viernes. 01.03.2024
El tiempo
Seguridad

La AUGC denuncia graves lagunas de seguridad en la Comandancia, Prisión y Subdelegación del Gobierno

La AUGC subraya que en algunas ocasiones se nombra a un solo guardia civil de protección en la Subdelegación y solo dos guardias civiles de protección en la Comandancia.
Accesos a la Comandancia de la Guardia Civil en Huelva capital
Accesos a la Comandancia de la Guardia Civil en Huelva capital
La AUGC denuncia graves lagunas de seguridad en la Comandancia, Prisión y Subdelegación del Gobierno

El coordinador de la Comisión de los Servicios de Protección y Seguridad de la Asociación Unificada de Guardias Civiles ha presentado escrito a la Subdelegada del Gobierno en Huelva, General de la Zona y Coronel de la Guardia Civil, en el que pone en conocimiento de dichas Autoridades  “la falta de Guardias Civiles que prestan servicio en el Núcleo de Servicios de la Comandancia de Huelva, encargada de la seguridad del edificio y de la Subdelegación del Gobierno".

Y señala que se está supliendo en algunas ocasiones nombrando a un solo guardia civil de protección, en la Subdelegación, y solo dos guardias civiles de protección en la Comandancia, "algo que nos parece totalmente inadecuado, y que pone en riesgo, tanto a los guardias civiles que prestan el servicio, como a los residentes en el cuartel y a la propia Subdelegación del Gobierno, a la que se ha recurrido para que intervenga en la problemática suscitada por esta falta de agentes".

Esta escasez de plantilla, se debe, señala en una nota, "a que no se están cubriendo las vacantes, que se producen en dicha Unidad y a que se están utilizando casi un tercio de la Unidad,  para lo que los responsables de la Comandancia denominan “apoyo al mando”, lo que en realidad son servicios burocráticos, o comisiones de servicio encubiertas, pero que en realidad, estos guardias civiles, dejan de prestar servicio en su Unidad de destino, para realizarlos en este desconocido destino de “apoyo al mando”.

Según la AUGC, "esta falta de agentes se pretende solucionar obligando a los guardias civiles destinados en el Centro Penitenciario a prestar servicio en la Comandancia y dejando dicho centro, con menos agentes. Para prestar la vigilancia y seguridad incluso se ha recurrido en alguna ocasión a guardias Civiles destinados en la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia, la encargada de la realización de los servicios especiales en toda la provincia, reduciendo por tanto, su potencial de servicio".

A esta situación, ya de por si grave, hay que sumar que "los guardias civiles, que pueden prestar servicio en la Comandancia y destinados en el Centro Penitenciario no tienen taquillas en los vestuarios en la Comandancia, no conocen los sistemas de seguridad, el sistema de rayos X,  la normativa interna de la Unidad, el plan de seguridad, no han sido evaluados los riesgos laborales de dicho servicio, al no estar destinados en la Unidad, e incluso tienen que trasladarse en solitario, en un furgón de presos, del Centro Penitenciario, hasta la Comandancia y regresar en solitario".

Asimismo ocurre con los de la Unidad de Seguridad Ciudadana. Y en cuando a la mayoría de las carencias señaladas se ha utilizado a una Unidad muy preparada en cuestiones de Seguridad Ciudadana para un servicio de seguridad que no es de su competencia, indica la AUGC en un comunicado enviado a diariodehuelva.es.

"Todo este problema de falta de agentes tiene una solución y está prevista en la norma interna que tiene la propia Guardia Civil, pero que los responsables de la Comandancia incumplen sistemáticamente, sin que nadie le dé una solución, ni los mandos superiores, ni la Subdelegación". Al respecto, la AUGC pone de manifiesto la Orden General Del mando, disciplina y régimen interior de las Unidades establece:

El Jefe de Acuartelamiento, elaborará y actualizará el Libro de Normas de Régimen Interior y el Plan de Seguridad del acuartelamiento teniendo en cuenta la participación de todas las unidades alojadas en la Comandancia.

En aquellas Bases o Acuartelamientos que no dispongan de Unidad de Servicios expresamente dedicada a prestar los de Seguridad, o en aquellos casos en que el personal en ella destinado sea insuficiente para cubrir el servicio de Guardia de Seguridad, éste se nombrará, por turno, entre todo el personal, en sus correspondientes empleos, que esté destinado en las UCO alojadas en el establecimiento, o que perteneciendo a UCO,s no alojadas en el establecimiento tenga su residencia en el mismo, con las únicas excepciones del personal que por su destino específico expresamente autorice el Subdirector General de Operaciones.

Está muy claro para esta Asociación, que "si no existe personal suficiente para la seguridad de la Comandancia, porque casi un tercio de la plantilla están realizando otras funciones que no son para las que fueron destinados a la Unidad".

Según subraya la AUGC, "se ha dado el caso de que de más de 30 solo presten servicio poco más de una decena de agentes en el Núcleo de Servicios, deben prestar el servicio de seguridad en la Comandancia, las Unidades alojadas en el edificio y no aquellas que no lo están, como es la Unidad de Seguridad del Centro Penitenciario, o que se dedican a otras labores de seguridad ciudadana, con una especialización".

"Los Tribunales ya dictaron una sentencia en la Comandancia de Cádiz, con una problemática igual, donde señalaron que los servicios de la Comandancia, cuando no existe personal suficiente para su seguridad, deben efectuarlos obligatoriamente las Unidades alojadas en el propio edificio", ha explicado la AUGC..

Para la AUGC, "reviste especial gravedad cada vez que se comunica el incumplimiento de normas internas y ningún responsable revierte la situación, ni se exigen responsabilidades y así se continua mermando la seguridad de tres edificios importantes como es el Centro Penitenciario, la Subdelegación del Gobierno y la Comandancia de Huelva".

AUGC , la Asociación denunciante de estos hechos, es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en afiliación en la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).

Comentarios