viernes. 12.07.2024
El tiempo
Opinión

Andalucía necesita plantas de reciclaje para cumplir con los objetivos de la UE

El último informe de la Comisión Europea señala un aumento de residuos que van a vertederos y una escasa gestión de los biorresiduos.
Consejo europeo
Consejo europeo
Andalucía necesita plantas de reciclaje para cumplir con los objetivos de la UE

“O hacemos plantas de reciclaje o hacemos más vertederos”, así de contundente es la realidad de nuestra sociedad del bienestar que cada vez genera más residuos, que pudiendo ser usados como materias primas, acaban en vertederos.

La Unión Europea tiene claro que el presente y el futuro no puede ser sostenible si no se alcanzan los objetivos marcados en materia de reciclaje y valorización. Sin embargo, son muchos los países que aún no cumplen los estándares deseados y sobre los que la Comisión Europea ha puesto el foco en su último informe.

España es uno de los estados que no cumple con estos objetivos con los que se han comprometido todos los países miembros y que se encuentran fijados en la Directiva Marco de Residuos. Parámetros como la tasa de reciclado o el volumen de residuos que van a vertederos se encuentran muy lejos de lo establecido en la legislación y es por ello que la UE ha advertido que, de seguir así, no conseguirán alcanzar las metas fijadas para 2035.

Otro de los aspectos en los que España no cumple y que sería fundamental para mejorar, es en la gestión los biorresiduos o materia orgánica, para los que solo existe una tasa de reciclaje del 11%. Este es una de las claves de los malos resultados registrados por España en el informe y se debe, entre otros factores, a las bajas tasas de compostaje, que es una de las soluciones que propone la UE es fomentar el reciclaje.

El incremento de este tipo de infraestructuras y gran parte de las recomendaciones de mejora que hace la CE vienen recogidas en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados y en la Ley de Economía Circular de Andalucía, dos normas que ponen en evidencia la apuesta del Gobierno y de la Junta de Andalucía por el reciclaje y la valorización. Sin embargo, su implantación no es sencilla. “Todavía existe uso político y rechazo social a este tipo de plantas, que son erróneamente comparadas con los vertederos”, afirma un técnico medioambiental. “El reto es poder materializar la Ley de Economía Circular contando con la licencia social necesaria. La sociedad debe conocer la realidad de este tipo de instalaciones que garantizan la salud pública y el bienestar”.

En este sentido, una de las soluciones técnicas que se están desarrollando consiste el aprovechamiento del Biometano contenido en los residuos orgánicos, que permitirá el aprovechamiento del gas para producción de energía renovable. Otro tipo de iniciativas de este tipo permitirán corregir además el problema del agua en Huelva. El reciente Estudio para la identificación y restauración de pasivos mineros en la provincia de Huelva elaborado por el Centro Tecnológico del Agua, propone el uso de tecnosuelos para las restauraciones mineras. Estos suelos se fabrican mediante el compostaje de residuos no peligrosos, biomasa y tierras y tiene la doble función de recuperar el ecosistema natural y corregir la calidad de las aguas, por lo que su uso permitirá mejorar la calidad de las aguas de toda la cuenca del Odiel, que es una de las más afectadas por la minería histórica.

“Tenemos que considerar que los recursos son finitos y darle una segunda vida nos permitirá mantener el nivel de bienestar cuidando el medioambiente. No existe vuelta atrás. La sociedad no puede permitirse abrir más vertederos”.