lunes. 15.08.2022
El tiempo

Fede Van Lacke: “La pandemia me enseñó a vivir el presente y valorar la salud”

El protagonista que se asoma esta semana a ‘Rincón Choquero’ es uno de los grandes baloncestista que ha militado en el Ciudad de Huelva.
Fede Van Lacke muestra su dominio con el balón
Fede Van Lacke muestra su dominio con el balón
Fede Van Lacke: “La pandemia me enseñó a vivir el presente y valorar la salud”

El protagonista que se asoma esta semana a esta  vuestra sección ‘Rincón Choquero’, que gentilmente nos brinda la dirección de www.diariodehuelva.es; es un argentino nacido en la ciudad de Santa Fe y que desde su infancia tenía claro que quería ser jugador de baloncesto. Y vaya si lo logró, pues desde pequeño comenzó su formación deportiva en el Club Regata de Santa Fe y tras militar en todas sus categorías inferiores, en la temporada 1998/1999 ficha por el equipo Atlético Echagúe de la segunda división de sus país donde estuvo hasta 2001/2002.

Su buen hacer le hace dar el salto a España para jugar en el Alerta Cantabria Lobos y a partir de ahí podemos decir que se convirtió en un asiduo de la Liga ACB, pasando entre otros equipos por el Club Baloncesto Villa los Barrios, C.B. Valladolid, Ciudad de Huelva, Club Baloncesto Valladolid y Club Joventud de Badalona.

Preparando a los alumnos
Preparando a los alumnos

En 2012 volvió de nuevo a su tierra natal donde defendió los colores de Boca Juniors y Obras Sanitarias, para un año después volver a recalar en España, fichando por Estudiantes y pasando por el Gipuzkoa Basquet para en 2020 y con 40 años y  tras haber vestido la camiseta de dieciséis clubes   colgar las botas en el Iraurgi Saski Baloia.

Con todas estas pistas ya sabrán mis queridos lectores y sobre todos los aficionados al mundo de la canasta que me estoy refiriendo al hispano - argentino Fede Van Lacke Falco, el que fuese jugador del Ciudad de Huelva durante tres temporadas.

Lo conocí a su llegada a Huelva, allá en 2005 y desde el primer momento pude observar que pese a su juventud, era buen profesional y que llegaba a nuestra ciudad con ganas de triunfar. Y en lo personal siempre me demostró ser un chico muy educado, respetuoso y empático.

Con él llegué a tener una buena amistad al igual que con su mujer la bella modelo, presentadora de televisión y en la actualidad una reputada blogger   Eloísa Patat que al día de hoy y con el paso del tiempo y pese a la distancia seguimos manteniendo. 

Elo en un Chiringuito
Elo en un Chiringuito

 

De hecho estos días y aprovechando que como cada verano han venido a disfrutar de las playas de El Portil, junto a su mujer y sus hijas Isabella y Serena, hemos quedado para tomarnos una cervecita y de camino hacerle una entrevista para que sepan todos ustedes que ha sido de su vida desde que colgó las botas. Cosa que con suma amabilidad aceptó de momento 

En la playa disfrutando del verano
En la playa disfrutando del verano

 

Hace ya casi dos años que dijiste adiós a la cancha, tras dos décadas como jugador profesional ¿Qué hace actualmente Fede Van Lacke?

A día de hoy estoy trabajando como Coach Deportivo, metido en este mundo de la gestión mental desde el año 2016, en principio para aplicarlo en mí y luego me fui dando cuenta que podía acompañar y ayudar a otros deportistas a alcanzar sus objetivos, a conocerse aún más, y a ser conscientes que una preparación mental adecuada, ¡hace la diferencia!

Ejerciendo de entrenador
Ejerciendo de entrenador

 

Supongo que la vida como coach deportivo, te dejará más tiempo para disfrutar de la familia.

Así es, hoy soy dueño de mi tiempo, puedo gestionarlo a mis necesidades de familia y estoy disfrutando muchísimo el poder compartir con mis hijas y mi mujer todo ese tiempo que como deportista profesional no era posible.

Por cierto, tras tu retirada decidiste junto a tú familia afincaros en San Sebastián ¿Os ha costado adaptaros a su cultura, especialmente a su idioma, el euskera?

Nos han acogido muy bien. Mis hijas desde el primer mes que llegamos ya se comunicaban en euskera a pesar de la dificultad que tiene. Somos una familia muy unida y nos hemos apoyado entre todos para poder echar raíces en tierras vascas y disfrutar de un magnífico entorno.

¿Piensas que el destino os puede llevar en alguna ocasión a tu Argentina natal?

No sé qué nos deparará la vida más adelante. Estos últimos años aprendí a vivir el momento, disfrutar del hoy. La pandemia nos ha enseñado a vivir el presente y valorar el tener salud, un hogar o un trabajo. Si el trabajo o las circunstancias nos llevan a Argentina, como siempre hemos hecho, emprenderemos rumbo a donde sea. Aún así, a corto plazo nuestro camino sigue por España.

Siguiendo en clave de destino, tú has pasado por muchas ciudades y por tanto por bastantes equipos. ¿Cuál dirías que ha sido el mejor momento de tu carrera deportiva?

Considero que mi mejor momento deportivo fue en Valladolid, donde estuve 3 años. El primer siendo campeones de la Liga Leb Oro, subiendo a la Liga Endesa ACB y luego los 2 siguientes años disfrutando de la máxima categoría española. Poder codearme con los más grandes de la Liga e incluso destacar, para mí fue un sueño.

