jueves. 25.07.2024
El tiempo
Rincón Choquero

Nicolás Sainz: “La confidencialidad es un valor que se está perdiendo en nuestra sociedad”

Esta semana se asoma a esta ventana semanal Nicolás Sainz Gutiérrez, un onubense de pro que cursó sus estudios de EGB en el Colegio San Nicolás de Bari y BUP y COU en Instituto Santa María
Nicolás Saiz
Nicolás Saiz
Nicolás Sainz: “La confidencialidad es un valor que se está perdiendo en nuestra sociedad”

Esta semana se asoma a esta ventana semanal Nicolás Sainz Gutiérrez, un onubense de pro que cursó sus estudios de EGB en el Colegio San Nicolás de Bari y BUP y COU en Instituto Santa María. Es licenciado en  Filosofía y Ciencias de la Educación, Psicoterapeuta familiar y experto en Coaching Educativo por la Universidad de Sevilla.

Aunque nacido en Huelva, en él se unen lo mejor de Bilbao, por ascendencia paterna y lo mejor de Huelva, por ascendencia materna. Tanto es así que su corazón deportivamente hablando lo comparte entre su Recre y el Atleti de Bilbao.

Con el mítico guardameta José Ángel Iribar
Con el mítico guardameta José Ángel Iribar

Hablando de fútbol, no podemos dejar en el tintero que en su infancia y juventud y durante quince temporadas jugó en el CD Los Dolores viviendo incluso un ascenso a Regional Preferente.

Y en cuanto a su profesión, y por aquello de ser un gran defensor del trabajo en equipo, ha estado muy vinculado al deporte rey,  ya que ha colaborado como psicólogo en distintas etapas con el conjunto albiazul, al igual que con el Córdoba en la etapa de José Luis Oltra como entrenador.

Con José Luis Oltra en su etapa en el Códoba CF
Con José Luis Oltra en su etapa en el Códoba CF

Asimismo dice sentirse un gran rociero, un sentimiento que le metió en vena su esposa Rosa. Igualmente nos confesaba ser un amante del cine y las palomitas a la hora de ver una buena película.

Camino del Rocío con Huelva, junto a su esposa Rosa
Camino del Rocío con Huelva, junto a su esposa Rosa

A Nicolás le conocí hace aproximadamente nueve años, pues ambos hemos coincidido como tertulianos en distintas televisiones y desde el primer momento pude percibir que  además de ser un gran profesional de la psicología, igualmente era una persona campechana,  optimista, afable, cordial y empática, cosa que con el tiempo he podido ratificar.

En Tertulia Recreativista
En Tertulia Recreativista

Pero para conocer un poco más su estilo y personalidad y saber cómo es su momento actual, le pedía hacerle una entrevista. Y con esa amabilidad que le caracteriza no dudó un momento en ponerse a nuestra disposición, así que vamos al lío ya.

P. Todo niño sueña con ser algo de mayor ¿por dónde pasaban tus sueños?

R. Mi sueño desde pequeño siempre fue poder trabajar observando el comportamiento animal (Etología) pero nadie me orientó en aquellos años 80 de cómo podría haberlo realizado. Yo quería ser “como Rodríguez de la Fuente”. Además, tuve otra dificultad, que era un auténtico escollo y es que las áreas del ámbito científico, ni me gustaban, ni se me daba nada bien. Y por eso opté por el Mundo de las Letras y las Emociones.

Pero seguía teniendo claro que mi vocación era Observar el comportamiento de los demás y poder ayudar dentro de mis posibilidades. Y tenía claro que debía ir por el camino de la Educación o/y el Deporte. Siempre han sido mis dos grandes pasiones profesionales.

