viernes. 02.12.2022
El tiempo
Opinión

UGT exige medidas para apoyar a las personas mayores de edad y evitar el sablazo a las pensiones

Se conmemora el Día Internacional del Mayor, y desde UGT Huelva reivindicamos mayor visibilidad.
UGT exige medidas para apoyar a las personas mayores de edad y evitar el sablazo a las pensiones

Se conmemora el Día Internacional del Mayor, y desde UGT Huelva reivindicamos mayor visibilidad y destacamos las importantes aportaciones que las personas mayores realizan para el avance de nuestra sociedad y para crear conciencia intergeneracional sobre las diferentes oportunidades y los desafíos del envejecimiento activo en nuestro mundo.

Las personas mayores contribuyen desde diferentes ámbitos al desarrollo económico y social de la nación, pero a pesar de ello, siguen siendo discriminadas y excluidas de la sociedad, como esta pandemia ha vuelto a demostrar.

Por ello, desde UGT Huelva queremos hacer un recuerdo inicial en este 1º de Octubre  para los miles de personas fallecidas por la acción asesina del virus que ha asolado a nuestra sociedad y nuestro abrazo solidario a sus familias.

UGT-Huelva reclama políticas propicias para este colectivo: Desde diferentes organismos, se nos viene diciendo que las personas mayores deben de seguir activas, que el sistema de pensiones debe ser reformado y que nuestros mayores y sobre todo, nosotros los futuros pensionistas deberemos hacer jubilaciones parciales y seguir trabajando para poder cobrar más, sentirnos útiles y participativos en nuestra sociedad, pero eso que nos venden nos es la realidad.

Lo que realmente nos están diciendo es; que aquellos que menos han cotizado debido a su profesión serán los que tengan que solicitar esa jubilación parcial y seguir trabajando para poder llegar a fin de mes, como siempre los más vulnerables serán los más afectados.

¿Alguien cree de verdad que aquella persona que haya trabajado toda su vida como socio sanitaría, albañil, operador de planta o de camarera de piso pueden seguir trabajando después de los 67 años? Si la mayoría de los trabajadores de los grupos de cotización más bajos cuando llega su edad de jubilación se encuentran en un estado de salud bastante limitado.

Para ello los sistemas públicos de salud, dependencia y servicios sociales, son elementos esenciales para lograr envejecer en condiciones saludables y con autonomía. Además, son instrumentos para luchar contra la desigualdad en todas las etapas de la vida, abordando las diferencias territoriales existentes así como la cobertura de servicios y recursos destinados para las personas mayores.

Resaltamos que la desigualdad laboral se plasma claramente en la brecha existente en las pensiones. Tanto el tipo de pensión como sus cuantías colocan a las mujeres en una posición visiblemente peor que la de los hombres. En el caso de Huelva nos encontramos los siguientes datos a marzo de 2021: Si la pensión media de una mujer es de 863,34 euros al mes, la de  un hombre asciende a 1316,44 euros.

También vemos dicha brecha a la hora de cuantificar las personas receptoras de la pensión, en pensiones de hasta 500 euros vemos que en Huelva contamos con 576 hombres, beneficiarios de dicha pensión y a 1.932 mujeres que la reciben, pero en pensiones de mayor cuantía, como  es la máxima, que supone cobrar más de 2.500 euros al mes, en nuestra provincia la cobran 3.438 hombres y solo 515 mujeres. Con estos datos podemos decir que muchos de nuestros mayores, después de una vida de trabajo siguen sufriendo estrecheces económicas y si a esto sumamos ser mujer, la situación pude ser de verdadera carestía, no llegando a poder cubrir las necesidades básicas.

Las políticas para evitar y abordar las consecuencias que la crisis económica y de cuidados tienen en las condiciones de trabajo, renta y vida de las mujeres, deben tener un papel protagonista para evitar la brecha existente.

En el último año, hemos visto una subida en los presupuestos del Estado de la partida dedicada a la Dependencia, pero sigue siendo insuficiente, ya que en casos como el SAD, desde que solicita el servicio hasta que el mayor lo recibe pueden pasar años, en muchos casos cuando llega la carta con el servicio aprobado ya el mayor ha fallecido, en el caso de Andalucía en el 2020, fallecieron 5.112 personas, que estaban en lista de espera, lo que supone el 25% de los solicitantes, en el caso de  aquellos que han solicitado una  plaza en las residencias concertadas, pueden pasar meses hasta que le llega la bonificación de la plaza, con lo que deben pagar completamente su plaza, la cual tiene un coste de unos 1.300 euros al mes y con pensiones de 1.000 euros es imposible mantener esa situación por mucho tiempo, en nuestra provincia solo contamos con una residencia de mayores publica, lo que resulta totalmente insuficiente, ya que la población de mayores  va en aumento y no podemos permitir, como sociedad, que nuestros mayores no estén atendidos de forma correcta, después de haber contribuido al estado del bienestar de nuestro país durante toda su vida laboral.

Por todo lo anteriormente expuesto, desde UGT reivindicamos:

  • Suprimir todas aquellas medidas que han debilitado los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social, como han sido la precarización de los nuevos empleos y la devaluación de los salarios como consecuencia de las dos últimas reformas laborales.

  • El desarrollo e implantación de políticas públicas en materia de promoción de la salud son imprescindibles para garantizar el envejecimiento activo

  • Que se siga protegiendo a las personas mayores del COVID19, para ello hay que considerar tres situaciones: Personas mayores autónomas, personas que requieren ayuda a domicilio, y personas residentes en centros de mayores.

  • Se necesita más capacidad de respuesta del sistema de Atención a la Dependencia ante la crisis sanitaria, pues ha resultado manifiestamente débil.

  • Garantizar una protección específica a los mayores y contemplar los ámbitos de la salud, la vivienda, la protección social y económica, la protección jurídica, la cultura o el ocio. Futura ley integral de derechos de las personas mayores

Las políticas sociales deben cumplir su objetivo final, el de ayudar a los colectivos más necesitados y cubrir sus necesidades básicas.

UGT exige medidas para apoyar a las personas mayores de edad y evitar el sablazo a las pensiones