Home Sierra Alájar Una familia con 4 hijos se enfrenta este miércoles al posible derribo de su vivienda en El Calabacino
Una familia con 4 hijos se enfrenta este miércoles al posible derribo de su vivienda en El Calabacino
0

Una familia con 4 hijos se enfrenta este miércoles al posible derribo de su vivienda en El Calabacino

0

 La Audiencia Provincial de Huelva acoge el tercero de los juicios a falta de que concluya la legislación que los exonere

Las perspectivas son buenas, pero no todo está ganado y hay que batallar hasta el final. Los vecinos de la aldea de El Calabacino (Alájar) se enfrentan este miércoles al tercero de los juicios que se va a desarrollar en la Audiencia Provincial de Huelva por construcción ilegal en esta aldea. Tras esta decisión se encuentra toda una filosofía de vida que conlleva que esas construcciones, aunque no contaran con los permisos pertinentes y están legalmente fuera de la ley, en realidad son favorables al medio ambiente por lo que cumplen con el espíritu de la normativa. Pese a todo la pena es brutal, el derribo de la vivienda y multas muy altas que podrían dejar en la calle a una familia con cuatro hijos y que reside desde hace una década en esta ecoaldea.

Según han señalado fuentes vecinales, en El Calabacino “seguimos confiando y trabajando por sensibilizar y por que se entienda nuestra problemática que es bien compleja. Aunque estamos superando los retos aún no está todo solucionado ni mucho menos. Porque no depende de nosotros” han afirmado.
Concretamente, la familia que se enfrenta mañana a juicio, lleva más de una década viviendo aquí hasta que finalmente pudieron construir su vivienda de 50 metros cuadrados. Tienen dos hijos pequeños y otros dos mayores.

Desde la asociación de vecinos de El Calabacino han asegurado que “No queremos que se vaya y no lo vamos a permitir, por eso instamos a los organismos competentes a que terminen de una vez la legalización de la aldea” que permitiría legalizar la ecoaldea que ahora mismo está en muchos casos en fraude de ley (el caso podría afectar hasta 25 construcciones), por ello han señalado que “somos familias, no somos especuladores”.

Primeros casos

Pese a todo, las perspectivas hasta el momento son muy positivas ya que los dos casos anteriores se han resuelto con acuerdo y nada hacer presagiar que el tercero pueda ser distinto.

La defensa de la primera familia que iba a juicio por el caso de El Calabacino y la Fiscalía provincial de Huelva, llegaron a un acuerdo para que se suspenda durante un periodo de cinco años el posible derribo de las casas de la ecoaldea situada en Alájar y que contravenían la norma urbanística y medioambiental del municipio pese a su “modélico” estilo de vida en favor del medio ambiente. Esta situación ha hecho que finalmente se suspenda durante cinco años la ejecución del derribo de la vivienda, a la espera de que durante ese tiempo se modifique la legislación vigente y se adapte la normativa “a la realidad social” y al mismo tiempo la localidad matriz de Alájar pueda contemplarlo como aldea dentro del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Además, las familias han visto reducidas su pena de prisión de dos años a 18 meses (por lo que previsiblemente no tendrán que entrar en la cárcel) y tendrán que afrontar el pago de 1.800 euros a pagar en 10 mensualidades, asumiendo la culpabilidad según la legislación actual.