En brazos de su abuela materna Francisca
En brazos de su abuela materna Francisca

P.  Alguna vez soñaste con ser psicólogo y ¿por qué decidiste estudiar psicología?

R. Si, sí,…claramente y tengo la fecha exacta que lo decidí. Fue en 3º de BUP, cuando en uno de los bloques de la asignatura de Filosofía, una profesora, que era Psicóloga, “me cautivo” y despertó. Hizo crecer en mí el interés por esta ciencia,  que me ponía en contacto con un valor personal, con una vocación  y una habilidad inherente en mí, que siempre tuve y que no era otra que la de “Observar el comportamiento de los demás.

Yo soñaba muy a menudo poder trabajar con personas con trastornos mentales y poder ayudarles a ellos y a sus familias

Me visualizaba con mi bata blanca, en terapia, con pacientes psiquiátricos,…

Me hacía mucha ilusión la posibilidad de ser un Profesional de la Salud y por supuesto en aquella época, a unos padres humildes también le emocionaba la posibilidad que su hijo fuera “como un médico”. De hecho, mi madre tuvo que ponerse a trabajar como Modista, tarde y noche, haciendo trajes de novias, para poderme pagarme la Universidad en Sevilla y el piso correspondiente, ya que por aquellos años la Facultad de Psicología de Huelva, no era ni un proyecto viable.

En su consulta
En su consulta

P. ¿Cómo recuerdas tu niñez?

R. Mi niñez se puede resumir claramente en una palabra: ALEGRÍA. Haber desplegado mi vida, mi niñez y adolescencia en un barrio, como fue Las Colonias en los años 70 fue toda una riqueza para mí como persona y además me sirvió en mi futuro profesional para reflexionar sobre la importancia de la socialización de la educación de la “tribu” más allá de tus padres

Realmente esos sábados jugando por esos Cabezos, desde la tranquilidad y la confianza que el barrio te educaba y protegía. La fuerza que da la verdadera amistad, que se generaba de ver los mismos programas de televisión, de compartir los mismo horarios, los mismos deseos,….

Yo me recuerdo feliz de poder estar jugando al fútbol todas las horas del día que te apetecía, a excepción del horario escolar. El colegio era importante, pero no lo más importante.

Esa cultura de barrio yo personalmente la echo de menos hoy día.

En su infancia con su madre Paqui
En su infancia con su madre Paqui

 

P.  Siguiendo en clave onubense. ¿Ha cambiado mucho Huelva desde entonces? Si es así ¿cuál dirías que ha sido la mayor metamorfosis desde tu punto de vista?

R. Huelva ha cambiado muchísimo y para bien, en la mayoría de las situaciones.

A nivel de infraestructuras, aunque sigue habiendo margen de mejora, ha habido un cambio sustancial en nuestra ciudad.

Para mí es muy significativa la entrada de Huelva: La entrada significa la puesta en escena de una capital, significa el “hola bienvenido”… significa un cambio importante en la acogida de las personas que visitan nuestra ciudad.

Creo que en esta dimensión le hemos dado a la ciudad una visibilidad, una apertura diferente, acogedora y agradable, con espacios verdes, con avenidas cómodas y atractivas, con aire y diseño mucho más moderno.

Además, destacar la renovación que ha habido en el centro, en el casco histórico. Ese equilibrio buscado entre la peatonalización, el respeto a “lo tradicional”, los cambios necesarios que tiene que hacerse una ciudad y la apertura a la Ría de Huelva, han supuesto un cambio sustancial en la dimensión más visual de nuestra ciudad.

Por lo que respecta al cambio más significativo, que ha supuesto una auténtica metamorfosis en nuestra ciudad, para mí ha sido el crecimiento en el ensanche sur, la apertura a la Ría de Huelva y conectar la ciudad y la ría

P.  A pesar de esa transformación, Huelva está en la cola de Andalucía en el tema de infraestructuras, para ti cual dirías que es la más prioritaria.

R. Efectivamente a pesar de esa transformación estamos todavía en el vagón de cola a nivel nacional y europeo.

Quizás, lo importante es que seamos conscientes de dónde estamos y que tengamos como ciudadanos esa dosis necesaria de inconformismo para salir de “ahí”. Lo peor que nos puede pasar sería que confiáramos en que el paso del tiempo “solucionen las cosas” y al final te das cuenta que el tiempo no soluciona nada, lo solucionamos nosotros, las personas, con nuestra actitud.

