domingo. 21.04.2024
El tiempo
Made in Huelva

Fran Vázquez: "La radio me ha hecho decantarme por el periodismo"

Me hace ilusión que se asome hoy a esta ventana pública Francisco Manuel Vázquez Rodríguez, al que popularmente llaman Fran Vázquez, al cual conocí a través de la Cadena COPE, con el que comparto espacio microfónico cada 15 días comentando los partidos del Recreativo, lejos del estadio del Decano del Fútbol Español. 
Fran Vázquez
Fran Vázquez
Fran Vázquez: "La radio me ha hecho decantarme por el periodismo"

Fran, al que de pequeño llamaban por su abuelo Curro como “Currito”, nació el 27 de septiembre del 2004, en Huelva, cursó sus estudios de primaria en el CEIP Prácticas de Huelva y, posteriormente, la ESO y Bachillerato en el IES Alonso Sánchez. 

Actualmente, cursa Periodismo en la Universidad de Sevilla. A los 16 años empezó su andadura por las ondas, concretamente en Hispanidad Radio, en la que fue componente del equipo del programa cofrade “¡A la Gloria!”, que se emitió en la temporada 2020/2021. En esa época comenzó a colaborar con la misma emisora como fotógrafo, lo que le llevó más tarde a trabajar en el periódico digital SportsHuelva.com, en el que ha cubierto acontecimientos deportivos como fotógrafo, redactor, narrador y comentarista las temporadas 21/22 y 22/23 del Recreativo de Huelva. En la Cuaresma del año 2022 se incorporó al programa de “Cofrades en COPE”, en el que sigue participando actualmente, además de haberse incorporado en la presente temporada al equipo de "Tiempo de Juego", estando de comentarista a pie de campo para los partidos del Decano. 

Narrando un partido de fútbol
Narrando un partido de fútbol

Fran es un buen tipo, que tiene un gran sentido de la amistad, "semanasantero", recreativista, rociero, persona afable, cordial, comprometido, empático, familiar, optimista por naturaleza, servicial y muchas cosas más que le llevan a ser una muy buena gente. 

Cuando le propongo esta entrevista le hace ilusión y acepta del tirón, aunque tienen que pasar unos días hasta que se materializa, la cuál la empezamos así:

P, - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - La verdad que resulta un poco atípica la pregunta, porque creo que los más jóvenes no estamos acostumbrados a ello. Yo he crecido como todo niño de las últimas décadas, un poco alejado de los problemas que atormentaban a los mayores, tales como las crisis, subidas de impuestos, falta de empleo… Pero ahora que uno crece y que, sobre todo, su vocación le requiere que esté puesto al día, se da cuenta de la realidad que hay y vivimos, por ello resulta extraño. Acabamos de superar, hace escasos años, una pandemia mundial, y ahora convivimos con una guerra en nuestro continente. Al final, para un joven como yo, es estar reviviendo lo que ha estudiado tantas y tantas veces en los libros de historia del instituto, por eso cuesta asimilar esa realidad en pleno siglo XXI.

P. - ¿Cuál ha sido la mejor y peor decisión de tu vida? 

R. - He tenido que tomar muchas decisiones en mi vida pero, sin duda, la que más repercusión ha tenido fue dar el paso al frente para hacer radio. De niño he tenido varios sueños, como ser bombero, arquitecto o fisioterapeuta, como mi abuelo, pero siempre había tenido el gusanillo de hacer algo de radio. Sin embargo, no esperaba que fuera a llegar tan pronto, pues sólo tenía 16 años y estaba en 4º de la ESO, pero dar el paso al frente me hizo ver que era lo que verdaderamente me apasionaba. También hay otra importante, mi abuelo Curro, en el año 2017, me incitó a que saliera con él vestido de chaqueta en Semana Santa. Yo le dije que no, pero al año siguiente me insistió de nuevo y le dije que sí. Suerte que lo hice, porque pude disfrutar con él de su última Semana Santa en vida.

Con Dani Fontenla
Con Dani Fontenla

Por otra parte, no recuerdo haber tomado una decisión mala con graves repercusiones, así que diría que ninguna.

P. - ¿Podrías vivir sin teléfono móvil?

R. - Actualmente te diría que no. Mi vida ha cambiado casi por completo en los últimos meses y lo que más me ha repercutido ha sido salir de casa para estudiar fuera. Al principio sonaba muy bien, pero cuando ocurre te das cuenta de lo bien que se está en casa de uno. 

