Home Andévalo Calañas La fiesta al gemelo asesino y su periplo por la provincia hasta volver a prisión
La fiesta al gemelo asesino y su periplo por la provincia hasta volver a prisión

La fiesta al gemelo asesino y su periplo por la provincia hasta volver a prisión

2.99K
0

Mientras su hermano gemelo estaba en el punto de mira de toda España, Luciano Montoya visitó las localidades de Calañas y Mazagón en su permiso penitenciario

Mientras todas las miradas se centraban en el presunto asesino de Laura Luelmo, Bernardo Montoya, su hermano Luciano salía de la cárcel con permiso penitenciario y su discurrir por la provincia no ha pasado inadvertido. Luciano salía de cárcel de Ocaña II (Toledo) el pasado lunes para disfrutar de un permiso penitenciario de tres días, el primero al que tiene derecho después de 18 años en la cárcel (cumple una condena de 27 años por asesinar a una mujer de 35 años en Cortegana).

Su salida de prisión coincidía con una nueva fechoría de su hermano ya que durante ese tiempo todas las miradas le apuntaban como el presunto asesino de la joven de 26 años Laura Luelmo. Luciano comenzó su pequeño descanso en Mazagón para visitar a algunos familiares. Allí fue detectado y el miedo no tardó en apoderarse de los vecinos. Muchos recibieron el mensaje de Whatsapp en el que alertaba de que Luciano Montoya se encontraba en el núcleo costero, pero más allá de la psicosis social no pasó nada.

Al día siguiente Luciano Montoya se fue hacia Calañas. Allí viven sus dos hijas y sus dos yernos. Mientras su hermano era detenido el disfrutaba de una fiesta organizada por los clanes gitanos de localidad. Se dejó fotografíar y grabar en vídeo por las redes sociales mientras disfrutaba de su homenaje por la pequeña vuelta a casa.

El pueblo de Calañas también comenzó a movilizarse y permanecía alarmado por los acontecimientos que iban pasando. La visita del gemelo asesino mientras su hermano era portada de todos los medios de comunicación del país no pasaba inadvertida. En los grupos de whatsapp en Calañas corría como la pólvora el mensaje de que Luciano estaba allí.

Luego llegó el turno del duelo. Como en otros muchos pueblos de la provincia, la población convocó una concentración de repulsa por el asesinato de Laura Luelmo. A las 19.50 horas del miércoles, el Ayuntamiento de Calañas celebraba un minuto de silencio mientras las banderas ya lucían a media asta y mucha de la comunidad gitana del municipio acudía al acto. Desde ese momento ya se vislumbraba que algo pasaba por el pueblo y es que, ante los acontecimientos ocurridos en Calañas, hubo una reunión del patriarca gitano con los familiares de Luciano, el objetivo de la misma, para tratar de no volver herir sensibilidades en el pueblo, tratar de que Luciano, en próximos permisos no vuelva a pisar el municipio.

 

 


Cerrar