Creo que es importante saber exigir como ciudadanos mayor responsabilidad a los que más responsabilidad tienen (y además cobran exageradamente por ello).

Nuestro papel como ciudadanos no puede limitarse a depositar una papeleta/voto en una urna cada 4 años y que un político con su equipo, sus pactos y escondido tras unas siglas, utilizan nuestros votos, a veces para hacer algo diferente de lo que dicen en campaña.

Para mí,  la necesidad prioritaria, claramente sería la llegada del AVE a Huelva;  creo que nos perdemos “mucho y bueno” como capital en cuanto a turismo, sector servicios,  así como el crecimiento en el tejido empresarial que favorecería el tema de la comunicación de determinadas empresas en nuestro suelo.

P.  A pesar de esa transformación, Huelva está en la cola de Andalucía en el tema de infraestructuras, para ti cual dirías que es la más prioritaria.

R: He recomendado y he hecho de anfitrión (con mucho gusto) y en muchas ocasiones, de nuestra Huelva. Cuando he tenido que estar trabajando varios años fuera de Huelva,  he conocido a personas de diferente capitales españolas que no conocían Huelva de forma directa. Muchas personas han venido y han vuelto encantadas.

Siempre he dicho que Huelva tiene un atractivo especial, que no sabemos vender (aspecto que no me preocupa personalmente ya que soy una persona que valora mucho el equilibrio y la tranquilidad).

Mi propuesta para visitar Huelva, está clara: nuestra Costa de la Luz, que es un auténtico un paraíso por descubrir y una fuente de sensaciones y de emociones. A la vez el atractivo que ofrece la Sierra onubense es infinito. Sus posibilidades gastronómicas, unida a la diversidad de la misma, hace que nuestra provincia sea espectacular. Tenemos rincones para perderse y también rincones para encontrarnos.

Es un deber histórico el que tenemos con Huelva como destino turístico y Cuna del Descubrimiento. No podemos perder la batalla y debemos seguir insistiendo para reivindicarnos en dejar claro la importancia que tuvo Huelva en este hecho histórico. El lugar de la Rábida, con todo lo que rodea a ese lugar, creo que también debería estar en ese “paquete de recomendaciones” de nuestra ciudad de Huelva.

P.  Volvamos a tu profesión.  ¿Cuántos años llevas ejerciendo de psicólogo?

R. Pues en mi profesión son ya 32 años ejerciendo como profesional. Yo terminé carrera en junio del año 91 y en septiembre ya estaba trabajando. Así que ya son años suficientes como para saber lo que decimos, cómo lo decimos y por qué lo decimos.

P. ¿Qué habilidades dirías que son primordiales para ser un buen psicólogo?

R. Habilidades primordiales para ser buen psicólogo son muchas porque no olvidemos que estamos en contacto con PERSONAS y estado de vulnerabilidad, entrando en contacto con lo más importante del ser humano, que es su cabeza, su corazón y su alma.

Las habilidades más importantes son:

  • Saber Escuchar Activamente lo que te quiere decir una persona que normalmente está envuelta en una situación de estrés, de ansiedad, de tristeza o incluso de pérdida de su identidad.  Creo que es una de las habilidades más importantes.

 

  • También para mí es Empatizar una vez que escucha, tienes que conectar emocionalmente para intentar sentir, lo que paciente, está sintiendo esa persona y a la vez que ese paciente o su familiar, te tiene que sentir “conectado. El hacernos sentir EN los demás, ayuda terapéuticamente a que la persona para que pueda salir a flote.

 

  • Un tercer pilar muy importante es Dominar los aspectos importantes de la Comunicación. Hay que saber qué decir, cuidar como lo dices, el lenguaje del cuidado del otro cuidado y el cuidado del lenguaje.

