miércoles. 24.04.2024
El tiempo
Rincón Choquero

Pepe Prieto: “De niño era tal la admiración por mi padre que de mayor quería ser como él”

Para mí es un placer tener esta semana en mi sección ‘Rincón Choquero’ a José Prieto Escaso, Pepe Prieto en el mundo del deporte. Un onubense de pro, nacido hace 78 años en el seno de una familia de clase media trabajadora compuesta de sus padres, Santiago y Edelmira, y una hermana menor, Victoria

PORTADA
PORTADA
Pepe Prieto: “De niño era tal la admiración por mi padre que de mayor quería ser como él”

Hablar de Pepe es hacerlo de un hombre polifacético, pues si la gente le conoce porque fue olímpico en la modalidad de tiro con arco en Los Ángeles en 1994 no es menos cierto que, profesionalmente, ha sido, y lo sigue siendo, un magnífico cocinero, aunque yo le daría el título de chef, que bien ganado lo tiene por los años de experiencia y liderazgo que ha tenido dentro de la cocina. Pero no me gustaría dejar en el tintero otras vertientes en las que también destaca, como es la de pintor y escritor.

Pepe junto a miembros de la Fedreración Española de Tiro con Arco, recibido en audiencia por S. M. el rey Juan Carlos I
Pepe junto a miembros de la Fedreración Española de Tiro con Arco, recibido en audiencia por S. M. el rey Juan Carlos I

Y en lo personal, además de ser una persona reivindicativa con todo lo que es de justicia, les puedo asegurar que se trata de una individuo cordial, afable y empático.

Pero, para descubrir un poco más a nuestro protagonista nos pusimos en contacto con él para hacerle una entrevista. Y con la afabilidad y cortesía que le caracteriza accedió a la primera. Así que vamos al lío ya.

P. Personalmente siempre me gusta comenzar mis entrevistas con esta pregunta: De niño todos soñamos con ser algo de mayor ¿Cuál era tu sueño?

R. De niño… mis sueños fueron tantos sobre qué quería ser... Como todos, un gran clásico: bombero ilusionado en conducir aquel De Dion Buton, el coche de bomberos que Huelva tenía en el paseo santa Fe, pero en el fondo era tanta la admiración que tenía por mi padre, como dibujaba, como pintaba, esas manos que sin rozar el lienzo flotaba con un pincel entre sus dedos… Yo quería ser mi padre.

P. Rememoremos tu niñez en tu Huelva natal

R. Nací en el seno de una humilde familia en el barrio del Matadero, o del Pozo Dulce. Tiempos de carencias, era 1946, en años posteriores todavía se comían algarrobas e higos prensados, alimentos que entonces era el pienso de animales. Mi vida transcurrió en las marismas del Titan y en el embarcadero de Palos, entre cangrejos, camarones y aves marismeñas. Mis padres tuvieron dos hijos: mi hermana Victoria, volcada desde pequeña en el cante de nuestra tierra y estudiosa del mejor flamenco. Yo solo quería jugar e inventar cosas junto al sr. Pérez Mercader, señor por el respeto que le profeso. Tuvimos nuestro pequeño Cabo Cañaveral en “la arenilla”, junto a las vías del tren. Allí probamos lanzamiento de cohetes, toda una aventura de una inolvidable niñez.

Pepe Prieto en su infancia
Pepe Prieto en su infancia

Mi madre regentada un despacho de pan que por las tardes era el taller de pintura de mi padre. Podría llenar cientos de páginas hablando de aquellos tiempos.

Fueron tantos y tan felices los momentos de mi niñez que he escrito dos libros sobre ello. El primero “Las Marismas y yo” y otro titulado “Gorrioncillo” en el que llevo de la mano a mi pequeño nieto Marcos a recorrer esos lugares que fueron mi vida infantil.

