Home Gente El milagro del Arte se posó en la calle Fleming de Bollullos Par del Condado
El milagro del Arte se posó en la calle Fleming de Bollullos Par del Condado

El milagro del Arte se posó en la calle Fleming de Bollullos Par del Condado

145
0

Digo por adelantado para aquellos que no me conozcan que el presente no va a ser un artículo sobre la obra de Victor Pulido. Me gusta el arte, porque me gusta todo lo que subjetivamente me parece interesante, bello y de calidad. Pero no soy un teórico del mismo, pues mis estudios en la materia no va más allá de las buenas nociones adquiridas en sexto de bachiller sobre Historia del Arte en el instituto de La Rábida, de Huelva, y de las bastantes horas de visualizaciones por diferentes museos nacionales. Por tanto, que nadie espere nada más que recoger lo que de bello vi ayer noche en Bodegas Sauci.VI9He de empezar hablando sobre el lugar y las anfitrionas. Vengo contínuamente diciendo la labor de mecenazgo que las hermanas Sauci, Montse y Begoña, vienen realizando en torno al mundo cultural, en su sentido más amplio, de la provincia. No solo en la realización del conjunto anual de Exposiciones Culturales, ayudadas por Boluarte y la figura inestimable de José Antonio Faraco, en el seno de la Bodega; sino también en ese periplo que realizan con ocasión de cualquier evento literario, pictórico o fotográfico en la geografía provincial. La labor de Begoña Sauci es encomiable y no me reiteraré más en la misma. Ahí está, como igualmente está la tarea callada de su hermana. Lo siguiente que quiero decir antes de entrar en el desarrollo del acto social en sí de ayer noche. El escenario y su patio. El escenario no puede ser más idóneo y más inigualable. El patio central de la pequeña pero limpia y coqueta Bodega es inspiración de sueños y alimento para la imaginación. Ese limonero que permanece vigilante oteador de aventuras, de historias del ayer y de hoy, del transcurrir diario y de sueños imaginarios, es el punto de referencia de una superficie donde El Condado se llena de olor a vino, a vinagre, a flores de noche y de día… y de Arte. Sin minusvalorar a otros artistas que anteriormente han tenido el orgullo de exponer allí, es muy difícil hacer lo que ha hecho Víctor Pulido. Rellenar con sus genialidades todo el entorno, acoplarlo y adaptarlo.VI10Y cuán difícil es llenar esas paredes centenarias con sus aperos y demás utensilios agrícolas pegados a la cal blanca con nociones totalmente innovadoras, con métodos artísticos que sólo un genio puede realizar sin que aparente dificultad alguna. Y es que Pulido es eso. Es una persona querida, sencilla y humilde, que nunca irá de artista porque el artista va en él. No tiene etiquetas porque para él el Arte no se ciñe a un aspecto o corriente. El Arte es un todo con muchos brazos y que cada brazo requiere una técnica y un método. Por ello hay que tener una base natural y teórica para tocar todos “los palos” con la habilidad, la fantasía y la profesionalidad que el maestro de Huelva lo hace.VI6Y como decía antes, qué difícil es llenar cada rincón de las bodegas Sauci sin distorsionar su naturaleza. De poner en marmol esas pinturas sobre insectos que uno, que los odia porque no es amante de las Ciencias Naturales como él, y tiene que contemplarlos por su belleza. Conseguir cambiar la repugnancia personal por la abstracción hacia la belleza de lo repugnante es casi imposible. Pero no para él. Meter entre bocoyes, con la luz íntima que susurra la parte noble de la bodega ese marco de luz increíble del Palacio de Cristal del Retiro de Madrid es una idea cuanto menos elegante y genial. Y por último. llenar ” casi completamente ocupadas” de esos elementos de madera que sacuden decenios de “la sala del vinagre” con dos magistrales obras acrílicas que se hermanan en su composición con esos cacharros de madera y con esas paredes blancas de cal.VI1Han sido muchas las personas en estas escasas horas que han transcurrido desde la inauguración de “la muestra” hasta la que escribo esto de urgencia y que mañana ampliaré en Diario de Huelva, que me han preguntado hasta cuando está abierta la misma y he visto muchas caras de satisfacción cuando les he dicho que hasta enero del año próximo puede visitarse. Y ello significa, ante todo una cosa, que el nombre de Víctor Pulido en Huelva, se sea seguidor o no de su trayectoria, es sumamente llamativa y querida para el público general.vi14El acto comenzó un poco más tarde de las ocho treinta, como hora prevista, pues no paraba de llegar público al patio central donde estaba preparado un escenario en el que los oradores expusieron sus sensaciones y pensamientos tanto por la labor de Bodegas Sauci en este mundo de la Cultural, cuanto de la magistral trayectoria del Artista invitado. Tomarón la palabra la Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Bollullos Par del Condado,; José Antonio Faraco, representante de Boluarte, como presentador del Artista y Víctor Pulido que deleitó a todos con sus gracejo y desparpajo habitual. Cerró el turno de palabras Begoña Sauci que agradeció la presencia de todos los asistentes, elogió la labor de Pulido, del que se reconoció como fiel seguidora y aprovechó para presentar en sociedad la nueva botella del “Jóven Sauci”.  A continuación se procedió a proyectar el magnífico vídeo de Pulido de su obra Imago, que fue calurosamente aplaudido.VI20Una vez acabado los prolegómenos citados, el público fué pasando por las tres salas que contenían la “Muestra”. Muchas caras conocidas de la vida social y cultural tanto de la localidad como de la provincia y de la capital. Así pudimos saludar a Manuel Infante, Presidente del consejo Regulador, que llevaba su cansancio en silencio y con la simpatía y profesionalidad que le caracterizan. También pude hablar un buen rato con Luisa Iglesias, del equipo de Boluarte, al igual que con Mariola Barón, abogada de Huelva. El mundo de la pintura y de la escultura estuvo representados , entre otros, por Vidal, Maria Dolores Luque o el propio José Antonio Faraco y el palmerino magistral Martín Lagares. En al apartado de las Letras pude departir y saborear una buena copa de vino y un exquisito jamón, con la  poeta olontense Maria Luisa Dominguez o que el bloguer gastronómico onubense de prestigio Nicolás Ríos. Me sería imposible citar a todas las caras conocidas que se dieron cita en Bodegas Sauci para ver la Exposición “Orgánica Química Inorgánica” y por ello nomino como fin de los presentes a uno con el que tuve que compartir coche para volver a Huelva. Bernardo Romero. ¿Qué voy a decir de Bernardo Romero”. No puedo. Imposible. Nada.


Cerrar