Home Sierra Luis Domínguez une distintos tipos de música en un espectáculo soñado
Luis Domínguez une distintos tipos de música en un espectáculo soñado

Luis Domínguez une distintos tipos de música en un espectáculo soñado

75
0

Uno de los intérpretes más populares de Aracena, Luís Domínguez, presenta en el Teatro Sierra de Aracena un espectáculo íntimo que ha llamado ‘Entre dos pasiones’. Se trata de un viejo sueño anhelado por este artista que llegará el sábado día 24 de noviembre. En el acto participarán la Banda Municipal de Música de Aracena, la Peña Flamenca de Aracena, Mari Cruz Prieto y Domingo Rodríguez.

Coincidiendo con la semana en la que se celebra la festividad de Santa Cecilia, patrona de la Música, Luis Domínguez, conocido por todos como ‘Luis Parrales’, presentará un concierto sinfónico flamenco, en el que unirá sus dos grandes pasiones, la Banda de Música y el flamenco. El músico aracenense, además de hacer las composiciones y arreglos, participará en la interpretación.

Unos días antes, el jueves 22, la compañía ‘Cal y Canto Teatro’ habrá puesto en escena ‘Lost Dog’, con dos sesiones de títeres centrados en “un perro que vaga entre los restos de un mundo sediento por un plato de comida, por un techo bajo la lluvia, por un lugar caliente. Llego a la metrópoli desde el arrabal cuando solo era un cachorro. Desde que lo abandonaron no ha vuelto a ladrar. Es una sombra en la noche que se aleja de las luces de los coches”. Fueron los pies y las piernas de los actores los que condujeron la puesta en escena. La obra consiguió el Premio Feten 2017 al Mejor Espectáculo no Convencional.

En materia expositiva, se encuentra abierta hasta el día 9 de diciembre la muestra ‘PinXceladas’, de Víctor García y Jorge Garrido. El collage y la fotografía toman la Sala de Exposiciones del Teatro Sierra de Aracena, en horario de 18.30 a 20.30 horas, de miércoles a domingo.

Según los autores, “’PinXceladas’ choca de frente en lo formal y conecta esos dos aspectos de la percepción; las maneras de interpretar son distintas ante una obra de Víctor, donde la belleza se encuentra dibujada a fragmentos bajo una ilusión de trozos de papel, o una de Jorge, donde la Naturaleza asoma sin tapujos. Es ese contraste el que atrae, de obra en obra, a los visitantes de la exposición, en un continuo ir y venir de la belleza del objeto a la belleza interpretada, de un sencillo recorte del natural a una caleidoscópica interpretación del motivo, un ejercicio que, al fin y al cabo, no deja de ser modos de expresión para un mismo fin, aquellos “modos de ver” que John Berger nos enseñó en los años setenta y que hoy están diluidos en un universo de etiquetas, hasgtags y micromundos”.

etiquetas:

Cerrar