domingo. 21.04.2024
El tiempo
Made in Huelva

Bendita la rama que al tronco sale

Está claro que la Decanomanía está en auge desde hace muchos años.
Diego Carrasco con su padre, Antonio Carrasco
Diego Carrasco con su padre, Antonio Carrasco
Bendita la rama que al tronco sale

Y va creciendo, afortunadamente, por lo que cada día son más los padres, madres, abuelos, abuelas, titos, titas... que, cuando juega el Recreativo en el estadio del Decano del Fútbol Español, se llevan al coliseo a sus hijos, nietos, sobrinos.... Lo que lleva consigo que la afición albiazul tenga asegurado un buen porvenir, y que incluso hay personas que viviendo lejos de nuestras fronteras provinciales no dudan en pegarse un buen montón de kilómetros para venir con sus menores a animar al Recreativo. 

Como muestra ello, como botón de muestra, y dejando claro que "bendita la rama que al tronco sale" o que "al arbolito desde chiquitito", este pasado fin de semana, en que los chicos de Abel Gómez han jugado a las 12 de la mañana contra el Mérida, he podido saludar entre otros al jefe de prensa del Ayuntamiento capitalino, Antonio Carrasco Coronel, quien llevaba en carrito a su pequeño hijo Diego, que con todo el arte del mundo, cada vez que se le pregunta de qué equipo eres dice muy clarito que es del Recre. 

Por otra parte, en un palco del Nuevo Colombino, durante el descanso del partido entre onubenses y emeritenses pude saludar a un grupo de padres que estaban con sus hijos disfrutando de lo lindo, pues en los primeros 45 minutos el Decano ya ganaba por tres goles a cero, por lo que los más pequeños estaban eufóricos. 

rbt
Grupo de jóvenes aficionados

De tal forma, está fomentando recreativismo Jesús Ropiñon, quien estaba con su hijo Mateo. Sergio Santos disfrutaba viendo a su pequeñín Guille cómo estaba contento con la victoria de los albiazules. Lolo Hernández estuvo acompañado por su hija Miranda. José Moscoso le contestaba a su hijo Manuel todo lo que le preguntaba del partido, y es que la curiosidad es grande. Por su parte, Javier Hernández disfrutaba viendo a su hijo Javi celebrar los goles del Decano. 

Gael Gabari Camacho con su abuelo
Gael Gabari Camacho con su abuelo

Mi nieto, Gael Gabari Camacho, eligió en esta ocasión una bufanda de la peña Recreativista La Canoa para asistir al partido, y durante los 90 minutos no dejó de pregúntame por todos los jugadores, comentándome que los dos que más le había gustado eran Antonio Domínguez y Josiel Núñez, aunque el remate en tijeretas del jugador del Mérida, Manuel Bonaque, fue el que más le gustó.

Antonio Izquierdo con sus hijos
Antonio Izquierdo con sus hijos

Mucho mérito tiene Antonio Izquierdo López, un choquero que desde el 2003 vive en la localidad cordobesa de Puente Genil, pero cada vez que puede coge carretera y se presenta en Huelva con sus hijos, Antonio y Elena del Rocío Izquierdo Lucena, para presenciar los partidos del Recre, lo cual deja a las claras el amor que le tiene al Decano del Fútbol Español. 

El pequeño Antonio, a sus 9 años, me contaba que está jugado al fútbol en un equipo de Puente Genil, que lo hace en el centro del campo y que es un buen marcador, deseando seguir creciendo y algún día militar en el Club Decano.

Emilio de la Rica con su nieta Lucía
Emilio de la Rica con su nieta Lucía

Al que fuera jugador y gerente del Recreativo de Huelva, Emilio de la Riva, lo encontré radiante de felicidad, con una sonrisa de oreja a oreja, llevando en brazos a su nieta, Lucía Domínguez de la Riva, con su camiseta azul y blanca puesta y, como no podía ser de otra forma, con el nombre de su abuelo en el dorsal. 

Lucía, con sus nueve meses, es abonada al Recreativo desde el primer día, y fue este pasado domingo cuando acudió por vez primera al estadio. Estaba siempre sonriendo y sorprendida de cuanto ocurría a su alrededor y, como no podía ser de otra manera, a su abuelo había que ponerle un babero, disfrutando con su primera nieta. Los aficionados que estaban alrededor de Emilio le decían que la llevara más veces, pues le ha dado suerte a los chicos de Albel Gómez, no en vano un 3-0 no se produce habitualmente en el coliseo albiazul. 

Por cierto, a mi me recordó Lucía a su madre, Gema de la Riva, que de chica era de lo más risueña. 

En definitiva, que bendita sea la rama que al tronco sale. 

Comentarios