lunes. 03.10.2022
El tiempo

Ale Moreno: “En tiempos difíciles sacamos nuestro lado solidario, pero después volvemos a ser una sociedad egoísta e hipócrita”

Ale Moreno: “En tiempos difíciles sacamos nuestro lado solidario, pero después volvemos a ser una sociedad egoísta e hipócrita”

Hablar de nuestro protagonista de esta semana es sinónimo de una persona empática, servicial, respetuosa, amable, afectuoso, profesional, amigo de sus amigos y seguiría y no terminaría de ponerle calificativos. Sin duda, el personaje que hoy traemos a esta sección es de esos que no debería faltar en la vida de una persona, se trata de Alejandro Moreno López ‘Ale’.

Lo conocí aproximadamente hace quince años, cuando el periodista y buen amigo Luis Eduardo Siles, director del diario Odiel Información, me fichó como columnista del citado medio. Y desde ese momento encontré en Ale, al igual que en Elia, su esposa que también pertenecía a la plantilla; a dos grandes profesionales y mejores personas. Siempre dispuestas a echarte una mano cuando lo necesitabas. Y desde entonces nació una amistad que se ha ido incrementando con el paso del tiempo.

Recuerdo que Ale compaginaba su profesión de informático con la de redactor, pero era tanta su pasión por escribir que terminó ocupando el puesto de adjunto al redactor jefe.

Para conocer un poco más su estilo y personalidad y saber cómo es su día a día, nos pusimos en contacto con él. Y con esa amabilidad que la caracteriza no dudo un momento en ponerse a nuestra disposición, así que sin más dilatación, vamos al lío ya.

Como muchos niños, yo era de sueños cambiantes. Que si futbolista, bombero, médico (en mi familia son todos sanitarios)… poco a poco me fui estabilizando entre informática y comunicación.

¿Cómo recuerdas tu infancia y juventud?

Pues con cariño y algo de añoranza. Cada etapa de la vida tiene sus cosas buenas y otras no tan positivas. La infancia era distinta a cómo son las cosas actualmente. Eran tiempos en los que los niños podíamos jugar más en la calle. Pasaba los veranos con mis abuelos en el norte de Cáceres. Después, fueron años de amigos y buen ambiente.

Yo te conocí siendo informático en el diario Odiel Información, pero por manos del capricho pasaste a formar parte de la redacción ¿Que te supuso el cambio y como lo recuerdas?

La época del Odiel Información fue muy buena, la verdad. Yo entré como becario en mayo de 2003. De hecho, no había terminado la carrera, me quedaba un par de asignaturas. Comencé en el departamento de edición y echaba una mano con el mantenimiento de los equipos. Además, como me gustaba escribir y contar lo que pasaba, si hacía falta echaba una mano en redacción.

¿Quién te propone esa metamorfosis y que consejo te dio?

Años después, el que estaba de subdirector, Antonio Peinazo, se vio afectado por una baja médica de larga duración y había que sustituirlo. Javier García Salas, redactor jefe, le propuso al director, Luis Eduardo Siles, el ‘órdago’ de que yo ocupara el puesto de adjunto al redactor jefe. A ambos le agradezco su apuesta arriesgada por mí. Acepté y, desde entonces, pasé a redacción. Posteriormente, compatibilicé edición, redacción, cierre…

Si tuvieras que decantarte, por una de las dos profesiones ¿cuál sería tu elección?

Desde el punto de vista práctico, las opciones tecnológicas tienen más salidas laborales.

No obstante, el mundo de la comunicación me parece apasionante. Me gusta el trato con la gente, la calle y es muy diverso, más difícil caer en la rutina diaria.

Siguiendo en clave profesional, si un joven te preguntase que carrera elegir entre ambas carreras ¿qué le respondería?

Son opciones muy diversas. Como están las cosas actualmente le aconsejaría que fuera práctico y mirara la que más salidas laborales le ofreciera, tanto a nivel universitario como de los excelentes grados medios y superiores que ofrece la oferta académica.

Haciendo un símil taurino, vamos a dar un larga cambiada y hablemos de infraestructuras que tanta falta hacen en Huelva ¿Para ti, cuál o cuáles serían los más prioritarios?

Las infraestructuras es una de las grandes asignaturas pendientes de Huelva. Las hídricas son, por cuestión de necesidad vital, las prioritarias: presa de Alcolea y desdoble del túnel de San Silvestre. De transportes, mejorar la comunicación ferroviaria con Sevilla y el desdoble de la N-435 creo que son las más necesarias.

Por cierto, si tuvieses la ocasión de sentarte con un comensal, bien actual o del pasado. ¿Cuál sería y que le preguntarías?

Difícil decantarse por uno solo. Algún escritor que aporte sabiduría y cultura, como Arturo Pérez-Reverte, o personaje histórico que hubiera vivido en primera persona la primera mitad del siglo XX en España y que pudiera aportar una visión imparcial.

Siguiendo en clave gastronómica. ¿Eres de los que te pones el delantal y te metes entre fogones? Si es así, ¿cuál es tu plato estrella?

Cocino lo justo, la verdad. Soy más de comer que de cocinar. Digamos que me defiendo sin más. Soy más de plancha, ensaladas… Algún plato sencillo, pero sabroso y saludable. Algún pescado en salsa.

Cambiemos nuevamente de tema ¿qué opinión tienes de la invasión de Ucrania?

Una guerra nunca está justificada, ni ésta ni ninguna. Creo que, como todas, está regida por intereses económicos. Así que, mientras haya alguien que tenga beneficios de este tipo, por desgracia, seguirá habiendo muertos.

¿Piensas que tantas cosas malas que están sucediendo y que tantas personas han fallecido y siguen muriendo, como el covid y la guerra de Ucrania, ha hecho que las personas hayamos cambiado?

¡Para nada! Cuando decían que tras el Covid “saldremos más fuertes”, me parecía una tomadura de pelo. No se lo creía nadie. Se vuelve a demostrar que, en tiempos difíciles, los ciudadanos sacan su lado solidario, pero después volvemos a ser una sociedad un tanto egoísta e hipócrita.

No me gustaría terminar si preguntarte por el Recre y la nueva temporada que comienza hoy. Para ti, ¿cuál debería ser el objetivo, máxime con las palancas económicas que recibe anualmente por parte del Consistorio?

En teoría, por historia y trayectoria, debería optar al ascenso. Otra cosa será lo que pase después. Lo principal es que entre la pelota. Creo que uno de los problemas del Recre años atrás ha sido la falta de gol. El año pasado se solventó y esperemos que haya gol.

Estamos llegando al final y me gustaría agradecerte que me hayas prestado tu tiempo. Y, no sé, si te gustaría añadir algo más que durante la entrevista no te haya preguntado.

Agradecerte que hayas pensado en mí y desear que no se cumplan las previsiones tan poco halagüeñas que dicen que nos esperan los próximos meses.

Ale Moreno: “En tiempos difíciles sacamos nuestro lado solidario, pero después volvemos a ser una sociedad egoísta e hipócrita”