domingo. 14.08.2022
El tiempo
Opinión

Eliminar al sobresaliente, al que hace sombra

Eliminar al sobresaliente, al que hace sombra es la expresión más clara del síndrome de Procusto.
Eliminar al sobresaliente, al que hace sombra

Eliminar al sobresaliente, al que hace sombra es la expresión más clara del síndrome de Procusto. Tiene su origen en la mitología griega, en un posadero del mismo nombre y que llegada la noche ataba de pies y manos a los viajeros solitarios que allí se hospedaban. Procuraba que las camas fueran más grandes o más pequeñas que el cuerpo del hospedado. Así si sobresalían le cortaba pies, manos y cabeza pero si eran pequeños los estiraba hasta descoyuntarlos.

Sin ser algo macabro lo extrapolamos en la vida real al ignorante y envidioso, al que no soporta que alguien brille y demuestre su ignorancia y complejo. Sucede en familia, amigos y en gran medida en política y medios de comunicación.

Eliminar al que una mente narcisista ve como rival ya que el es el único que debe destacar. Suele llevarse muy bien con quien le adula y le hace creer que es el rey y protagonista de toda historia, el pensamiento único dirige lo que se debe o no debe decir .

Deforma la realidad, miente, recurre al insulto y menosprecio en privado para que los demás no lo vean y en público humillando al que vale y restándole tiempo de debatir y comunicar y diferir . No importa insultar y descalificar al otro siempre que se hable de él, lo que demuestra muy poca ética y empatía. Eso sí  él es intocable y nadie puede referirse a su persona cuando no le agrade el comentario.

Sufre megalomanía, hace creer que es amigo de personalidades a las que jamás conoció. Vive realidades paralelas que aumentan su ego y sufre enormemente cuando alguien le puede hacer sombra y brillar más por méritos propios y por eso los ningunea frente al resto.

Estas personas son altamente tóxicas y no recapacitan en sus actitudes sino que las justifican y siempre culpan al otro. Ellos jamás tienen la culpa. Actitudes  irrespetuosas constituyen un claro maltrato.

Hago mías las palabras de mi querido y admirado Jesús Quintero, un genio de la comunicación y periodismo de verdad y que critica la televisión de ahora hecha para analfabetos que aún teniendo carrera universitaria son enanos intelectuales.

La televisión de ahora es similar a cotilleos de portera . Realytis donde personas que no destacan quieren brillar y ser famosos aunque sea un minuto y luego se conviertan en juguetes rotos y su salud mental se vea deteriorada por la caída libre y en picado.

"EL PERIODISMO ES COMUNICAR, TRANSMITIR CONOCIMIENTOS PARA PREVENIR ENFERMEDADES O TRAGEDIAS, PERO JAMÁS CABE EL INSULTO Y MENOSPRECIO AL OTRO".

Pilar Enjamio Furelos es psicóloga y escritora

Eliminar al sobresaliente, al que hace sombra