jueves. 06.10.2022
El tiempo
Opinión

Mi duelo

Dos meses después de que viviera, en mi propia persona, un suceso tan dramático. Dos meses de la muerte repentina de mi padre.

Dos meses han tenido que pasar para poder sentarme a escribir este artículo. Dos meses después de que viviera, en mi propia persona, un suceso tan dramático. Dos meses de la muerte repentina de mi padre.

Llevo conviviendo con el duelo ajeno desde hace muchísimos años, acompañando a cientos de personas en ese camino tortuoso y angosto del sufrimiento incomprendido. En el que he visto a madres destrozadas, hermanos marcados de por vida y abuelos encomendándose a todo lo que podían para no caer en la desesperación y el llanto eterno.

Pero ahora me ha tocado a mí. Ahora sé qué es sentir un vacío inmenso que nada lo llena. Ahora sé qué se siente cuando lo que no se hizo o no se dijo te atormenta…Ahora sé lo que es sufrir sin consuelo.

Puede leer el artículo completo aquí