¿Cómo surge la opción de venir a España? 

El famoso corralito del año 2.000 en Argentina “forzó” a muchos como yo a emigrar a Europa para desarrollar nuestras carreras. Tuve la fortuna de que mi madre, una adelantada a su época, tramitó los papeles para ser comunitario y de esa manera poder acceder a España y jugar en condición de comunitario. 

En cuanto surgió la posibilidad de fichar por el Cantabria Lobos, no lo dudé, armé la maleta y emprendí viaje a mi sueño europeo.

En tu dilatada carrera te has enfrentado a muchos y buenos jugadores ¿Cuál te impresionó más?

Hubo muchísimos jugadores a los que me he enfrentado que suponían para mí una gran preparación tanto física, técnica como mental. Quien más me ha “forzado” a estar en mi mejor nivel fue Juan Carlos Navarro, un jugador con una clase extraordinaria que en cualquier momento podía romper un partido con unas cuantas acciones individuales.

ok 7

 

¿Cómo recuerdas tu paso por Huelva?

Huelva fue para mí un punto de inflexión en mi carrera, me permitió consolidar mi juego y poder saltar a la Liga ACB de la mano del CB Granada. Tanto a nivel deportivo como personal fue muy especial. De hecho cada año venimos de vacaciones por Huelva para disfrutar del entorno y su gente.

Foto familiar
Foto familiar

 

Hablando de la capital onubense, pocos saben que te casaste en nuestra tierra, aunque volviste a hacerlo en Argentina. ¿Cómo recuerdas aquel día?

Lo recuerdo como frenético, nos casamos un viernes por la mañana en Valverde del Camino y nada más acabar la ceremonia tuve que subirme al bus para jugar esa noche en Los Barrios. Un momento especial ya que unimos nuestros caminos con mi mujer y construir definitivamente el “equipo” que somos.

¿Echas de menos el baloncesto?

No, no echo de menos jugar y menos aún tener la disciplina casi extrema que llevaba cada día. Era una persona sumamente estructurada y no concebía romper mis rutinas. A día de hoy, veo mucho baloncesto y deporte en general, me gustaría poder trabajar con equipos profesionales desde el lado mental y así disfrutar de la competición desde otro ámbito.

De no haber sido jugador de baloncesto ¿qué profesión hubieses escogido?

Seguramente hubiese sido Ingeniero en Construcciones, como mi abuelo. Él me llevaba desde muy pequeño a sus obras y yo disfrutaba siendo el pequeño constructor.

Se dice que de niños todos soñamos con ser algo de mayor ¿Por dónde pasaban tus sueños?

Yo no soñaba con ser jugador de baloncesto porque era algo que estaba intrínseco en mí. Había “algo” en mí que ya sabía que sería jugador de baloncesto profesional, como mi padre. Ello me permitió asimilar todo el proceso de manera muy natural.

ok 5

 

Cambiando de tema, sé que os gusta Huelva y cada verano venís a disfrutar de ella, pero por el maldito covid, creo recordar que los dos últimos veranos no habéis venido ¿Cómo pasasteis el confinamiento?

Disfrutamos muchísimo del confinamiento porque fue un momento ideal para estrechar lazos toda la familia. Nuestro salón de casa se convirtió en un polideportivo. Jugamos baloncesto, futbol, hockey, volley, golf, balonmano y mucho más, además de bailar, pintar y cantar. Nos divertimos mucho y pudimos gestionarlo con una gran sonrisa.

¿Qué piensas de la invasión de Ucrania?

Una enorme tristeza ver tanta gente teniendo que abandonar su casa, su tierra, nada más que con lo puesto y sin saber dónde dormirán esa noche. Un tema que da para hablar muchísimo pero que muestra que cuando los líderes se dejan guiar por sus egos, sufre toda la población.

Vamos a dar una vuelta de timón y hablemos de gastronomía  ¿Tú eres de ponerte el delantal y meterte entre fogones y si es así, cual es tú plato estrella?

No sé si tengo un plato estrella, mas bien si algo me apetece comer, busco cómo hacerlo y me pongo a ello. Creo que el plato que más disfruto es el rape al horno con patatas, ajo y cebolla. ¡Un manjar que merece estrella Michelin!

Siguiendo en clave gastronómica y antes de finalizar. Si tuvieses que recomendar a un vasco un plato onubense y al contrario ¿cuáles serían? 

Como plato onubense lógicamente las coquinas y las gambas blancas. No hay posibilidad de pasar por aquí y marcharse sin probar ambos platos.

Por otro lado, si decidimos viajar al País Vasco es de obligación disfrutar de una buena sidrería donde te sirven el txuletón, tortilla de bacalao y la sidra típica de la región. Aunque más allá de la gastronomía, poder vivir lo que se vive en una sidrería es algo único.

Estamos llegando al final y me gustaría agradecerte que me hayas prestado tu tiempo. No sé, si te gustaría añadir algo más que durante la entrevista no te haya preguntado. 

Aprovecho a darte las gracias por estar siempre pendiente de cuando venimos para Huelva. Creo que no hay mayor regalo para una persona que cuando mostramos interés, empatía y buena energía. 

Dejo un saludo grande a todos nuestros amigos onubenses y demás está decir que si vais para San Sebastián estaremos encantados de ser guías turísticos.

Fede Van Lacke: “La pandemia me enseñó a vivir el presente y valorar la salud”
Comentarios