 11 millones de euros por su incumplimiento. En Huelva están afectadas las depuradoras de Matalascañas e Isla Cristina.

Iñaki Olano, portavoz de Ecologistas en Acción en Huelva en esta materia es rotundo: “Es importante preguntarse qué ha cambiado de otros años a éste, cuando los vertidos que se producen y los chiringuitos son casi los mismos”.

Doble castigo europeo a Huelva: Retirada de banderas azules y multas por verter aguas residuales Costa 1

Desde la ADEAC se piensa que “el objetivo de Bandera Azul no es conseguir cada vez más banderas o más turistas en todo nuestro litoral. Pretende atraer y mejorar actitudes y comportamientos cívico-ambientales de unos usuarios más responsables, en unos destinos más sostenibles”, indicó la Asociación, recordando que muchos municipios tras denegarse su renovación ha decidido dejar de presentarse.

Uno de los consistorios implicados en esta polémica es Almonte.  El Ayuntamiento de Almonte ha criticado la decisión “incongruente e irresponsable” de la asociación que concede las banderas azules, Adeac, de no otorgar este año el galardón a la playa de Matalascañas, una decisión que la propia entidad municipal atribuye a una circunstancia que “ni es nueva ni es responsabilidad del Consistorio almonteño, sino del Gobierno de España”, como es “el incumplimiento de la normativa europea en materia de depuración de aguas”.

Según informó el Ayuntamiento en una nota, “después de 25 años con la misma depuradora y el mismo sistema de depuración, se nos deniega por este motivo” precisamente ahora, cuando “estamos en la legislatura en la que se ha dado el impulso definitivo” a la nueva depuradora, que ya tiene el proyecto aprobado y comenzará a construirse a finales de este año o principios del próximo, para lo que “pusimos de acuerdo a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España, lo que nunca nadie antes había hecho”, asegura el Consistorio marismeño.

Tras incidir en que Matalascañas ha contado con bandera azul en estos últimos años y que incluso en 2018 “se nos hizo una mención especial por la calificación que obtuvimos”, el Ayuntamiento ha asegurado que “no entendemos qué ha cambiado”, por lo que la única explicación que encuentra es que “alguien está lavando su cara a costa de nosotros”, pues, como le ha trasladado el propio presidente de Adeac, “el mismo jurado que denuncia a España por no tener aguas depuradas es el mismo que otorga las banderas azules”.

Desde Isla Cristina, su Ayuntamiento se pronuncia de forma parecida: El motivo por el cual la ADEAC ha tomado esta decisión de excluir las playas isleñas se debe “al hecho de que no valoran solo el estado de la playa, sino de todo el municipio, considerando que la problemática de vertidos en las marismas que actualmente tenemos es un condicionante para no ser apto del distintivo Bandera Azul”. Unos vertidos que “no es competencia del Ayuntamiento, sino de la Junta de Andalucía y de la empresa Giahsa, a quienes hemos solicitado reiteradamente una solución que no llega”.

El Ayuntamiento isleño ha explicado que “en los últimos dos años habíamos mantenido el reconocimiento, porque los máximos responsables de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía se comprometieron, frente a ADEAC, a solucionar la problemática de los vertidos”. “Sin embargo” concreta, “este año desde la asociación ya no han confiado en las promesas de actuación de la Junta, y en la última edición de FITUR ya nos comunicaron que en caso de continuar con la problemática de los vertidos, no se nos concederían las banderas”.

En Punta Umbría también hay malestar. Desde la concejalía de Turismo se señala que “ha sido un castigo desmedido por los chiringuitos” porque la ADEAC no ha objetado nada a su limpieza, seguridad y servicios

La concejala delegada de Turismo del Ayuntamiento de Punta Umbría, Antonia Hernández Galloso, lamenta la pérdida de las banderas azules que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) y le resta importancia a esta iniciativa, porque “muchas de las mejores playas de España no tienen este distintivo y eso no significa que no sean buenas playas”.

Según los datos que tiene el Ayuntamiento, “la pérdida de las banderas obedece a la ocupación del dominio público de los chiringuitos y eso es algo que estamos tratando de regularizar desde hace varias temporadas”. Sin embargo, la ADEAC no ha objetado nada a su limpieza, seguridad y servicios.

Para que sirva de consuelo y a falta de playas, puertos. Huelva repite con las cinco banderas del año pasado. Así, las distinciones ondearán este año en los puertos deportivos de Ayamonte; Isla Cristina; Mazagón, en Palos de la Frontera; El Terrón, en Lepe, y en la Marina de Isla Canela, Ayamonte.

Desde la Junta de Andalucía aseguran que ya trabajan en resolver las carencias detectadas y denunciadas para recuperar las banderas azules. No obstante, matizan que el nuevo Gobierno no es responsable de este asunto porque fue el anterior de Susana Díaz el que comenzó la tramitación. Y desde la Diputación de Huelva opinan que “no se trata de buscar responsables” sino de solucionar el problema porque “hace mucho daño al sector turístico”, el cual “es fundamental para la economía y riqueza de la provincia”.

Cabe recordar que la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) es una asociación sin ánimo de lucro, independiente del Ministerio de Medio Ambiente o cualquier otro organismo estatal, cofundadora en el año 1982 de la Fundación Europea de Educación Ambiental (FEE), de la que forma parte, junto con otras 74 organizaciones en 64 países. Estas organizaciones unen sus esfuerzos a nivel internacional en programas como Bandera Azul para playas, puertos deportivos y embarcaciones, Ecoescuelas, Jóvenes Reporteros para el Medioambiente y Llave Verde.