lunes. 26.02.2024
El tiempo

Mayte Vázquez: 'Soy fiel seguidora del carnaval, pero nunca me ha surgido la oportunidad de cantar en una agrupación'

Esta semana se asoma a esta ventana semanal Mayte Vázquez Pérez, una 'choquera' de pura cepa enamorada de su tierra y de sus tradiciones, amante del fandango y del rocío, pero sobre todo melómana
Mayte Vázquez: 'Soy fiel seguidora del carnaval, pero nunca me ha surgido la oportunidad de cantar en una agrupación'

Esta semana se asoma a esta ventana semanal Mayte Vázquez Pérez, una 'choquera' de pura cepa enamorada de su tierra y de sus tradiciones, amante del fandango y del rocío, pero sobre todo melómana. Y aunque es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Sevilla, su vida gira entorno a la música que es su gran pasión y donde le gustaría triunfar. Algo que con su arte poco a poco va logrando. Cada vez es más asiduo poderla ver actuar encima de un escenario, aunque actualmente su profesión transcurre por otros derroteros.

La conocí siendo muy pequeña, a través de sus tíos Concha y Manolo, y me percaté que además de ser una niña jovial, alegre y divertida, ya tenía ese don para cantar. Y la verdad que no me equivoqué, pues con el paso de los años se ha hecho un hueco en el panorama musical. Sin duda, se convertido en una artista  que disfruta sobre las tablas y hace disfrutar a los que asisten a sus actuaciones.

Para que ustedes mis queridos lectores conozcan un poco más el estilo y personalidad de nuestra invitada, nos pusimos en contacto con ella, que gustosamente aceptó nuestra invitación, así que vayamos al lío.

- Aunque desde pequeña llevas cantando, no es menos cierto que eres relativamente joven en el panorama profesional y me gustaría que mis lectores te conozcan un poco más y comiencen a admirarte. ¿Cómo te definirías como artista?

- Creo que lo que mejor me define es la sencillez y la capacidad de transmitir y despertar emociones al que me escucha. Cuando me pongo a cantar me doy entera e intento hacer sentir a los demás lo que yo siento o hacerles llegar lo que estoy cantando.

Es cierto que la música siempre ha formado parte de mi vida, pero subirme a escenarios… hace relativamente poco tiempo… la primera vez fue en el 2006 y así con continuidad… desde 2015

- Dice el refranero ¨de tal palo tal astilla¨ y por parte materna te has criado entre artistas. No en vano, eres sobrina nieta de María Pulido Beltrán, compositora y creadora del Coro flamenco del Pilar, además  de tener primos muy carnavaleros. Pero parece que aunque tus principios fueron cantando flamenco, te estas apartando de ese palo. ¿En qué registro te encuentras más a gusto y si no has pensado alguna vez en hacer algo de carnaval?

- Mis estudios de cante siempre han ido encaminados al flamenco, no en vano, fui alumna de la Peña femenina, de Arcángel, Manuel y Evaristo Cuevas, Cristina Soler y Jaraqueño. El Flamenco es mi pasión, Félix. Como bien dices, con mi tía lo he vivido desde que nací. Siempre he pensado que una persona que sepa cantar flamenco… puede defenderse en cualquier estilo, pero una persona que cante otro estilo… es complicado que pueda defenderse en el flamenco. El motivo por el que actualmente canto menos flamenco es porque el flamenco puro tiene menos alcance. Suele gustar más unas sevillanas y unas rumbitas, que cantar una malagueña, guajira, cantiñas o peteneras. La necesidad de seguir cantando y transmitiendo me lleva a cantar también boleros, baladas, rancheras, e incluso cantar en obras de teatro… “Yo canto lo que me echen". El carnaval me encanta.. Soy fiel seguidora desde la infancia, pero aunque lo canto en “petit comité” nunca me ha surgido la oportunidad de cantar en una agrupación… aunque nunca es tarde para hacer lo que te gusta, y no descarto hacerlo si me ofrecen la posibilidad.

- ¿Cuál es tu referente musicalmente hablando?

- Si me preguntas por mi ídolo musical… siempre ha sido y será Luis Miguel. Considero que tiene una voz prodigiosa y que hace con ella lo que quiere. Además ha estado en todos los momentos importantes de mi vida… es un vínculo especial… Si me preguntas por mi referente en el mundo del flamenco me decanto por Mayte Martín. Es transmisión y dulzura en la máxima expresión de ambos términos… es simplemente genial. Curiosamente, Luis Miguel y Mayte Martín son los dos Aries y ambos cumplen el 19 de abril, igual tiene algo que ver con lo que me transmiten jejeje.

 

- Por cierto, tú estudiaste periodismo, una profesión muy vocacional al igual que la música. Pero tanto en un oficio como el otro, el triunfar es una tarea ardua y difícil. ¿Si pudieses dar marcha atrás volverías a tomar los mismos designios?

- Si pudiera dar marcha atrás, seguramente no estudiaría periodismo. Y no me mal interpretes, porque el periodismo es una profesión preciosa, de la que disfruté muchísimo hasta que decidí ser madre. Pero es cierto que es una profesión difícil de compatibilizar con una familia, y yo siempre quise tener la mía propia. Además de que es un trabajo poco remunerado y poco valorado, por desgracia.

Mi vida ha estado marcada por mi “sensibilidad" y todo lo que yo haga tiene que ser vocacional. El periodismo nació en mí por la necesidad de soltar lo que llevaba dentro a través de mis escritos… al igual que la música, transmitir todo lo que me nace del corazón.

