Home Sierra El documental Hogar se hará realidad tras el éxito de su campaña de crowdfunding
El documental Hogar se hará realidad tras el éxito de su campaña de crowdfunding
0

El documental Hogar se hará realidad tras el éxito de su campaña de crowdfunding

0

El documental sobre la represión franquista  ‘Hogar’ será una realidad tras haber sido todo un éxito colaborativo el crowdfunding (micromecenazgo) organizado por sus promotores, creadores y codirectores: Michelle Novovitch y David Morano. Su petición abierta a la sociedad ha conseguido recaudar en el tiempo marcado para ello, poco más de un mes,  los 32.000 euros necesarios para comenzar el rodaje con material profesional.

412 patrocinadores privados se han volcado con este proyecto documental sobre la represión franquista en la Sierra de Huelva y han aportado los fondos necesarios para ponerlo en marcha.

El documental Hogar se hará realidad tras el éxito de su campaña de crowdfunding

Michelle y David son dos licenciados de Filosofía, sevillana ella, de Alájar él, que se lanzaron a este reto tras conocer la realidad, el silencio, las vidas rotas y sesgadas de personas, ya ancianas, que han vivido toda su vida en el olvido. Hogar rescatará ahora sus experiencias vitales, la realidad que tuvieron que soportar durante los años de represión franquista y una durísima posguerra en la serranía de Huelva y sus zonas vecinas.

Facebook, Twitter, Instagram han sido sus armas y sus canales de comunicación elegidos por Michelle y David para hacer este reto posible. Y ahí han encontrado la respuesta y el eco necesario para hacer realidad su proyecto documental.

Una vez logrados los fondos ahora llega el momento de recopilar frases, entrevistas, pensamientos, documentos, cartas, pedazos de papel, fotografías en sepia, recuerdos de vidas vividas que un día fueron robadas, sesgadas por el fascismo y la intolerancia.

Su compromiso es claro. Como dijo Michelle a Diariodehuelva.es: “Todos somos Hogar. Necesitamos recordar esa parte de nosotros que nos define como país. No podemos seguir siendo un país de fosas comunes”.

Es importante para el movimiento memorialista que estos dos jóvenes andaluces hayan conseguido su objetivo porque eso demuestra que hay luz más allá del olvido y la oscuridad en la que 80 años después muchos quieren seguir enterrando a las víctimas de la represión.