jueves. 25.07.2024
El tiempo
Opinión

Aldabonazo de UPA-Huelva en defensa del papel esencial de agricultores y ganaderos

El secretario general de UPA-Huelva, Manuel Piedra, firma una carta en la que reivindica el papel de agricultores y ganaderos y su papel esencial en el mantenimiento del mundo rural, la producción de alimentos y el cuidado del medio ambiente.
Aldabonazo de UPA-Huelva en defensa del papel esencial de agricultores y ganaderos

Manuel Piedra Chaves, Secretario General UPA-Huelva

Vivimos momentos difíciles para la agricultura y la ganadería. La sequía generalizada y el problema persistente de los altos costes de producción y los bajos precios para nuestros agricultores/as y ganaderos/as, hace que no sea un buen momento para dedicarse al campo en estos días.

A esto hay que añadir que, en esta sociedad cada vez más polarizada donde todo parece que es blanco o negro, que todo se trata de elegir quién es el bueno y quién es el malo, parece que la gente cada vez se identifica menos con la agricultura o la ganadería y la coloca en frente de otras cuestiones también muy importantes como el medio ambiente, el cambio climático o el propio desarrollo rural, cuando no debería ser así.

Parece que, de un tiempo a esta parte, la importancia de la agricultura y la ganadería está en tela de juicio.

Por eso me hago esta reflexión y quiero lanzarla para todo aquel que quiera dedicar un poco de tiempo para leerla. Puede ser que le llegue a uno de nuestros agricultores/as o ganaderos/as que estén a pie de campo en estos momentos en que la campaña está en plena producción y soportando la ola de calor que nos cae en estos días; O a ti, consumidor/a que estás en un supermercado comprando frutos rojos, cítricos, jamón o aceite de Huelva; O a ti, que estás haciendo turismo rural por uno de nuestros pueblos disfrutando de su gente y de los productos típicos de la sierra de Huelva o del Condado. 

Es importante que sepas que sin nuestros agricultores/as y ganaderos/as, el simple hecho de elegir un producto alimentario en un supermercado no sería posible, así de simple y así de importante. Si no se produce no se puede consumir.

En un momento en el que todo el mundo habla de lo caro que está comer, quiero que sepas que nuestros agricultores/as y ganaderos/as son los únicos que no pueden repercutir sus costes de producción en el precio final que reciben. Así que es importante que sepas que el dinero que gastas en alimentación se lo están quedando otros que ni arriesgan ni conocen el mundo rural.

Quiero también que sepas que el desarrollo rural es inviable sin la agricultura y la ganadería. Es la agricultura y la ganadería la que fija población al territorio. Los pueblos de Andalucía se abandonan cuando las personas no pueden dedicarse a la agricultura, a la ganadería o al sector auxiliar que depende de ellas (comercio, transporte, envasado, insumos, maquinaria…).

Un pueblo sin su gente es un pueblo muerto y si vas de turismo rural y te gusta pararte a disfrutar de las tradiciones o la gastronomía, es importante que te des cuenta de que esos productos salen de la agricultura y la ganadería de la zona y que la mayoría de las tradiciones están vinculadas a las campañas agrícolas y ganaderas.

Y por último, quiero reivindicar el papel de la agricultura y la ganadería en el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

No, no somos los malos en este asunto. Lo dice la Unión Europea, la ONU y la mayoría de los organismos de referencia en este asunto, que declaran que el papel de nuestros agricultores/as y ganaderos/as es fundamental si queremos luchar contra este problema.

Pero para ello debemos coexistir con el resto de la ordenación del territorio, no desaparecer, porque generamos alimentos para que tú y tu familia coma sano todos los días y riqueza para que las sociedades rurales crezcan. 

Somos los primeros en el eslabón de la cadena alimentaria y eso nos hace imprescindibles. Incluso para aquellos que opinan desde la lejanía al mundo rural y no valoran su papel esencial en la alimentación de la población. Si la agricultura y la ganadería de tu entorno desaparece, comer todos los días será mucho más difícil o incluso imposible, el comercio desaparecerá, el turismo rural será inviable y tu país será más pobre.

Párate a pensarlo. Identifícate con nuestros agricultores/as y ganaderos/as en estos momentos tan duros.