miércoles. 24.07.2024
El tiempo

Juan José Iglesias: "guardo un buen recuerdo del respeto que manteníamos entre los distintos grupos municipales"

Se acerca hoy a esta ventana pública Juan José Iglesias, un onubense que nació en un pueblo de Asturias llamado Trubia
Juan José Iglesias: "guardo un buen recuerdo del respeto que manteníamos entre los distintos grupos municipales"

Se acerca hoy a esta ventana pública Juan José Iglesias, un onubense que nació en un pueblo de Asturias llamado Trubia, municipio muy importante en los años 1950 y 1960 por tener una fábrica militar, dedicada a la fabricación de armamento militar. En el año 1961 su familia se trasladó a Sevilla y en 1966 nos vinimos a Huelva, aquí terminó su bachiller y estudió en el Politécnico de la Rábida la carrera de Ingeniería Técnica Industrial en la rama de Mecánica, en la rama de construcción de maquinaria. Una vez terminada la carrera entró en Montajes Nervión en la construcción de Amoniaco Urea en Huelva, pasando de trabajar en esta empresa a la plantilla de Explosivos Rio Tinto hasta el año 1992 que me fui a trabajar al Ayuntamiento de Gibraleón, alternando como concejal del Ayuntamiento de Huelva y en 1995 al ganar las elecciones municipales, me correspondió la función de teniente de Alcalde de Cultura y Festejos.

Padre de dos hijos y con cinco nietos.

Cuando me pongo en contacto con él para echar un ratito de conversación, y que los lectores de diario de Huelva conozcan sus puntos de vista, especialmente de la situación actual, acepta y este es el resultado.

P - ¿Qué opinas de la situación que estamos viviendo? 

Esta situación que estamos viviendo no es una cuestión que hemos buscado, sino que nos la han dado transmitido o nos lo han contagiado por intereses internacionales de los cuales poco nos van aclarar de cómo surgió, lo triste de todo esto es que la pandemia se ha llevado de esta vida a muchas personas que deberían seguir compartiendo sus vidas con todos sus seres queridos que muchos de ellos no lo han podido acompañar al final de su vida.

¿Cómo crees cambiará la vida tras la pandemia y, especialmente, en Huelva? 

La verdad que nos estamos acostumbrando a vivir de forma distinta como lo hemos hecho hasta ahora y pensar que este virus va a vivir con nosotros como vive la gripe u otras enfermedades y aprender a tener mucho cuidado y mucho respeto a todas las medidas de seguridad que nos propongan los expertos y los sanitarios, porque la salud es el mayor don que puede tener nuestra vida para poder disfrutar de ella. Creo que las grandes aglomeraciones deberían anularse para evitar los contagios.

¿Habrá más olas de contagios? 

Todo dependerá de las medidas que se adopten y se hagan rápido y que dichas medidas se tomen por parte de nuestros gobiernos antes de que sea demasiado tarde y nos adelantemos a las posibles olas que puedan venir y estar preparados.

¿Qué te parecen las vacunas? 

No entiendo el revuelo que se está haciendo por parte de los negacionistas oponiéndose a la vacunación, llevamos vacunándonos de la gripe, como de otras muchas, y nadie dice nada, es libre el ponerla o no, es evidente que no entiendo el debate y sobre aquellos que trabajan en la sanidad que están expuestas al contagio deberían de vacunarse y al resto de la población debería que lo haga quien quiera y creo que la mayoría si quiere la vacuna pero son silenciosos se escucha más a aquellos que se manifiestan y protestan.

¿Qué te parece la labor de los políticos ante esta pandemia? 

Con los datos que nos han ido diciendo y ese Comité de Expertos, que aún no conocemos, y que cada día cambia de opinión creo que a nivel nacional deja mucho que desear y por la parte autonómica hay muchos gobiernos que tienen dos frentes, uno el Gobierno Central y otro la propia pandemia, y por otra parte, algunos de los ayuntamientos dejan mucho que desear.

¿Qué proyectos tienes cara al futuro? 

Estoy en el periodo laboral más feliz de mi vida, sin tener que poner despertador ni aguantar a jefes y subordinados, vivo la vida feliz de mi jubilación y disfrutar de mi hijo y mis cinco nietos.

¿Por qué Huelva no despega de una vez por todas? 

Huelva es una provincia que te enamora, te engancha, te absorbe y te hace vivir con una calidad de vida en la que te hace sentirte feliz, como yo digo que la provincia de Huelva es la joya de Europa, eso lo sabemos los que queremos a esta tierra, pero para mostrarlo al resto del mundo hace falta buenos gestores y políticos que puedan y quieran apostar por todo esto.

 ¿Qué significa para ti Huelva? 

Huelva para mí es y será mi guía mi luz y tener una forma de vida distinta a la mayoría de sus ciudades. Tiene el encanto de ser pequeñita en población, pero enorme en otros muchos valores y esto te lo dice alguien que no nació aquí, pero que se siente como si así hubiese sido. En Huelva mis padres y uno de mis hijos fallecieron y eso lo llevo en el corazón y soy más de Huelva que un choco.

¿Qué recuerdos guardas de tu etapa como edil municipal en la capital onubense? 

El mejor recuerdo fue servir al pueblo de Huelva sin tener en cuenta la ideología, recuperar nuestras fiestas y nuestra universidad de calle, como fue la Cultura de los barrios con el aumento de alumnos y de cursos y el respeto que manteníamos entre los distintos grupos. Fue una etapa muy bonita y muy satisfactoria a esta ciudad que tanto le debo por lo que me ha dado.

¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

De niño solo pensabas en jugar en medio de la calle, por la falta de coches, decían que los niños venían a este mundo con un balón de fútbol y pensabas en eso, en ser futbolista, pero quedó sólo en proyecto por los traslados durante mi infancia, aunque estuve cerca de dedicarme al fútbol ya que cuando la familia salió de Asturias el Real Oviedo hablo con mis padres para quedarme allí, pero mis ellos se negaron. Eran otros tiempos.

¿Tus mejores y peores recuerdos profesionales? 

Mi mayor satisfacción ha sido los años que he estado como edil del Ayuntamiento de Huelva, fue una época muy bonita trabajar para tu ciudad y atender a todos los ciudadanos que te necesitaban y cuando había en el Gran Teatro alguna función ver el patio de butacas y los palcos llenos y dándote la enhorabuena por traer a Huelva espectáculos que nunca habían visto, era una satisfacción plena. Los peores fueron cuando había un accidente laboral, esos momentos eran muy duros.

¿Quiénes han sido tus referentes? 

No he tenido referentes que me marcaran en mi vida, solo una persona consiguió hacerlo, esa persona era mi padre en cuanto a trabajo y la vida en familia, me transmitió tantos valores que me han marcado.