Carátula de su ultima publicación ´Gorrioncillo´
Carátula de su ultima publicación ´Gorrioncillo´

P. Por aquello que estamos en año olímpico, que te parece si nos retrotraemos en el tiempo y nos vamos a las de Los Ángeles en 1984 en la que fuiste olímpico en la modalidad de tiro al arco ¿Cómo la recuerdas?

R. Ese es un recuerdo imborrable. No puedo por menos cada vez que lo recuerdo esbozar una amplia sonrisa, cerrar los ojos y verme entrando con el equipo olímpico español en aquél inmenso estadio, luminoso como nunca había visto, lleno a reventar, con un clamor ensordecedor de los espectadores. Yo estaba allí, no me lo podía creer, pero así fue.

Recibiendo el saludo del siempre recordado Juan Antonio Samarach el que fuese presidente del COI
Recibiendo el saludo del siempre recordado Juan Antonio Samarach el que fuese presidente del COI

 

Fue como vivir un sueño inalcanzable, juntos los 800 mejores atletas del mundo y yo entre ellos, uno más.

Evidentemente visité Los Ángeles y sus lugares emblemáticos: Hollywood y en él los estudios Universal, Disneylandia, el Paseo de la Fama, Beberly Hills, Santa Mónica… Aunque a diario teníamos entrenamientos en Long Beach, que era donde estaba el campo de Tiro con Arco.

Una experiencia única que fue ganada a pulso y sacrificios.

mde
Con el colegiado onubense Abilio Caetano Bueno en las Olimpiadas de los Ángeles

P. No sé si en la actualidad sigues a los arqueros/as onubenses y el buen trabajo del Club Asirio y se ve algún arquero/a al que se le augure un buen futuro.

R. Por supuesto que les sigo y es un gran ejemplo para toda España la labor que este realiza. Es la mejor escuela de Tiro con arco de España, con promesas y realidades, arqueros jóvenes con un gran futuro. Leire Fernández es una gran arquera, componente del equipo nacional y con una tremenda proyección de futuro. Yo le deseo lo mejor, al igual que al resto de arqueros y arqueras del Club Asirio.

El que tuvo, retuvo y Pepe vuelve alguna que otra vez por el Club Asirio
El que tuvo, retuv,o y Pepe vuelve alguna que otra vez por el Club Asirio

No puedo olvidarme del alma de este club, de quienes siempre han estado ahí, cuando los momentos fueron malos: Agustín Rodríguez y Pepe Saavedra.

P. Por cierto, tiene tres hijos, dos chicos y una chica, ninguno en su momento decidió practicar el tiro al arco.

R. SI, era inevitable, el mayor de ellos, David, con cinco años ya tenía su arco y practicó con los mayores.

Le siguió José Ángel, un gran arquero que tuvo sus éxitos; fue subcampeón de España en Zaragoza y Campeón de España en Tiro de Campo en 1991. Después las obligaciones y el futuro determinó otro camino a seguir.

Por último, Diana, nunca tiró con Arco, pero su vínculo con este deporte quedó grabado en ella para siempre: se llama Diana.

P. Dejemos a un lado el deporte y hablemos lo que ha sido tu profesión la cocina. Observo que en redes sociales subes muchas recetas, todas tradicionales ¿no te gusta la cocina de diseño o innovación?

R. La cocina es una de mis pasiones. Desde hace muchos años la vengo practicando profesionalmente, con sus pausas correspondientes.

La cocina tradicional en España es soberbia, como sus cocineros. Grandes profesionales la trabajan con tanta maestría que se les quedó pequeña su cocina, había que investigar, mezclar otros sabores, ser alquimistas cocineros, descubriendo una cocina moderna, cargada de sabores donde se mezclan los dulces y salados, donde los toques de acidez hacen milagros.

En plena cocina dándole la vuelta a una tortilla
En plena cocina dándole la vuelta a una tortilla

METER FOTO En plena cocina dándole la vuelta a una tortilla

Claro que me gusta la cocina de diseño, pero esto es para unos privilegiados que disponen de una economía suficiente y clientes para ello. He estudiado el uso de útiles para transformar los alimentos y es una maravilla.