Por eso, este cambio hace que eche de menos mi hogar y la gente con la que compartía mi vida cotidiana, por tal motivo tengo la necesidad de estar en contacto con mi familia y mis amigos de Huelva.

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro?

R. - Sin ninguna duda, tengo centrada casi toda mi atención en lo laboral, aparte de los estudios. Soy consciente de la suerte que tengo al poder estar colaborando a mi edad con uno de los medios más importantes de España y de contar con un pequeño, pero intenso, recorrido en esto de los medios de comunicación. Por ello, quiero seguir dedicándole tiempo y mejorando, aunque el haberme ido a vivir fuera de Huelva me esté privando de hacerlo más a menudo, pero siempre que lo realizo lo hago con unas ganas tremendas. Por tanto, mi mayor proyecto ahora mismo es convertirme en quien quiero ser. También quiero comprarme un coche, pero esto es ya a un poquito largo plazo. 

Con compañeros de COPE Huelva
Con compañeros de COPE Huelva

P. - ¿Qué te indujo dedicarte al periodismo? 

R. - Pues es una historia muy larga pero curiosa. Desde niño siempre había escuchado la radio en el coche cuando íbamos al campo, a la playa, o volvíamos de cenar los fines de semana… Pero la mayoría de las veces siempre se escuchaba un partido de fútbol, y a mí me encantaba. De hecho, cuando jugaba de pequeño a fútbol, era yo el que me montaba mi propia película y narraba mi partido. Es más, al FIFA siempre he jugado con los comentarios desactivados, y jugaba con mi hermano mientras yo narraba y él comentaba. Pero sin duda, cuando ya adquirí más madurez es cuando llegó un día mi gran amigo y hermano Dani Fontenla con la propuesta de gestionar un perfil de Instagram dedicado al mundo cofrade. Es ahí dónde me di cuenta de lo bonito y apasionante que es informar. Ya de ese perfil pegamos el salto a la radio, y el resto del camino pues ya lo ves.

P. - ¿En qué medio te sientes más cómodo? 

R. - Por suerte, a mi edad he podido desempeñarme en varios medios, tanto en radio, como prensa escrita y televisión. Me gustan todos porque algo que me han enseñado es que en esta profesión no se le puede cerrar las puertas a nada. Pero si me tuviese que quedar con alguno sin duda sería la radio. Como diría el gran Pepe Domingo Castaño: “la radio te aporta la inmediatez que no tiene la prensa escrita y la naturalidad que no tiene la televisión”. Además, es el medio en el que más he crecido y estoy creciendo actualmente, y me siento muy cómodo.

P. - ¿Qué tiene de apasionante tu profesión? 

R. - Muchas cosas. Te permite estar en sitios privilegiados, te exige estar al tanto de todos los detalles, sobre todo del día a día, y lo más importante, algo que he aprendido en estas dos últimas Semanas Santas: "la magnitud de lo que cuentas es mayor de lo que crees porque sólo con algo tan simple, y a la vez tan complejo, como la voz puedes llegar al corazón de muchas personas". Además, te permite rodearte de grandes personas. En COPE no sólo he encontrado compañeros, sino también amigos. Creo que es una suerte y algo que todo el mundo debería experimentar. Hay muchos momentos de adrenalina, de hacerlo todo con el tiempo en contra, pero sin duda siempre merece la pena porque es una profesión que se disfruta más que se sufre. Ahí está la vocación.

P. - ¿Qué noticia te gustaría dar mañana mismo? 

R. - No me puedo quedar con una. Me gustaría informar que el Domingo de Ramos no lloverá o dar la noticia del ascenso del Recre a segunda división A. Hasta el momento son las dos cosas que más acaparan mis pensamientos actualmente.

P. - ¿Qué entiendes necesita Huelva para progresar más adecuadamente? 

R. - Necesita el amor propio de su gente, de los que ya están y de las juventudes venideras que serán el presente de nuestra ciudad. Si a Huelva no la quieren los onubenses, ¿quién la va a querer? La clave está en luchar por nuestros intereses, alzar la voz por unas infraestructuras dignas y en igualdad a lo que se ofrece a otras provincias de Andalucía. 

Necesita que pongamos en valor su patrimonio, sus rincones de ensueño, su luz, su gente, su cultura… Y que la presumamos. Su gente es la que puede y debe marcar la diferencia. Entonces es cuando comenzaremos a progresar.

