sábado. 24.09.2022
El tiempo

Cinco años ya de la "primera piedra" de Isla Chica

Cinco años ya de la "primera piedra" de Isla Chica

La zona sigue sin obras, ni avances y lo más que se ha conseguido es una zona de aparcamiento que, cuando llueve, se llena de charcos. 

Este mes de febrero se han cumplido cinco años desde que el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, colocara la primera piedra del proyecto urbanístico de Isla Chica. Fue un 9 de febrero de 2009. En todo este tiempo nada ha cambiado en el solar del antiguo Estadio Colombino. Ni obras ni nuevos servicios. Solo un parking en una zona semiabandonada, barro cuando llueve y roedores que indignan a los vecinos.

Un centro comercial y de ocio, un hotel, 36 viviendas modernas y de diseño, un centro de salud, aparcamientos, un edificio sociocultural y recorridos peatonales en un gran espacio urbanístico de 51.072 metros cuadrados y 38.000 metros cuadrados de zonas verdes configuraron la gran promesa electoral de Pedro Rodríguez con la vista puesta en la cita con las urnas del año 2011.

Un cartel recuerda allí lo que se prometió en un acto que el Ayuntamiento de Huelva organizó "a los grande" con muchos ilustres invitados y en el que no se escatimaron gastos para que vecinos y comerciantes se ilusionaran con poder contar con la que sería la mejor zona de Huelva.

Tras resolverse toda la pelea judicial que sobre este proyecto mantuvieron el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía por la falta de diálogo en torno a un proyecto clave para esta zona de Huelva, en pleno inicio de la crisis el proyecto de Isla Chica se presentó por el equipo de gobierno como la gran salvación de la ciudad.

Hoy cinco años después no hay inversores para el centro comercial. Varias disputas entre la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Huelva y los comerciantes de Isla Chica que querían liderar el proyecto han ido retrasando la propuesta de éstos. La llegada de otros centros comerciales a Huelva y su puesta en funcionamiento hacen hoy inviable otra iniciativa más comercial en una ciudad de 150.000 habitantes. El proyecto está casi liquidado.

Tampoco nada se sabe del centro de salud, sin duda la petición más exigida por los vecinos de la zona. Si el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía han sido capaces de ponerse de acuerdo en los años de bonanza económica, pocas posibilidades hay que a corto plazo se ejecute este proyecto teniendo en cuenta los recortes.

De los demás proyectos prometidos la situación no es mejor. Las viviendas ni están, ni se le esperan. El edificio sociocultural tiene difícil encaje teniendo en cuenta las limitaciones económicas del Ayuntamiento. Y si hablamos de la zonas verdes y los senderos peatonales, todo son gastos en el desarrollo de la obra y sobre todo en un mantenimiento que cada año va a menos debido a la deuda y a los ajustes del equipo de gobierno con la empresa encargada de los parques y jardines.

Con estos datos encima de la mesa, los vecinos ya solo se conforman con que la zona esté al menos acondicionada y cuidada. Hoy en la zona noble lo mejor que hay es sólo un parking semiabandonado sobre un suelo que en estos días de lluvia de febrero solo presenta barros y charcos. En la zona cero abundan los matorrales, la suciedad, las ratas y hasta las "culebras", como denuncian los vecinos de la zona.

Los comerciantes y los propietarios de los negocios no saben ni qué decir, ni qué exigir ya. Dicen que están "hundidos" y que la lucha es "trabajar cada día 12 horas para sobrevivir". Los vecinos han perdido la esperanza. "No estamos en el centro, aunque nos convencieron cuando nos dijeron que en Isla Chica seríamos el segundo centro de Huelva. Hoy -dicen- somos nada".

Cinco años ya de la "primera piedra" de Isla Chica
Comentarios