viernes. 14.06.2024
El tiempo
Huelva Capital

Mónica Rossi, la candidata de La Izquierda, pone el foco de atención en la gente de Huelva

Así es Mónica Rossi, la candidata de La Izquierda (Izquierda Unida, Podemos, Iniciativa del Pueblo Andaluz) a la Alcaldía de Huelva.
Mónica Rossi
Mónica Rossi
Mónica Rossi, la candidata de La Izquierda, pone el foco de atención en la gente de Huelva

Tiene la candidata de La Izquierda (Izquierda Unida, Podemos, Iniciativa del Pueblo Andaluz) a la Alcaldía de Huelva una ventaja considerable para la cosa pública: se preocupa, le preocupan los más débiles, los desfavorecidos, un perfil social que en Huelva es demasiado común debido a la precariedad laboral y los bajos salarios. Así que Mónica Rossi Palomar, 55 años, diplomada en Trabajo Social y trabajadora social de profesión atesora un perfil idóneo para trabajar desde el Ayuntamiento en un proyecto que cambie esta inercia en Huelva.

https://twitter.com/monicarossipal/status/1658820682170392576?s=46&t=NyjTPJW-hK5NcC_W2KvffA

Lectora empedernida, incluida la novela negra, a Mónica Rossi le gusta usar de referente a las mujeres de clase obrera que afrontaron los años de la Revolución Industrial. Aunque no huye de otras letras, como las letras fantásticas y las lecturas feministas.

Aficionada al cine, fan del contestatario Ken Loach y apasionada del cine español tiene un truco para relajarse en esta vorágine política: “Me gusta tejer lana”. Le vine de los tiempos de su abuela, así que coge aguja y la emprende a mandobles con bufandas y vestidos.

Prefiere la canción de autor y tararea letras de Silvio Rodríguez, Mercedes Sosa, Rozalen o Carlos Cano. Son voces que le recuerdan los momentos de lucha, que también los hay. Y si busca la calma, la música clásica o Sinatra. No olvida el flamenco, al contrario. Para ello escucha a Rocío Márquez. En su carta de aficiones también están todo tipo de actividades, desde el teatro a la poesía y el Taichí, técnica oriental que ayuda a la relajación.

De las cosas pendientes que dejó en la vida, montar en bicicleta.

Guarda Mónica Rossi una curiosa ascendencia italiana a través de su padre, en Verona. Una mezcla que, junto a sus raíces maternas gallegas, le empuja a viajar por lugares y espacios de su vida más cercana.

Cuenta Mónica Rossi que en esos viajes le impresionó como en las iglesias católicas de la bretaña francesa se recuerda a los asesinados por el fascismo, a los integrantes de la Resistencia, a judíos deportados y soldados. Y le sorprende... porque en España pasa lo contrario, se oculta a esta gente que dio su vida por l libertad.

Mónica es una enamorada del mar y prefiere los horizontes costeros a las ciudades de interior  y reconoce que le costaría trabajo adaptarse.

Mónca Rossi es familiar.  Mucho. Le encanta cantar y hasta hace sus pinitos junto a su padre, que está en el coro de la parroquia. Y se arranca por ‘Sole mío’. Es una forma más de disfrutar de su tiempo y sus espacios, junto a su familia, sus padres, su marido y su hijo y su pareja.

Reconoce que no le gusta hacer planes a largo plazo y vive lo más cercano.

Una faceta un tanto desconocida para el gran público de Mónica Rossi es la de persona profundamente creyente. “La fe en Dios me impulsa a luchar por la justicia, independientemente de que entiende pecados y errores de la iglesia”.

Pertenece a la Hermandad Obrera de Acción Católica, un colectivo que se ubicó al lado de la lucha obrera en unos tiempos en los que el poder y la curia española se situaron al lado de los golpistas. Precisamente en esas reuniones con los curas obreros se forjó la persona que es hoy. Hija y nieta de obreros pudo estudiar y formarse gracias a lo público por eso lo defiende en estos tiempos que corren en los que se comercializa hasta con la sanidad o la educación.

Ahora, Mónica Rossi, quiere que en Huelva haya otra forma de hacer las cosas y se cuide a su gente.

Comentarios