P. - ¿Qué significa para ti el Recreativo de Huelva? 

R. - El Recreativo para mí es una filosofía de vida. Es ver las cosas desde un punto de vista distinto, verse reflejado en los colores de una bandera, identificarse con la gente que lo apoya y, sobre todo, uno de los mayores símbolos de mi tierra. El Recreativo es más que un sentimiento, es una manera de sentir diferente al resto, es algo que va adherido a nuestras vidas desde que nacemos. Así nos lo inculcan y ya no te puedes deshacer jamás. Es un motor de mi vida.

P. - ¿Qué recuerdas de tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - Recuerdo muchas cosas… Aprendí a jugar a fútbol en la plazoleta del estadio antiguo con mi abuela, los paseos con el perro, irme a pescar con mi abuelo Curro, los veranos en Rota, en Punta Umbría, Mazagón… Los partidos de fútbol en el colegio o las tardes largas en la plazoleta jugando a fútbol. Son recuerdos que van de la mano de la familia y los amigos. De niño soñé con ser muchas cosas, pero especialmente quise ser futbolista, pero me ha quedado claro que se me da mejor verlo desde fuera.

Con su padre
Con su padre

Como te he comentado antes, también quise ser bombero, e incluso arquitecto o fisioterapeuta como mi abuelo Curro, que tantos años estuvo en el Recreativo. Finalmente, la radio me hizo decantarme por el periodismo y no me arrepiento para nada de mi elección.

P. - ¿Qué consejos te han dado tus padres y qué no olvidas?

R. - Que no debo ser segundo plato de nadie, que mire siempre por mí antes que por lo demás y que siempre haga lo que a mí me guste, sin preocuparme de lo que la gente piense.

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas el tiempo libre?

R. - Mis aficiones son jugar al fútbol y la fotografía, aunque la tengo un poco apartada desde que me vine a vivir a Sevilla, pero siempre que puedo aprovecho para sacar algo. Y el fútbol más de lo mismo, sólo que este lo suelo aparcar en fechas cercanas a la Cuaresma por cuestiones físicas. Cuando tengo tiempo libre suelo aprovechar para salir a andar con música puesta, a veces con el perro o con buena compañía. Me gustan esos ratos porque me ayudan a despejarme y a pensar en otras cosas.

En el Rocío
En el Rocío

P. - ¿Con qué personaje te gustaría compartir una cena y qué le preguntarías?

R. - Es una pregunta difícil. Hay muchas personas a las que admiro y que despiertan carisma, pero puesto a pedir creo que me quedaría con Leo Messi, mi ídolo de siempre junto a David Villa. Me interesaría por la persona que hay detrás del futbolista, el más personal, y cómo ha gestionado su fama.

P. - ¿Quiénes son tus referentes personales y profesionales? 

R. - Mi referente personal mi abuelo Curro, sin duda. Una persona muy conocida en Huelva y muy querida, todos tenían buenas palabras hacia él, y en el mundo de las cofradías más de lo mismo. Gran parte de lo que hago hoy es gracias a él. 

Referentes profesionales tengo varios: Rubén Martín de COPE, lo admiro por su capacidad de transmitir con el corazón y de manera imparcial, Carlos Martínez, un profesional con una carrera larguísima, habiendo narrado los partidos más grandes de la última década. También José Sanchís, que me parece uno de los mejores narradores de España.

P. - ¿De qué te arrepientes? 

R. - No soy una persona de arrepentimientos. Siempre pienso que las cosas se hacen porque a uno le sale hacerlo. Podrá estar mejor o peor, pero siempre tiene que salir de uno y actuar en consecuencia a ello. Si me tengo de arrepentir de algo es de haber hecho ciertas cosas para satisfacer a otras personas en vez de a mí mismo.

P. - ¿Dedicas mucho tiempo a las redes sociales?

R. - Le dedico bastante, pero gran parte de ese tiempo es para mantenerme informado de asuntos que me convienen y saber qué es lo que ocurre a mi alrededor. También gestiono varios perfiles, como el mío de fotografía o el de mi Hermandad de la Redención, a lo que hay que dedicarle tiempo para preparar contenido y demás. Pero realmente usarlas como ocio sólo lo hago un rato por las noches.

FRAN, ha sido una gozada echar este rato de charla contigo. Sigue luchando y trabajando por tus proyectos e ilusiones que todo es cuestión de constancia, trabajo y buenas maneras. 

Comentarios