martes. 27.09.2022
El tiempo

1 de Mayo: radiografía del mercado laboral de Huelva ante la crisis del coronavirus

La provincia afronta el escenario de incertidumbre con más de 4.200 ERTE, más de 32.000 trabajadores afectados y una excesiva dependencia del sector turístico, el más castigado por la crisis
1 de Mayo: radiografía del mercado laboral de Huelva ante la crisis del coronavirus

Este Primero de Mayo, Día del Trabajador, se presenta tan diferente como incierto. Sin manifestaciones en la calle, con reivindicación virtual y con un panorama desolador por la mayor crisis sanitaria de la Democracia que ha propiciado una caída de la economía española entre enero y marzo del 5,2% , una cifra que no se daba desde la Guerra Civil. Y el Banco de España prevé retrocesos de más del 13% en los próximos meses.

Huelva afronta este escenario de incertidumbre con una tasa de paro del 19,42%, 46.900 parados antes del estado de alarma y una economía excesivamente dependiente del sector turístico, el más afectado por la crisis, que representa el 12% del PIB y del que viven 17.000 trabajadores. Pero las cifras no reflejan la realidad al no contar a los trabajadores afectados por un paro temporal amparado en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El hotelero, la restauración y el comercio son los sectores más afectados por la Covid-19 en Huelva. Hasta el momento, de los más de 4.200 ERTE presentados en la provincia (más de 32.000 trabajadores afectados), 738 corresponden a bares, con 2.344 empleados, y 328 restaurantes y puestos de venta de comida han recurrido a estos ERTE para 1.631 trabajadores. En los hoteles, se han presentado 127 expedientes para regular a 591 empleados, según los datos de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta.

El comercio no sale mejor parado. En tiendas de ventas al por menor hay 1.324 trabajadores suspendidos temporalmente a través de 471 expedientes; y en establecimientos de estética y peluquerías 410 empleados se han quedado sin trabajo mediante 209 ERTE, una cifra que aumenta hasta las 572 personas (179 expedientes) en el caso de los servicios médicos y odontológicos y a 535 trabajadores en los talleres de mantenimiento de vehículos, que han hecho 162 expedientes desde que comenzó la crisis del coronavirus. La suspensión de las clases por el obligado confinamiento ha propiciado la pérdida de 728 empleos en la provincia de Huelva mediante 100 ERTE.

La capital es, lógicamente por volumen de empresas y de trabajadores, la más afectada por los ERTE, con 1.576 y 2.751 desempleados temporales. A Huelva le sigue Lepe, con 280 expedientes solicitados y 889 trabajadores afectados; Almonte (224 solicitudes y 770 parados temporales), Ayamonte (213 expedientes y 708 trabajadores afectados), Isla Cristina (178 expedientes para 628 empleados), Punta Umbría (160 solicitudes y 887 parados), Valverde del Camino, donde hay 639 trabajadores incluidos en 157 ERTE; Cartaya, con 165 expedientes temporales que afectan a 705 trabajadores; Bollullos (154 expedientes y 855 desempleados), Moguer (137 solicitudes para 662 trabajadores), Aracena, donde hay 473 parados en 124 ERTE, Aljaraque (506 personas incluidas en 113 expedientes) y Palos de la Frontera, donde se han presentado 105 solicitudes con 581 desempleados.

Los datos dibujan un negro panorama en una provincia con una gran dependencia económica del sector servicios. Desde la Delegación de Empleo ven difícil hacer una valoración de futuro porque "todo va a depender de cómo se desarrollen las cuatro fases de desescalamiento, la gran preocupación es intentar paliar el impacto en la hostelería y la restauración". La Junta pretende que la economía no esté mucho tiempo parada y propone que Andalucía se adelante en las fases de desescalada al ser una de las comunidades menos afectadas por la Covid 19.

Los empresarios turísticos no están de acuerdo con las fases establecidas por el Gobierno para la vuelta a la normalidad. La Federación Onubense de Empresarios tacha de "ridícula y caótica" una desescalada que establece un aforo del 30% en las terrazas a partir de la fase 1, algo que “literalmente es inviable para el negocio”. Mantener abierto un alojamiento turístico supone "un coste inasumible para el empresario", sin opción a poder tener clientes de otras provincias, por lo que la mayoría optará por esperar a la fase menos restrictiva. El hecho de no poder salir de la provincia ha sido criticado por la Junta de Andalucía, por cuanto la gente no suele acudir a recintos hoteleros dentro de su misma provincia.

Los sindicatos reconocen que el efecto del coronavirus está siendo demoledor para el turismo. Tanto CCOO como UGT han pedido al Gobierno que priorice la salud de las personas antes que la actividad económica, pero que tampoco se quede nadie en el camino y que se haga mediante el diálogo social con empresarios y sindicatos. Piden, junto a los empresarios, dotar de mayor flexibilidad a los ERTE por fuerza mayor para que las empresas puedan gradualmente adaptarse a las nuevas circunstancias que van a ir marcadas por las distintas fases de la desescalada.

El secretario general de CCOO Huelva, Emilio Fernández, señala que la economía de la provincia "va a sufrir un fuerte deterioro y no vamos a consentir que se precarice más el empleo, estaremos vigilantes para que estos ERTE no se conviertan en ERE y vamos a pedir al Gobierno un plan especial de activación económica para provincias especialmente sensibles, como Huelva".

El secretario general de UGT Huelva, Sebastián Donaire, apuesta por un plan de reindustrialización consensuado con los agentes sociales para hacer más atractiva Huelva a la llegada de nuevas industrias. "La industria no ha notado la crisis y es la que ha salvado al país poniéndose a fabricar mascarillas y equipos de protección". Pide también la implantación en mayo de la renta mínima vital, ya que "más del 40% de los desempleados en Huelva no tiene ninguna prestación. Tenemos por delante meses complicados, hay que empezar a crear mesas de diálogo con planes específicos de empleo para los colectivos más vulnerables y, si no hay empleo, ayudas económicas para que las familias puedan sobrevivir".

Donaire defiende un impuesto Covid para las grandes fortunas: "Quien más tiene debe pagar más. Si no hubiera habido recortes en sanidad, la Comunidad de Madrid no estaría como está. Ahora es el momento para los que más tienen de demostrar que están con la gente".

Por su parte, el sindicato CSIF reivindica que el peso de la crisis no recaiga exclusivamente sobre las espaldas de los trabajadores y urge a una "reestructuración del modelo productivo español para caminar hacia otro que se apoye en empresas más competitivas en el ámbito internacional, base de un crecimiento a largo plazo, sostenible y equilibrado".

1 de Mayo: radiografía del mercado laboral de Huelva ante la crisis del coronavirus