martes. 16.04.2024
El tiempo

José Manuel Durón Pérez: “No dirijo mi actividad artística como negocio, sino como forma de expresión”

El artista onubense José Manuel Durón Pérez, nos cuenta cómo intenta adaptar las tonalidades y los colores a su estado de ánimo, independientemente de que busque plasmar una realidad que vea
José Manuel Durón Pérez: “No dirijo mi actividad artística como negocio, sino como forma de expresión”

La crisis por la Covid-19 paralizó nuestro modo de vida y en otros ámbitos como el económico, en la salud y las bellas artes, por mencionar solo algunos. El ámbito cultural también es uno de los más afectados dadas las restricciones de reunión. En consecuencia, los artistas se encuentran en un momento convulso pues su vocación se da por esa simbiosis entre obra y espectador. Sin embargo, dichos artistas se encuentran generando nuevas propuestas y trazando el camino que tomará su obra. Este es el caso del artista onubense José Manuel Durón Pérez, que, además de estudiar arte, realizó entre otros cursos, el de dibujo artístico por ordenador en el Taller de Pintura Nuria Vidal en Tao (Lanzarote), el Taller de Pintura Olalla González en El Higuerón (Córdoba) o el de Juan A. Domínguez en el pueblo onubense de Beas.

En cuanto a su trabajo, nos comentaba que se siente más cómodo trabajando el óleo y el carboncillo. Y que no busca una exactitud, como puede hacer un hiperrealista. Que intenta adaptar las tonalidades y los colores a su estado de ánimo, independientemente de que busque plasmar una realidad que vea.

Pero para conocer un poco más al protagonista que se asoma esta semana a esta vuestra sección nos pusimos en contacto con él y amablemente aceptó el reto, Así que vamos a ello. 

- Para conocerte un poco más me gustaría que nos comentases ¿a qué te dedicas hoy por hoy? y ¿hace cuánto tiempo comenzaste a pintar?

- Soy funcionario del Estado desde el 85, y actualmente dirijo en Huelva la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones, pero con anterioridad he pasado por Tráfico, Catastro o la AEAT, en esta misma ciudad y en otras localidades, en concreto en Badajoz, Sevilla, Lanzarote y Córdoba.

Aunque desde pequeño siempre tuve inquietudes creativas, no fue hasta 2013 cuando empecé a tomar esta actividad de forma más decidida, mientras me encontraba destinado en la isla de Lanzarote, donde me uní al grupo del Taller de Pintura de Teguise de la mano de Nuria Vidal, pintora de corte radicalmente distinta a mi estilo, pero que me inició de una forma divertida y amena que terminó ganándome para siempre.

 - ¿Qué pintores o pintoras han sido parte de tu inspiración y han influido en tus obras?

- Por razones de las técnicas que usan y por la exquisitez del trato a la luminosidad de nuestra tierra, por la forma de abordar sus obras, me inspiran obras de Antonio López, Carmen Laffón, Antonio Cazorla o de Juan Antonio Domínguez, entre otros, y no dejo de asombrarme por otro tipo de pintores, de los llamados clásicos, como Sorolla, Van Gogh, Velázquez, Goya

-  ¿En qué momento de tu carrera te sorprendió la Covid-19?

-Estaba exponiendo en el Espacio Ruben`s, sito en la capital de Huelva, donde tuvimos que dejar las obras expuestas en aquel momento, hasta que se pudo salir a retirarlas. Tenía ya planificadas varias exposiciones en distintos lugares, que por supuesto, se han visto truncadas y que hasta este mismo momento, no han podido ser retomadas de nuevo, ya que la mayoría continúan con las puertas cerradas, así que habrá que seguir teniendo paciencia.

 -  Siguiendo en clave de pandemia. Vivimos en un contexto de incertidumbre, dolor, miedos, divisiones, etc… ¿Qué función piensa que tiene el arte de cara a esta idea?, ¿Qué puede aportar el arte para lidiar este toro de Miura?

-   En los momentos duros, como los que estamos atravesando, el arte en cualquiera de sus facetas, nos aporta un alivio emocional necesario por su beneficio, y que nos sirve de bálsamo para soportar todo este dolor que nos rodea, y la incertidumbre de no ver el final de este túnel que se nos antoja ya demasiado largo y costoso en vidas humanas. El ser humano necesita abstraerse con elementos de su gusto, que puedan contribuir al bienestar emocional y mental, y así mitigar los momentos complicados que vivimos.

Siempre me ha gustado contemplar el mar, sentarme a ver el vaivén de las olas mientras en mis oídos resuenan sus rompientes es hoy por hoy, algo irrenunciable para mí, así que, por eso mismo, nunca falta en alguna estancia de mi casa, una obra que me transporte a la orilla de cualquiera de nuestras hermosas y únicas playas onubenses.

 -  ¿Qué cosas extrañas más de la ‘normalidad en la que vivíamos’ antes del confinamiento?

-  Siempre he valorado los abrazos de los que te alivian el alma al darlos y recibirlo, y ahora que necesitamos mantener la distancia social, se echan mucho de menos, por lo que cuando todo esto acabe, los valoraré aún mucho más. Estrechar una mano amiga, charlar tranquilamente con tus amistades, desplazarte libremente a cualquier lugar que desees… todas éstas son cosas que valoraremos con total seguridad mucho más de lo que lo hacíamos hasta ahora.

 -  ¿Te ha enseñado algo positivo la pandemia?