 

  • Y, por último, el cuarto pilar de esta mesa, sería el Grado de Implicación. Querer ayudar, no es lo suficiente, hay que saber generar Ilusión e Entusiasmo para poder generar una visión de la vida y de las personas que te rodea, que sea percibida como algo que merece la pena afrontar como reto, sacando lo mejor de uno mismo.

 

P. ¿Alguna vez has pensado que esta profesión no era para ti, o que no podrías hacerlo?

R. Nunca, nunca. Nunca he pensado que esta profesión no era para mí. Nunca he tenido dudas de que no podría hacerlo.

Siempre, ante las dificultades a nivel profesional, siempre he buscado la solución en la formación. He invertido mucho dinero, mucho tiempo y mucho esfuerzo en formarme. Mi objetivo era y es ser impecable profesionalmente cuando una persona que sufre se pone delante tuya y sentirme capaz y competente de poder ayudarle.

Sí que he dudado muchas veces de aprovechar mi profesión de psicólogo, para unirme con ella, a la otra pasión que tengo por el fútbol. La suma de Psicología y Deporte es un tema realmente que me fascina, me apasiona y me entusiasma. Pero dudar de que no fuera para mí o que no podría hacerlo,.. NUNCA

P. ¿Qué opinas de la confidencialidad?

R. La confidencialidad es un valor que se está perdiendo y debilitando en nuestra sociedad. Nada más que hay que echar un vistazo a la importancia que tienen las redes sociales, especialmente en los jóvenes, para ver que es difícil, hoy día, mantener una información en el plano de la privacidad.

Esta circunstancia, hace que sea necesario APRENDER a saber ELEGIR a los amigos. Todas las personas debemos cuidar y valorar esos amigos y amigas que realmente saben guardarte esa información personal y que la cuida como algo valioso. Cuando una información relevante y personal queda expuesta a quien tú no desea, puede crearte un sentimiento de desequilibrio y vulnerabilidad que afecta a tu salud mental.

Me preocupa especialmente este tema en los adolescentes, donde dan todo, sin saber la repercusión a la que se están exponiendo.

Los jóvenes se sienten conectados, pero se sienten solo, porque no tienen nada que sea solo suyo.

En otro plano, la confidencialidad en nuestra profesión es un valor de nuestro código deontológico y estamos expuestos a que todo lo que tratemos bajo una situación de contrato terapéutico, debe ser confidencial sujeto a la relación paciente y profesional. Pero como conclusión, mi opinión es que la confidencialidad como valor  digo está en decadencia, pero volverá a ser un valor demandado y valorado a medio plazo.

P. ¿Hay algún caso que se te haya quedado en la cabeza y sigues pensando en él?

R. Obviamente, somos profesionales pero antes somos personas y por tanto estamos expuestos a la vulnerabilidad emocional. Efectivamente sí hay varios casos o situaciones, en estos 32 años de profesión, los cuales recuerdas de forma especial por cómo te afecta emocionalmente. Los tienes ahí, latente y a veces lo traes a la consciencia y te preguntas que habrá sido de esa persona y sigue pensando en él/ella de forma humana y profesional.

Piensas qué tecla había que haber tocado para vencer y sobre la impotencia que tenemos a veces los profesionales de la salud cuando sabes que es muy difícil cambiar determinados sistemas familiares, determinadas circunstancias personales,…. que hacen que la vida de una persona no vaya por donde tenga que ir. 

Y la realidad es que a veces, la realidad supera a la ficción. Nuestro mundo está lleno de casos con circunstancias realmente extremas que nos haría echar las manos a la cabeza y en el que solo vemos el final de una historia, que se va fraguando al cabo del tiempo, debido a circunstancias económicas, personales, sociales, incluso culturales y que desencadena en una situación realmente llamativa y a veces difícil de maniobrar por un profesional.