 

- Siguiendo en clave de periodismo ¿cómo valoras la labor de los medios durante la pandemia?

- La pandemia ha sido un punto y aparte. Los medios de comunicación eran nuestra ventana al mundo exterior en unos meses en los que no hubo vida. Ante una sociedad asustada y encerrada, los medios han jugado un papel importantísimo, y aunque considero, que la objetividad periodística está sujeta a la inclinación política que esté detrás de dicho medio, han mostrado una crisis sanitaria objetiva, transmitiendo información veraz e intentando tranquilizar a la población, dentro de lo posible.

- Hasta qué punto crees que está afectando la actual crisis sanitaria al sector artístico a nivel laboral.

- El sector artístico ha sido el más afectado. Si no hay actuaciones, no hay ingresos, así de claro. Y es una pena, ya que encima, hemos sido el sector que más hemos “amenizado” la pandemia con vídeos musicales,  olvidándonos de nuestra propia preocupación en favor de los demás. Podemos pasar sin actuaciones, pero no sin fútbol… es algo irónico y difícil de digerir.

 

- ¿Crees que el maldito virus te ha roto muchos proyectos musicalmente hablando? Sé por tu tía Concha que hace pocas fechas y junto a Pepe Roca, y al piano con Manuel Marvizón, hiciste un poema musicado en la presentación del libro Alfileres de la escritora Carmen Herrero. ¿Tienes programada alguna otra actuación próximamente?

- La pandemia nos sorprendió con un montón de proyectos en marcha, de diversa índole. De todos ellos, uno sí ha visto la luz, por el momento y ha sido la creación del Centro Filarmónico Onubense, del que tengo la gran suerte de formar parte. La idea surgió a raíz de una de nuestras últimas actuaciones en Centro Filarmónico de Cabra en noviembre de 2019. Carlos Barranco, onubense de pro y músico por pasión y profesor de la Universidad de Huelva, me comentó lo bonito que sería crear en Huelva un sitio así, donde tuvieran cabida todo tipo de artes y todo tipo de músicas, un punto de encuentro. Yo le dije que cuando lo llevara a cabo contara conmigo. Y así ha sido. Hace un añito que nacimos y esperamos seguir cumpliendo muchos años más, siempre unidos a la música

Tengo muchos proyectos en mente, espero, poco a poco, que vayan viendo la luz. Entre ellos sacar mi primer disco, proyecto en el que ya estoy trabajando, aunque de momento, muy poquito a poco.

- Hablando de pandemia. ¿Dónde pasaste el confinamiento y con quién y cómo fue tu día a día?

- El confinamiento lo pasé con mi hijo y mi pareja. Fue muy duro y complicado. Mi hijo tenía 7 añitos y fue una situación muy difícil de digerir. Mantener distraído a un niño, que haga las tareas del colegio, con infinidad de preguntas que hacía y sin saber resolver sus dudas. ¿Mamá, por qué estamos encerrados? ¿Cuándo voy a ver a papá? Noches de insomnio, lágrimas y mucho miedo. Laboralmente hablando no fue mejor, porque era autónoma y tenía un hijo que cuidar… y ayudas para madres con hijos menores a cargo más bien ninguna. Gracias a Dios todo va ya de paso en cuanto a lo laboral, porque de pandemia todavía queda.

- ¿Por dónde pasa tu futuro, aunque me han comentado que has aprobado el primer curso de conservatorio?

- Me gustaría dedicarme a la enseñanza y a la música. Es por eso que he decidido ampliar mis conocimientos musicales y estudiar música en el Conservatorio de Huelva. El instrumento que he escogido ha sido la viola, y estoy muy feliz con mi elección porque es un instrumento maravilloso y extremadamente complejo, tanto en la lectura de las partituras (No se lee en clave de Sol, sino en clave de Do en tercera),  como en la afinación del mismo. No obstante tengo los pies en la tierra, y tengo claro que lo primero es mi hijo y que mi futuro pasará por lo que me permita mantener a mi hijo y darle un futuro a él.

- Que eres una choquera de pro no me cabe la menor duda. Ya que allá donde actúas, siempre vas enarbolando la bandera de Huelva. ¿Pero eres más cintera o rociera?

- Soy más rociera, sin lugar a dudas. De hecho me casé en El Rocío. Le tengo una especial devoción a la Virgen, de hecho en el disco homenaje a Mari Pulido, que sacamos después del homenaje póstumo que hicimos en abril del 2019 en el Gran Teatro, canto Recuerdo Rociero. Para mí fue un placer interpretar ese tema, ya que desde pequeñita se lo escuchaba a mi tía y me enamoré de esa letra.

 

- Estamos llegando al final y me gustaría agradecerte que me hayas prestado tu tiempo ¿Te gustaría decir algo más para todos los que te admiramos y que durante esta entrevista no te haya preguntado?

- En primer lugar quiero agradecerte el privilegio que me has regalado con esta entrevista, es un lujo que se acuerden de mí y más siendo alguien a quien he admirado desde que ejercía el periodismo. Me gustaría invitar a todo el que quiera que se pase por mi Facebook y me escuche cantar. Suelo subir con frecuencia actuaciones y son públicas para todo el que quiera compartir. Simplemente me buscan por mi nombre, o como Flamenco Covap. Y por último, quiero añadir, que la música conlleva mucho estudio y mucho sacrificio detrás, y que necesita de mucho tiempo y muchas horas de ensayo para un las cosas salgan como tienen que salir, para que se valore un poco la labor de los artistas, desde el regidor, hasta el que se pone en primera fila.