Home Deportes Recreativo, ¿qué hacemos con Óscar Carazo?
Recreativo, ¿qué hacemos con Óscar Carazo?

Recreativo, ¿qué hacemos con Óscar Carazo?

1.91K
0

El mercado de fichajes de invierno vuelve a traer al primer plano a los directores deportivos de los diferentes clubes, hombres cuyo trabajo en la sombra sólo se juzga durante los meses de verano o en enero. En el caso del Recreativo, la labor de Óscar Carazo viene marcada por la polémica que acompaña a Eurosamop desde que llegó a Huelva.

De hecho, una de las cuestiones más controvertidas de la posible rescisión del contrato de gestión de Eurosamop es el futuro de Carazo. El actual director deportivo del Decano es un hombre de Juanma López, pero también es un empleado del club. De hecho, cobra directamente del Recre. Y por encima de filias y fobias, su trabajo merece del notable hacia arriba.

Es cierto que en su primera actuación, durante el pasado mercado de invierno, no estuvo muy afortunado con los fichajes de Natalio, Toni Segura e Iván Agudo. Pero también es verdad que acababa de aterrizar en las oficinas del Nuevo Colombino y que dispuso de poco tiempo y de un presupuesto ínfimo para reforzar al equipo.

Este verano, las dificultades han persistido, pero la actuación de Carazo, una vez asentado en el cargo, ha brillado con luz propia. En apenas un mes y pese a la fama del Recreativo de ser un conjunto ‘mal pagador’, logró fichar a un entrenador del nivel de José María Salmerón y conformar una plantilla capaz de competir por el ‘play-off’.

Todo con el mismo presupuesto (1,4 millones de euros) que el curso anterior, cuando los albiazules pelearon por no descender. Ahora, se espera que su conocimiento del mercado y capacidad de negociación para reforzar al Decano con el dinero ahorrado de las salidas para convertir al once recreativista en un verdadero candidato al ascenso.

Entonces, ¿porqué esas reticencias con Carazo? Máxime cuando es un hombre discreto y que huye del protagonismo. Básicamente por su inexistente relación con el presidente Manolo Zambrano y la acusación de doblar el dinero que el Consejo de Administración quería destinar a la formación del plantel. Claro que cabe preguntarse qué equipo tendría el Recre y porqué objetivo estaría luchando con 700.000 euros.

Desde el Trust también se impulsa la crítica contra el director deportivo, por entender que forma parte de ese ‘fútbol-negocio’ que los trusistas detestan. Aunque poco negocio puede haber mientras el Recre permanezca en Segunda B. Sea como fuere, si finalmente el club rompe con Eurosamop, cabe preguntarse si sería un acierto o un error rescindir también a un profesional del nivel de Óscar Carazo.


Cerrar