Pero ojo, porque afortunadamente, también existen casos que quedan siempre en la cabeza del profesional, que se sigue pensando en él, pero con recuerdo afectivo en positivo.  Hay casos en los que te sientes orgulloso como profesional de haber dinamizado determinadas circunstancias con consecuencias terapéuticas para haber cambiado radicalmente par bien, la vida de algunas personas.

Uno de los momentos más felices, a nivel profesional, son esos momentos después varios años, cuando encuentras por la calle de Huelva, a esa persona paseando con sus hijos y después de muchos años algunos te abrazan espontáneamente y se emocionan, incluso lloran y comparte contigo esa frase maravillosa que dice:

“Que alegría me da verte, cuánto me ayudaste,… si no fuera por ti no sé qué hubiese sido de mí”

P. ¿Por qué situaciones suele acudir la gente?

R. Especialmente después del confinamiento, la mayor frecuencia, al menos en mi caso son por el tema de la Gestión de las emociones, Temas afectivos, Relaciones familiares o de pareja, Establecimiento de límites y Autoridad parental en niños pequeños y Sufrimiento personal por conflictos laborales y no saber manejarlos.

P.  Que te parece si usando un símil futbolístico, hacemos un cambio de juego y hablamos del Recre ¿Qué espera de la próxima temporada y del nuevo organigrama?

R. Me gusta el cambio de juego que vamos a hacer porque pasamos de la Psicología al Fútbol, que como te he dicho antes, es mi otra pasión.

¿Qué espero de la próxima temporada y del nuevo organigrama? pues la verdad espero que el tránsito de una de una categoría a otra y de un cambio político en la gestión del club se haga con racionalidad, sentido común y rigor; y por supuesto que sea a para bien. Como profesional, soy especialmente sensible al tema de saber cuidar los cambios y tránsitos.

Las personas que están rodeando al organigrama ejecutivo del Recreativo, personalmente me generan confianza por su profesionalidad y son garantes como personas, por lo que mis expectativas son máximas y a la vez realistas en el apartado económico. 

Y por lo que respecta al apartado deportivo, soy prudente y humilde, pero a la vez ambicioso. Se puede y se debe aspirar a hacerlo lo mejor posible, dentro de nuestras posibilidades. Ahora mismo, me falta información sobre cuáles son los recursos que vamos a contar a nivel deportivo.

La cantera es todo un reto en el club y debemos plantearnos, analizar diferentes modelos de gestión de cantera e implantar la que realmente se ajuste a nuestra realidad y nuestros recursos y al modelo que podamos gestionarla eficazmente. También debemos ser pragmáticos. Es decir, hay categorías/edades que no aporta nada en el organigrama del club a nivel de cantera, al menos en mi opinión.

En cuanto al organigrama general del club, y según se está oyendo estos días, al día de hoy creo que deberíamos guiarnos más a la simplificación y funcionalidad de los órganos unipersonales de gestión. Somos un club sencillo, humilde y pequeño y no puede mandar el mensaje, la imagen,…de haber más jefes que obreros.

El organigrama técnico del club a nivel deportivo, sería simple y funcional, donde no haya dificultades para delimitar las funciones y a la vez que tenga económicamente el menor coste posible a nivel económico. Es decir,…cargos…., los necesarios, que sean bien pagados y con funciones muy bien definidas y controles de calidad de su eficacia profesional.

P.  Por cierto, no sé si eres de los de ponerte el delantal y meterte entre fogones, si es así ¿cuál es tu plato estrella?

R. Me gusta ponerme el delantal y meterme entre fogones aunque lo hago poco por falta de tiempo, pero admiro, valoro y me atrae el mundo gastronómico; de hecho es uno de los puntos fuertes cuando viajo fuera de nuestra provincia porque me gusta entrar contacto con los platos típicos de cada lugar y degustarlos.

Pero contestando a tu pregunta, desde el punto de vista gastronómico mi plato estrella es un plato de patatas fritas con aceite de oliva virgen extras, acompañadas de  calamares rellenos y un huevo frito, poco hecho, encimas de las patatas.

