martes. 18.06.2024
El tiempo
Rincón Choquero

Mercedes Mantis: “Para mí una Hermandad no tiene sentido sin su labor social”

El pasado diciembre saltaba a los medios de comunicación el nombramiento de Mercedes Mantis Calvo, que es la protagonista que asoma esta semana a esta vuestra sección "Rincón Choquero", como nueva Hermana Mayor de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Huelva.

Desde aquel momento, siempre tuve interés en conocer qué había significado para ella haberse convertido en la primera mujer que asume el máximo cargo en una hermandad de penitencia con tantísima antigüedad, no en vano fue fundada en 1583. Sobre todo, averiguar qué sintió tras la celebración del Cabildo Extraordinario de Elecciones al ver que su candidatura obtuvo una amplia mayoría absoluta, al lograr 347 votos a favor de los 440 emitidos. Y si en algún momento, por el hecho de ser mujer, notó o ha percibido alguna crítica de alguna institución.

PORTADA
PORTADA
Mercedes Mantis: “Para mí una Hermandad no tiene sentido sin su labor social”

Mercedes nació en Bollullos Par del Condado, aunque siempre vivió en Huelva. De hecho, cursó sus estudios primarios en el Colegio Santo Ángel, los secundarios en el Instituto Diego Guzmán y Quesada. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Sevilla.

Con su marido Juan Miguel
Con su marido Juan Miguel

Pero para que conozcan un poco más el estilo y personalidad de nuestro invitada, nos pusimos en contacto con ella a través de su hermano Carlos, y con suma amabilidad aceptó nuestra invitación, así que sin más preámbulo vayamos al lío ya:

P. Para las personas que no te conozcan. ¿Cómo te definirías?

R. Me defino como una persona afable, sencilla, un poco tímida, aunque no lo parezca, muy perfeccionista y muy exigente conmigo misma.

P. Toda niña sueña con ser algo de mayor. ¿Por dónde pasaban tus sueños?

R. Desde niña quise ser una persona independiente, tanto en lo económico como en lo personal, tomar mis propias decisiones. Tenía claro que quería estudiar una carrera universitaria, formar una familia y ser madre.

En su infancia con su hermana Esther en la feria de Bollullos
En su infancia con su hermana Esther en la feria de Bollullos

P. ¿Ha cambiado mucho Huelva con respecto a tu infancia? Si es así ¿cuál dirías que ha sido la mayor metamorfosis desde tu punto vista?

R. Todos los que tenemos cierta edad recordamos la Huelva antigua con nostalgia, la misma con la que se recuerdan esos años. Aunque hay que reconocer el gran cambio que ha experimentado nuestra ciudad, desgraciadamente se ha destruido mucho de nuestro patrimonio arquitectónico, de nuestros orígenes, de nuestro pasado inglés… ahora Huelva es una ciudad “nueva", cómoda para vivir y trabajar.

Para mí lo que más valoro de esta nueva ciudad es haber conseguido que mire a su ría con ese magnífico paseo marítimo que se ha convertido en uno de sus espacios más bonitos, pienso que ese es el camino a seguir.

Mercedes en viaje de estudio en su juventud
Mercedes en viaje de estudio en su juventud

P. Hablando de cambios, ¿podías pensar que algún día podrías ser hermana mayor de una hermandad centenaria como el Nazareno, con una fuerte y arraigada presencia masculina?, ¿cómo irrumpe la figura de la mujer dentro de la misma?

R. Creo que hay momentos en la vida de un cofrade en los que se fantasea con ser Hermano Mayor de la Hermandad de sus amores, qué haría, cómo la transformaría para engrandecerla … ¡pero de ahí a que se convierta en una realidad…, pues en mi caso he tenido la inmensa suerte de que eso pase y los hermanos hayan depositado su confianza en mi persona para que me ponga al frente, permitiéndome, a su vez, poder poner en valor el papel de la mujer en la vida cofrade. No sabes el honor y el respeto que esto supone para mí a partes iguales.

