Home Costa Chabolas junto al cementerio de Lepe, el pueblo número 80 de Huelva
Chabolas junto al cementerio de Lepe, el pueblo número 80 de Huelva
0

Chabolas junto al cementerio de Lepe, el pueblo número 80 de Huelva

0

Con la campaña fresera ya en activo, los campamentos de chabolas de la localidad de Lepe comienzan a llenarse, son una quincena de núcleos de la vergüenza, casas hechas con palés y plásticos, a pocos metros se erige la segunda ciudad en población de la provincia de Huelva, Lepe, cuenta con más de 25.000 habitantes y una renta per cápita que supera los 16.200 euros. Ningún organismo se ha detenido a contabilizar la irrisoria renta per capita del asentamiento chabolista, pero si la población. En esta época del año supera con creces los 500 habitantes, hay 16 municipios en la provincia de Huelva con menos población, es un auténtico pueblo de pobres, salpicado de basuras e inmundicia, el pueblo número 80.

Los olvidados en esta historia son principalmente hombres y mayoritariamente subsaharianos, de los 15 asentamientos que han elegido para vivir una gran parte se ha apostado junto al cementerio municipal. Según han señalado desde Asnuci ( Asociación de Nuevos Ciudadanos por la interculturalidad) este asentamiento tiene a 400 habitantes a lo largo de todo el año, aunque ahora con el repunte de la campaña agrícola se superan los 500 habitantes fácilmente.

Una de las responsables de la Asociación Asnuci, Alicia de Navascués, ha asegurado en declaraciones a Diario de Huelva que “son chabolas construidas con palés de madera que recubren con plásticos de los mismos invernaderos y con cartones” todo es material combustible, razón por la que en estos asentamientos a menudo se producen incendios que rápidamente se propagan con gran facilidad.

Sólo en este año 2017 ya se han producido dos de estos incendios, el primero de ellos en Moguer calcinó 47 chabolas  en un asentamiento  mientras que también este mismo año otro incendio pudo tener graves consecuencias en este mismo asentamiento chabolista junto al cementerio, esta vez el fuego solo arrasó dos chabolas pero las consecuencias pudieron ser peores.

De Navascués asegura que “lo primero que siente un español al entrar ahí es vergüenza, que haya personas que vivan de esta manera”, para Navascués, esas personas viven “en condiciones inhumanas“, por lo que hay que trabajar por buscar “una solución digna de alojamiento para unas personas que tienen también unas condiciones precarias de trabajo, por lo que tampoco tienen muchos ingresos“.

Las condiciones son tan infrahumanas que hay riesgo serio de que las personas mueran y no sólo de incendio el reciente caso de una muerte por enfermedad de un joven senegalés al no tener los cuidados necesarios ha vuelto a abrir el debate sobre esta situación que sufren algunos.

Estas personas además tienen “unas condiciones de vida especial, en el pueblo están sólo algunos meses y tienen que desplazarse a otros puntos de España a buscar trabajo” por lo que desde Asnuci abogan por buscar “unas condiciones dignas a las que tienen derecho ya que hay que tener que desde el momento en el que están comprando leche o pan están pagando impuestos en España al pagar el IVA y tiene derecho a tener una vivienda digna como cualquier persona que resida en nuestro país”. En ese tema está trabajando Asnuci en colaboración con otras organizaciones como Fecons.

Desde 2011  Lepe cuenta con un Albergue prácticamente terminado cuyo uso era dar una solución para esta población, sin embargo, el consistorio abandonó las obras por falta de fondos y desde entonces no se han vuelto a reactivar.

Desde Pro Derechos Humanos han señalado que “la población extranjera no es prioridad en este, ni en otros pueblos de la provincia“, sobre todo ahora que los cultivos “no necesiten mano de obra, o probablemente sea mejor si ésta se mantiene invisible, callada, sin costes, y lista para cuando surja la necesidad“.

¡Cuéntanos!