P.  Hablando de gastronomía, Si tuvieses la ocasión de sentarte y compartir mesa y mantel con un personaje, bien del pasado o del presente ¿quién sería y que le preguntarías?

R. Siempre he tenido claro que si tuviese la ocasión de compartir una comida con alguien del pasado sería Jesucristo. Si tuviera una máquina del tiempo, en la cual he pensado muchas veces desde la ciencia y la física, otras desde ciencia ficción y el cine. Sería apasionante poder hablar con Jesús desde la óptica del siglo XXI. También te digo que me conformaría hablar con nuestro Santísimo Pontífice (jajajaj)

En cuanto al presente, también tendría claro que compartiría mantel, alrededor de una mesa con gamba blanca de Huelva, con los principales líderes políticos de nuestro país.

Me gustaría hablarles de la importancia de determinadas actitudes que no tienen, de las pocas habilidades comunicativas que tiene para llegar al corazón de la ciudadanía,  del poco sentido de la empatía que tienen al tratar la ciudadanía como un instrumento utilitarista del voto, a los cuales nos hablan la mayoría de las veces, como si fuéramos deficientes y sobre todo me gustará hablar con ellos,  por la falta de habilidad, de interés, voluntad e inteligencia  que demuestran a la hora de llegar al consenso, de  buscar el bien de todos, el bien común de la ciudadanía española por encima del egoísmo por mantenerse en el poder y de las siglas vacías de un partido.

Y lo que nuca les perdonaría, es le daños que están haciendo a la EDUCACIÓN. Politizar la Educación como si fuera la meretriz de intercambio entre partidos, es realmente desagradable.

La Educación requiere el esfuerzo y la unidad de todos los partidos para llegar a un Pacto de Estado donde se garantice una Ley Educativa que de seguridad y estabilidad a la Educación en España durante mucho tiempo. A veces solo nos comparamos con otros países europeos en lo que nos interesa.

La educación y la figura del Maestro y Educador, es el valor más preciado que tiene un país.

P. Se suele decir “que bien se está cuando se está bien”. ¿En qué momento te encuentras?

R. La verdad que es una frase que tiene un marcado sentido psicológico. El grado de bienestar es la antesala de la Felicidad de las personas, por tanto, deberíamos entre todos generar un estado de Bienestar para la mayoría de personas del mundo. Todos tenemos derecho a ello, independientemente de cualquier circunstancia personal, social, étnica, económica o cultural.

¿En qué momento me encuentro personalmente? Paradójicamente, a pesar de mi edad, estoy un momento de cambio y a la vez de crecimiento. Por mi momento del ciclo vital personal y familiar, estamos en una edad donde debemos saber despedir al mundo de la autonomía, independencia y madurez a nuestros hijos y hay que saber hacerlo.

En familia con su mujer Rosa y  su hija Fabiola y su hijo Asier
En familia con su mujer Rosa y su hija Fabiola y su hijo Asier

Profesionalmente están surgiendo proyectos e iniciativas interesantes y atractivas, así que mientras que un buen estado de salud nos acompañe, debemos afrontar los retos que tenemos por delante para sacar lo mejor de nosotros mismos. 

P. Estamos llegando al final y me gustaría darte las gracias por prestarme tu tiempo. Pero no sé, si te gustaría añadir algo más, que durante la entrevista no te haya preguntado.

R. Pues gracias a ti y a tu periódico por el interés mostrado.

Y solamente añadir, que nuestros políticos apuesten por los que sufren y que lo hagan apostando por los jóvenes, que lo incentiven para potenciar la investigación en enfermedades realmente malignas de nuestra sociedad como la ELA o el Alzheimer que tanto sufrimiento están ocasionando en miles de familias por falta de inversión en la investigación.

Deseo de todo corazón que el perfil del futuro político debe ir más allá de la realidad actual, que ha quedado obsoleto,  el político del siglo XXI  debe ser definido por otros criterios.

Comentarios