jueves. 18.04.2024
El tiempo
Opinión

V Centenario de la muerte del inquisidor y humanista Diego López

En el 5º centenario de la muerte del humanista Diego López de Cortegana (1455-1524), un grupo de personas de la sociedad civil de Cortegana decide rememorar la amplia trayectoria traductora de esta figura universal de las Letras y de la libertad de pensamiento. Por José Luis Lobo Moriche.
Imagen1
Imagen1
V Centenario de la muerte del inquisidor y humanista Diego López

Coincidiendo con el 5º centenario de la muerte del humanista Diego López de Cortegana (1455-1524), un grupo de personas de la sociedad civil de Cortegana decide rememorar la amplia trayectoria traductora de esta figura universal de las Letras y de la libertad de pensamiento, aunque controvertida: inquisidor y humanista, una dualidad difícil de encajar.

Diego López tenía rango de hidalgo y era familiar del obispo de Astorga, Ruiz de Medina. Debió de estudiar Cánones en Salamanca. Hacia 1480, se sitúa en Sevilla, en el influyente entorno catedralicio, donde se vuelve al estudio de las obras literarias y artísticas de la antigüedad clásica, con una faceta renovadora y moral.

Ocupó varios cargos en la Inquisición: notario público, fiscal, secretario del Concejo de la Inquisición en Granada…

A final del siglo XV, se asienta en Roma, en la corte del Papa Alejandro VI. Viajó por Francia, acompañando a su familiar Juan Ruiz de Medina, obispo de Astorga. En 1492, dedicó a la reina Isabel la Católica un manuscrito de Poliziano, sobre la historia de Herodiano. Fue canónigo de Sevilla y de Jaén, capellán de la reina, medio racionero de la catedral de Sevilla, racionero y arcediano (segundo cargo después del deán). Su auge de influencia política y social coincide (1505) con Diego de Deza, arzobispo de Sevilla.

Dirige el Archivo Catedralicio y se supone que fue el autor de los arcos triunfales de Sevilla al rey Fernando el Católico. Participó en el concilio diocesano para reformar leyes, costumbres y estatutos eclesiásticos. Fue comisionado para establecer en Sevilla un Estudio General.

Es figura clave del humanismo sevillano del primer tercio del siglo XVI. Su traducción de la novela latina El Asno de Oro, de Apuleyo, supuso un éxito universal, al haber actuado con un espíritu pedagógico y hacerla asequible a una lengua vernácula que se estaba configurando.

Entre sus traducciones con anotaciones están:

-Asno de Oro, de Apuleyo

-Crónica del santo rey Fernando III, de un manuscrito anónimo

-Libri Sententiarum, de Petri Lombardi, obispo de parís

-Tratado de la Miseria de los Cortesanos, de Eneas Silvio Piccolomini, después Papa Pio II

-Sueño de la fortuna, de eneas Silvio Piccolomini, luego papa Pío II

-Querela Pacis, de Erasmo de Roterdam

Liber pastoralis, del Papa Gregorio Magno

Actividades a realizar:

-Estudio de la figura e influencia de la labor traductora de Diego López en la Historia de la Literatura (picaresca, Cervantes, Góngora, Baltasar Gracián…) y las Artes (esculturas, pinturas, grabados), en el Instituto de Cortegana

-Representación del mito de Psique y Cupido en el castillo-fortaleza de Cortegana

-Contribuciones en Centro de Actividades Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS) y si procede en Departamentos de las universidades de Sevilla y Huelva

-Exposiciones bibliográficas

-Dedicación de las XXV Jornadas Culturales a la figura de Diego López

-Programas de radio local, comarcal y provincia

-Diarios

-Conciertos de música de la época

-Participación de estudiosos de las distintas universidades sobre la figura Diego López

-Mesas Redondas

Comentarios