Con la familia en la primera Función Principal de la Virgen tras la pandemia
Con la familia en la primera Función Principal de la Virgen tras la pandemia

P. ¿Has notado rechazo o reticencia en las distintas esferas del mundo cofrade?

R. A la hora de presentar mi candidatura creo que no ha sido un condicionante que yo fuera mujer, más bien un revulsivo. Fueron muchos los hermanos que me animaron a presentarme y que después demostraron su apoyo en las elecciones a una candidatura con mucha “solera", como es la que forman los integrantes de mi Junta de Gobierno, de mucho peso en la Hermandad y que a pocos hermanos les pasó indiferente. He sido muy bien recibida, tanto por el Consejo de Hermandades como por el resto de hermanos mayores y cofradías, así como por las autoridades eclesiásticas y civiles.

Portando al Nazareno en el Viacrucis celebrado con el motivo de la Coronación de la Amargura
Portando al Nazareno en el Viacrucis celebrado con el motivo de la Coronación de la Amargura

P. Eres consciente que con tu nombramiento has abierto las puertas a otras mujeres para que se animen a seguir tus pasos.

R. No creo que la mujer irrumpa en el mundo de las Cofradías, siempre ha estado, aunque, en muchas ocasiones, en un modesto segundo plano, acostumbrada a que los puestos de mayor responsabilidad fueran para los hombres. No se planteaban la posibilidad de acceder a los mismos, aunque sus aportaciones fueran de primer nivel en muchos asuntos.

Todavía me llegan algunos comentarios machistas como el de “mujer florero", pero gracias a Dios son los menos, y de personas a las que les cuesta asumir los cambios. Yo no les doy ninguna importancia, sé perfectamente cual es mi responsabilidad y, con la ayuda de Jesús Nazareno, cumpliré con ellas. Los que me conocen saben que así será.

Han sido muchas mujeres cofrades las que me han comentado cómo se alegraron cuando se enteraron de mi decisión, sus felicitaciones y sus reacciones me han llenado de alegría y orgullo y me dan fuerzas. Si con mi decisión he abierto la puerta para que mi nombramiento no sea la excepción sino la normalidad, ya con esto ha valido la pena.

P. Entiendo que como cofrade conoces cómo se vive la Semana Santa en otras latitudes de Andalucía, ¿crees que Huelva ha avanzado más en la integración de la mujer que en otros lugares?

R. Con respecto a si Huelva es pionera en la integración de la  mujer en el mundo cofrade creo que no. La sociedad ha cambiado y los cambios se producen casi por igual en todos los sitios, o por lo menos es lo que pienso, y son ya muchos lugares de Andalucía en los que la mujer ocupa cargos de responsabilidad en las Hermandades.

Como un buen amigo mío dice: "no se trata de que tenga que haber una cuota de participación sino de la valía de las personas, los más preparados para el cargo son los que deben de ocuparlo, sin distinción de género".

De mantilla el día de la Coronacion de la Virgen de la Amargura
De mantilla el día de la Coronación de la Virgen de la Amargura

P. ¿Qué te hace engancharte al mundo cofrade?

R. Nací en una familia cofrade, la Semana Santa siempre se vivió en mi casa intensamente, lo raro hubiera sido no engancharme a este mundo.

Sus padres Mercedes y Manolo
Sus padres, Mercedes y Manolo

P. ¿Cómo fue esa primera vez y cómo recuerdas la estación de penitencia con la túnica de tu hermandad?

R. Todo niño vive con nervios su primera Estación de Penitencia. La recuerdo con expectación, ilusión y cariño por vestir la túnica nazarena.

Desde entonces, he acompañado siempre a mi Hermandad en su Estación de Penitencia. Han cambiado mucho las cosas desde esa primera salida. Las Hermandades han crecido en número de hermanos, se ha enriquecido su patrimonio, se han incorporado nuevas corporaciones… pienso que actualmente se vive un gran momento en nuestra Semana Mayor y en la vida de las Hermandades en general.

Con la Cruz de Mayo del Nazareno
Con la Cruz de Mayo del Nazareno

P. La vida de las cofradías no se reduce a sacar pasos en Semana Santa. Las hermandades desarrollan una amplia labor social durante todo el año. ¿Por qué dirías que esta actividad suele ser desconocida por gran parte de la sociedad?

R. Me gusta mucho que me haga esta pregunta, para mí una Hermandad no tiene sentido sin su labor social. A día de hoy, el peso de la obra social de una Hermandad está al mismo nivel que los estrenos ornamentales más valiosos. Son muchas las instituciones y particulares que se ven beneficiados por esta labor social y fue en la pandemia donde más se puso en valor.