- Aunque de una catástrofe como la que vivimos, es complicado destacar algo positivo, siempre intento ver el lado amable de las cosas, y en ese sentido, valoro la responsabilidad con la que la población se ha comportado, y el nivel de solidaridad que se ha visto para paliar la situación de las personas más desfavorecidas por esta nefasta situación.

-  ¿Además de la producción de obras en qué otra actividad estás invirtiendo tu tiempo en plena pandemia?

-  He continuado con mis aficiones de lectura de libros, y oír música, que me acompaña según mi estado de ánimo. Respecto a la actividad física, intento mantener un cierto grado de actividad deportiva, siempre en solitario, aunque prefiero retomar cuanto antes el poder asistir a mi gimnasio habitual. Intento llevar a la práctica aquello de “Mens sana in corpore sano”.

-  Ante el panorama tan incierto que estamos viviendo por la crisis de la Covid-19 vuestro sector ha tenido que recurrir a toda su creatividad. Y he visto colegas tuyos que ahora plasman su arte en mascarillas ¿Has pensado en reinventarte?

-   Aunque veo positivo que algunos colegas usen una mascarilla para expresar su arte en ellas, no es algo que me llame la atención, no dirijo mi actividad artística como negocio, sino como forma de expresión, y no me veo expresándome en una mascarilla… aunque repito que, el arte se puede plasmar en cualquier soporte.

 - ¿Qué tipo de retos crees que tienen los artistas ante un acontecimiento de esta magnitud?

-En condiciones normales, a cualquier artista le supone una dificultad sorprendente dar a conocer sus obras, así que en la actualidad, con las restricciones de movilidad, las restricciones de actividades económicas y las relativas al mantenimiento del distanciamiento social, hacen que sean aún más duras las condiciones para conseguir que el público pueda conocer nuestros trabajos, por lo que me parece aún más importante que, establecimientos como Berdigón 14, con su mánager Helena, contribuyan a dar visibilidad a nuestra actividad. Es una relación de simbiosis que es de agradecer.

- Desde tu perspectiva y en el momento que estamos viviendo ¿Crees que el mundo digital puede ser rentable a la hora de dar a conocer y vender  tus obras?

-  La difusión digital de cualquier tema contribuye a dar visibilidad e información a más público de lo que lo hacen los medios físicos, eso es evidente, pero en concreto, el arte físico como puede ser un lienzo, al contrario de una canción o una fotografía, necesita de un contacto visual con la obra, pues los matices cromáticos que tiene una obra, no se reflejan fielmente en una pantalla digital, y menos aún si luego se imprimen en papel. Por eso creo que es importante que una obra pueda ser observada, ser analizada en vivo y puedan comprobarse las tonalidades, los trazos del pincel, los contrastes de las luces y las sombras que, de forma general, no pueden captar los medios digitales en toda su intensidad.

 -  No sé si a la hora de plasmar tus obras sobre el lienzo has cambiado tu estilo por el hecho de la pandemia

-  Aunque sin duda alguna, la vida me ha cambiado, como a todos, el estilo de mis obras no ha cambiado sustancialmente, sigo tratando de ampliar mis conocimientos a la hora de abordar una marina, o algún paisaje serrano. Lo que sí es cierto es que por las circunstancias de confinamiento, probé a estudiar e investigar como resultado final de una obra al carboncillo, y aunque lo había usado con anterioridad, era para hacer el boceto de una obra que finalmente serían cubiertas al óleo. Me ha gustado tanto este descubrimiento que los estoy alternando con los trabajos al óleo.

-  Son muchos los artistas que exponéis en bares y restaurantes, piensas que al estar limitado el número de personas en este tipo de establecimientos, puede perjudicaros.

-   En tiempos en los que vivimos, son pocas las salas de exposiciones abiertas y este tipo de establecimientos, a pesar de tener que luchar por mantener su forma de vida, no dudan en brindar una buena parte de su tiempo y su esfuerzo, en colaborar con los artistas que necesitamos dar a conocer nuestro trabajo, y que además así podemos contribuir a difundir el arte, y de esta forma podemos contribuir a difundir emociones.

-  En tu obra he visto que el mar, nuestra Punta Umbría están muy presente, esas puertas de pueblos con su yedra o las bungavillas y me ha sorprendido ver sólo un cuadro dedicado a la tauromaquia con un bonito lance con el capote. ¿Qué es Huelva para ti?

-   Nací en Huelva, y por motivos profesionales, he vivido en lugares tan bonitos como Badajoz, Córdoba o Lanzarote, pero  la necesidad de estar cerca de mis playas, siempre me han hecho desear volver a mi tierra, y aunque sí es cierto que en Lanzarote hay costa, y con playas muy bonitas, por cierto, ni el clima ni la idiosincrasia del ‘choquero’, tienen comparación con la isla canaria. Defiendo que el paraíso está en Huelva, sin duda alguna…

-  Finalmente, ¿independientemente a esta exposición qué proyectos tienes para el futuro?

-  Sigo perfeccionando las técnicas que ya conozco, y continúo trabajando en la búsqueda de nuevos enfoques, sin perder de vista mi amor por mi tierra. Estamos ya concretando fechas para nuevas exposiciones que serán anunciadas oportunamente, y de las que quedan algunos detalles por concretar.

-  Muchas gracias por prestarme tu tiempo. ¿Te gustaría añadir algo más que durante la entrevista haya podido omitir y de la que te gustaría hablar?

-   Agradecerte que me hayas permitido que se conozcan mis obras y mis pensamientos, y que difundas entre la sociedad la importancia que tiene el arte en cualquiera de sus facetas.