P. Por cierto, todos tenemos nuestro plato estrella. ¿Cuál es el tuyo?

R. Hombre, esa es una pregunta a la que nadie responderá lo que yo: Patatas fritas con huevo; claro que las patatas tienen que ser variedad ‘agria’ y el o los huevos fritos hay que freírlos después de esperar a que el aceite tome más temperatura para que el huevo resulte jugoso y la clara con los bordes crujientes.

En plena faena en la cocina
En plena faena en la cocina

P. Siguiendo en clave culinaria, sin tuvieses la ocasión de sentarte y compartir mesa y mantel con un personaje, bien del pasado o del presente ¿quién sería y que le preguntarías?

R. Con Leonardo da Vinci. Su ingenio, su inventiva, su arte fue sorprendente, un maestro en todas las artes.

P. Si hemos hablado de tu deporte y de tu profesión, que te parece si lo hacemos de tu hobby...la pintura. ¿Qué significa para ti este pasatiempo y que estás pintando actualmente?

R. Es el pasatiempo, con un pincel en la mano, el mundo se para, el ruido desaparece, la lluvia escampa, los truenos son silenciosos, y todo se concentra en esa pequeña pincelada imperceptible, pero que marca el camino de un trabajo bien hecho.

Pepe junto a una de sus pinturas
Pepe junto a una de sus pinturas

Actualmente estoy pintando un tríptico de las marismas del Rocío, de unas dimensiones de tres metros por noventa centímetros. Una vez que acabe con el tengo una pintura a medio acabar y que continuaré. Se trata de una perspectiva de la plaza del Ayuntamiento de Huelva con su fachada, de una foto de un amigo llamado Félix Camacho Malo...jejeje, que tuvo la gentileza de autorizarme a pintarla….

Siempre hay alguna pintura motivada por cualquier paisaje detalle o personaje que me inspira.

P. Cambiando de tema y conociendo lo critico que eres con las injusticias. ¿En Huelva desgraciadamente estamos falto de muchas infraestructuras, para ti cuál es la más prioritaria?

R. La más prioritaria es que nuestras autoridades, aquellas sobre quien recae la responsabilidad de hacer de Huelva una ciudad respetable y socialmente suficiente, tengan el valor de renunciar a sus cargos si no son capaces de que Huelva deje de estar a la cola de España,

Las infraestructuras y la industria son absolutamente necesarias para el progreso de cualquier ciudad. Huelva carece de lo necesario para progresar.

Las comunicaciones por carretera y ferrocarriles son insuficientes y mal atendidas. Lo peor de todo es que estamos en un rincón que es el peor de la nación, estamos prisioneros entre dos ríos que impiden nuestro desarrollo, no existe un más allá, Huelva termina donde termina España, donde para venir hay que volver, donde no hay una continuidad, donde futuro siempre es el presente. Y vuelva a lo mismo año tras año. En mi caso son setenta y siete oyendo siempre la misma canción

P. Se suele decir “que bien se está cuando se está bien”. ¿En qué momento te encuentras?

R. Me encuentro en el otoño de la vida, pero para mí siempre es primavera. Bien de salud rodeado la familia más maravillosa que existe (ya sé que la vuestra también) y trabajando en lo que me gusta, cocina en Punta Umbría, pintura en casa y de vez en cuando percibir el olor de esas cabecitas de pelo sedoso que los nietos poseen.

P. Dos preguntas cortas ¿cuál es tu palabra preferida del diccionario?

R. “cariño”

P. A estas alturas de tu vida ¿Tienes miedo a algo?

R. Como todos, a que la luz se apague algún día y no pueda percibir aquello que me rodea, sentir el calor de la vida y seguir soñando.

P. Estamos llegando al final y me gustaría darte las gracias por prestarme tu tiempo. Y no sé si te gustaría más que durante la entrevista no te haya preguntado.

R. Darte las gracias por prestarme esta ventana donde asomarme y contar cosas que a los mayores nos gusta contar.

Comentarios