Una labor callada y perpetuada en el tiempo a la que no se le da la suficiente publicidad. Somos las Cofradías las que deberíamos de cuidar más este aspecto y, ayudados por las redes sociales, comunicar todas estas actuaciones que harían cambiar la percepción que se tiene de las Hermandades por algunas personas.

P. ¿Cuáles son tus retos como Hermana Mayor?

R. Cuando pienso en mi Hermandad siempre lo hago con visión de futuro y pienso en una Hermandad grande en todos los aspectos, en número de hermanos, con una Obra Social consolidada y de gran fortaleza, con unas buenas instalaciones que sean lugar de reunión y convivencia, una hermandad moderna, adaptada a los tiempos y con una magnífica Capilla donde dar culto a nuestros Titulares.

Todo se puede conseguir con trabajo y tesón, implicando a todos los hermanos, creando un sentimiento de pertenencia que les llene de orgullo. Y todo para mayor gloria de Jesús Nazareno y María Santísima de la Amargura.

P. ¿Qué sentiste en tu primera estación de penitencia como Hermana Mayor al anunciar al cuerpo de nazarenos que no podáis hacer la salida procesional por el riesgo de lluvia?.

R. Este año el tiempo no nos ha acompañado a las Cofradías, pero nos ha dado la oportunidad de vivir la Estación de Penitencia de una manera diferente, que no por ello menos emotiva y sentida.

La decisión que tomó nuestra Junta de Gobierno y la comunicación a los hermanos fue anticipada a la hora de salida, una decisión triste y dolorosa, aunque creo que sí la acertada.

No obstante, fueron numerosos hermanos nazarenos los que a las cuatro en punto de la madrugada abarrotaron la Iglesia de la Concepción en un silencio y recogimiento admirable, acompañando a sus Titulares en el rezo de la Estación de Penitencia. Así como las visitas que se sucedieron en la mañana del Viernes Santo. No puedo más que sentirme plena y feliz, dichosa de haber vivido estos momentos que jamás olvidaré y que me emociono al recordar.

P. Dejemos a un lado la Semana Santa, ahora llega el momento de disfrutar de otras de tus pasiones, El Rocío ¿cómo vives el camino y la romería?

R. Mis grandes pasiones son heredadas de mis mayores, igual que nací en una familia cofrade nací en una familia rociera y he tenido la suerte de vivir el Rocío, no sólo la romería sino las peregrinaciones, traslados de la Virgen y todo lo que aconteciera desde bien pequeñita. Mi familia es Bollullera y mis primeros Rocíos siempre fueron con la Hermandad de Bollullos del Condado, a la que le tengo un gran cariño.

Con su hija Belén, su hermano Carlos, cuñada y amigas, en el camino de Huelva
Con su hija Belén, su hermano Carlos, cuñada y amigas, en el camino de Huelva

Fue cuando tuve independencia económica y con mis amigos cuando conocí el camino de Huelva y acompañé a la Hermandad, que mientras Dios me lo permita seguiré acompañando en sus traslados a la Aldea. El camino engancha a todo el que lo hace, y yo invito a que lo hagan porque no hay palabras para describirlo. Y para mí el de Huelva, su segundo día, impresionante.

Viernes de camino con su Hermandad de Huelva
Viernes de camino con su Hermandad de Huelva

P. Si tuvieses la ocasión de compartir mesa y mantel con un personaje del pasado o actual ¿Por dónde pasaría tu elección y qué le preguntarías?

R. Hay muchas personas con las que me gustaría compartir mesa y mantel y me gustaría que alguien me pudiera explicar qué le está pasando a este mundo, dónde se han quedado los valores que desde pequeños nos enseñaron. En fin, ojalá pare esta locura y demos un giro de 180°.

P. Se suele decir “qué bien se está cuando se está bien”. ¿En qué momento te encuentras?

R. De plenitud en todos los aspectos de mi vida, con la experiencia y madurez que te dan los años.

P. Muchas gracias por prestarme tu tiempo y no sé si te gustaría añadir algo más que durante la entrevista no te haya preguntado

R. Gracias a ti por haberme dado esta oportunidad que me ha permitido darme a conocer un poquito a aquellos que no me conocen, y dar visibilidad a mi querida Hermandad.

Comentarios