1. Home
  2. Cuenca
  3. Minera
  4. El
  5. Campillo
  6. Riotinto Fruit alerta de que podría despedir a los huelguistas y reclamarles las pérdidas
Riotinto Fruit alerta de que podría despedir a los huelguistas y reclamarles las pérdidas
0

Riotinto Fruit alerta de que podría despedir a los huelguistas y reclamarles las pérdidas

0

La dirección de la empresa achaca la falta de acuerdo a “intereses sindicales y personales” de los dirigentes de UGT

La dirección de Organic Citrus, antigua Riotinto Fruit, ha respondido al comunicado enviado por el comité de empresa sobre la negociación llevada a cabo la semana pasada en el Sercla, que finalizó sin acuerdo entre las partes y, por tanto, con la convocatoria de huelga indefinida, que comenzará, si nada lo evita hasta entonces, el próximo viernes 3 de mayo.

Tras conocer la postura de los representantes de la plantilla, la empresa afincada en El Campillo ha negado “rotundamente” las acusaciones vertidas en ese comunicado, al tiempo que lamenta “no haber podido cerrar un acuerdo que había alcanzado con el Comité de Empresa”, asegura.

En concreto, la dirección de la compañía entiende que, “si no se firmó un acuerdo, no lo fue por la intransigencia de la empresa, como falsamente se indica en el mismo, sino porque los dirigentes de UGT antepusieron sus intereses sindicales al bienestar y la seguridad de los trabajadores”, apostillan.

Los representantes de Organic Citrus señalan que, pese a que entienden que se están aplicando las tablas salariales del convenio colectivo y que este tiene en cuenta el decreto sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la compañía, “en aras de la paz social que siempre busca Organic Citrus”, fue aceptando distintas propuestas hasta llegar a un acuerdo final, que “contemplaba incrementos salariales de manera temporal, hasta el 31 de octubre, tiempo en el que se esperaba se aclarasen las diferencias de interpretación sobre el Salario Mínimo Interprofesional que hace UGT frente al resto de sindicatos que han negociado el convenio colectivo y aprobado las tablas salariales para el año 2019”, añaden desde la empresa, al tiempo que indican que también se había comprometido a “seguir respetando las cantidades que abona por encima de las tablas salariales a los trabajadores fijos”.

¿Por qué entonces no se firmó el acuerdo? Desde el Comité lo atribuyeron a que la empresa no quiso concretar los acuerdos alcanzados en el acta final de la reunión. Sin embargo, la compañía, a través de un comunicado remitido a este periódico, asegura que se debe a los “intereses sindicales” de UGT, sindicato mayoritario en el comité de empresa de Organic Citrus. La dirección del antigua Riotinto Fruit explica, en concreto, que no se firmó el acuerdo porque UGT se opuso a que hubiera “cualquier remisión a las tablas salariales del convenio colectivo”, algo que para la empresa es “una actitud contraria a toda lógica”.

La empresa lo argumenta en estos términos: “UGT podía, como ya lo ha hecho, impugnar el convenio o las tablas salariales que en él aparecen, siendo éste el problema principal y la razón por la que no pudo firmarse el acuerdo, ya que su disputa es con CCOO, el otro negociador del convenio, al oponerse a que en el acuerdo se hiciera cualquier remisión a las tablas salariales del Convenio Colectivo, pretendiendo prescindir del mismo, en una actitud contraria a toda lógica y seguridad jurídica, y contraria a la negociación colectiva”.

Asimismo, la empresa se ha mostrado “preocupada por los propios trabajadores”, sobre los que asegura que “están siendo utilizados sindicalmente, sin pensar en su propio bien”. Además, indica que a los empleados “no se les ha advertido de las posibles consecuencias que tiene la huelga planteada”.

En concreto, desde Organic Citrus insisten en que puede ser ilegal. “La huelga sólo tiene como objetivo cambiar unas tablas salariales que ya han sido negociadas y publicadas”, por lo que “tiene una alta probabilidad de que sea declarada ilegal”, añaden, tras lo que advierten de las consecuencias que puede tener si finalmente se da esa declaración: “la participación en la misma, en determinadas circunstancias, podría ser motivo que justificase el despido de los trabajadores, y, asimismo, aquellas pérdidas en las que incurriera la empresa a consecuencia de una huelga ilegal podrían ser reclamadas al comité de huelga y a los participantes”.

Por todo ello, la empresa insta de nuevo a “que se replanteen las posturas y no se use a los trabajadores como escudo de reivindicaciones sindicales que están a la espera de resolverse, con una huelga que podría ser declarada ilegal, al estar pendiente de resolución judicial la impugnación que ha realizado UGT del Convenio Colectivo”.

“Si es necesario modificar las tablas salariales, porque así se acuerde por los tribunales, la empresa no pondrá impedimento alguno a abonar las cantidades que resulten procedentes, como siempre ha venido haciendo, porque entiende que sus trabajadores son su principal recurso”, continúan desde la dirección de Organic Citrus, tras lo que lamenta “profundamente el uso que de ellos se está haciendo por aquellos que piensan más en sus intereses personales que en el bien del conjunto de compañeros”.

Foto: Rafael Carmona Bordas